fbpx

“AZUL Y AMARILLO”

el domingo 15 de mayo se juega otro encuentro del apasionante superclásico ecuatoriano, entre EMELEC y Barcelona, tradicionalmente llamado Clásico del Astillero…esta vez se lo harán en la cancha del Templo Azul, conocido oficialmente como el Capwell. La caldera sagrada de los emelecistas.

Desde que comencé a escribir en este espacio, o sea a mediados del mes de mayo del año pasado, he tenido el placer de comentar dos triunfos azules, el ultimo de visitante y de ahí tres empates, incluido el ultimo en el monumental por la primera etapa de este campeonato 2011. Los dos triunfos conseguidos por Emelec, creó un desbalance a favor del bombillo que equilibró la tabla general de partidos ganados entre sí.

Copa libertadores

Algo similar que se da a nivel de copa libertadores. Sin embargo, existe aún la pugna por la hegemonía en el monumental, ya que también en ese estadio están empatados en campeonatos, como libertadores, aunque Barcelona lleva un triunfo en ese certamen, el único de visitante, en el Capwell (1994) puesto que antes se jugaba en el modelo, pero EMELEC también gano el mismo año su partido de vuelta en el monumental, sin poder ganar aún en su propio reducto, ya que estos dos equipos no se han vuelto a enfrentar en dicho torneo internacional.

Y habrá que ver cuándo llegará la oportunidad del desquite, viendo que los amarillos han estado siendo marginados de esa competencia por algunos años, debido a su problemática institucional, algo que los azules no padecen y está siendo animador constante de esa lid continental.

Clásicos

Los clásicos, son partidos emblemáticos en cualquier parte del mundo donde se juegue el futbol, se han ganado tal distinción a fuerza de tiempo, fusionados con elementos idiosincrásicos que han revolucionado la percepción cultural de una región, tanto asi, que es claro ver la influencia en la sociedad por dichos fenómenos deportivos, convirtiéndose socialmente en un identificativo individual que aglomera mucha parte de la colectividad, y en muchos casos del todo.

Particularmente en Guayaquil se vive dicha complejidad, algo que es fácil de entender, y para ciertos escépticos (enemigos del futbol) difícil de aceptar, pero para el hombre apasionado por ese deporte, no hay mayor satisfacción que ser parte de esa contienda, de esa rivalidad que se ha forjado por los años y a pulso de una competitividad legendaria que es la esencia por la cual atrae a tantos simpatizantes transformados en hinchas o fanáticos de algún club, en este caso, sea de EMELEC o Barcelona.

Clásico

Para esta versión del clásico del astillero 2011, los papeles aún siguen en blanco, a merced del empate que se dio en el monumental, manteniéndose todavía la vacante de rey en dicho escenario, ahora, el balón rodará en la caldera bajo un manto de cierta incertidumbre, algo casi común para estos eventos, dicen que en los clásicos nadie es favorito.

Aunque en teoría siempre hay algún equipo que va con esa etiqueta, para gusto o disgusto de el. Lo que se quiere evitar con esa indiferencia, es simplemente quitarse una presión de encima y endosársela al otro, primera estrategia en juego, la psicológica. Hacerse el más débil cuando se tiene la mayor fuerza, es ser cauto, pero el futbol desconoce de lógica, muchos menos un clásico.

Equipos

Los dos equipos van bajo diferentes perspectivas, los azules, punteros únicos, los amarillos, tratando de encontrar su rumbo, desorientado hasta en su propio estadio, que ya no sabe donde esta, cosa contraria con EMELEC que viene dosificándose paulatinamente, acoplándose como rompecabezas, dando una visible y clara figura de equipo, pero sin encontrar aún ese par de piezas que le faltan para armar el equipo ideal…por ahora, tiene lo básico y le ha bastado para estar en la punta, mientras el otro está en la fase experimental.

Como una utopía, que contiene más ilusiones que certezas, un ente maldecido por sus propias negligencias…a priori parecería ser que tal desdicha seria un ventaja para Emelec, pero subestimar a un contrario es la segunda estrategia a evitar, la táctica…enfrentar al rival sin contemplaciones, sin excesos de confianza, poner lo mejor que se tiene, y buscar el resultado positivo, ya que de hacerlo sumaria tres puntos fundamentales para seguir acercándose mas a ganar esta fase.

Caldera

La caldera sagrada estará llena, saturada de azul hasta en el aire, se siente el ritmo del corazón que palpita desde ahora por gritar los goles, de vivir la fiesta de este manjar futbolero que es el clásico del astillero, donde esperamos que ese dulce sea saboreado por el bombillo, porque ese triunfo nos elevaría por encima de la decepción de ellos, no solo por ser vencidos, si no, por la impotencia de verse superados una vez más en la historia de los CLASICOS DOBLE A…

LOS CLASICOS SON LOS PARTIDOS QUE SEDUCEN A LA HISTORIA, PORQUE SON LAS BATALLAS EPICAS DEL FUTBOL…DONDE LA GLORIA TE PUEDE SER INFIEL EN CUALQUIER MOMENTO.

Escribe tu comentario usando Facebook