fbpx

<>

Por Fernando Cazón Vera para Diario Extra. Su fundador fue don George Capwell. La – caldera”, como lo llaman sus hinchas, fue escenario de partidos memorables. Ahora con un nuevo rostro.

Nuevo rostro

Los que hemos pasado ya hace – fuuuu” de tiempo la etapa de los – ticinco” (ambiguo modo de respuesta para no revelar la verdadera edad) tenemos grabada en nuestra memoria -de hormiga o de elefante- la trayectoria, historia o leyenda del estadio Capwell, ahora remodelado, modernizado, regenerado y hasta – refundado”, para usar uno que otro término municipal o político, que sustituyó al mítico estadio Guayaquil en donde se forjó el génesis de nuestro fútbol que, por supuesto, como en todas partes del mundo tuvo su punto de partida en calles y potreros.

Don George Capwell, su patrono, lo levantó cuando era gerente de la Empresa Eléctrica del Ecuador, luego o antes de también fundar el club EMELEC (siglas de la antedicha empresa) aunque no con intenciones futbolísticas, sino más bien beisboleras, ya que el país de origen de don George era la hoy llamada – Yoni”, en donde son más populares el bate o las almohadillas que la – número cinco” o los – tres palos”.

PRIMER EVENTO INTERNACIONAL

Sin embargo, habiendo adquirido el Ecuador el compromiso de organizar el Campeonato Sudamericano de Fútbol el año 1947 (certamen que hora conocemos como Copa América) precisamente teniendo por sede la Perla del Pacífico, hubo que echarle mano al Capwell, previas ciertas readecuaciones arquitectúnicas.

Y bueno, alláse cumplió el primer evento internacional de fútbol del que nos tocó ser anfitriones. Argentina trajo un súper equipo con una – banca” de primera que estaba al mismo nivel del elenco titular: Cozzi, Diano, Marante, Sobrero, Peruca, Pescia, Rossi, D´Stéfano (que después sería conocido como – la saeta rubia”), Busico, Campana, Boyé, José Manuel Moreno, Pontoni y la famosa ala izquierda de Labruna y Lostau.

Por supuesto que quedaron campeones y el equipo completo pasó a formar parte, al año siguiente, del Millonario de Bogotá, en la llamada – época dorada del fútbol colombiano” que acaparó a los mejores jugadores del continente (el Deportivo Cali cargó con la selección uruguaya y los ecuatorianos – Chompi” Henríquez y – Moscovita” Alvarez también brillaron) por no pertenecer al máximo organismo mundial de fútbol y, por ende, no sujetarse a sus reglamentos.

<>

ÉPOCA MARAVILLOSA

Y es que en el Capwell (con una capacidad aproximada de diez mil asistentes) se vivió la – época heroica” del fútbol guayaquileño con un Barcelona (con Romo en el arco, Sánchez y Benites, en la zaga; Montalván, Cantos y Marín, en la media; y en el ataque: Andrade, Vargas, Chuchuca, Cantos y Jiménez) que le ganó por tres veces al imbatible Millonario de Bogotá y con la presencia de equipos desaparecidos como Norte América, – el que jamás tembló, 9 de Octubre, Panamá, dirigido por Danton Marriot, Valdez, Patria, Río Guayas, Reed Club, entre otros que se me escapan.

Existía entonces la modalidad de campeonatos nacionales de fútbol, no a base de equipos (en ese entonces los campeonatos eran de cada ciudad) con selecciones provinciales. Pero los encuentros finales de tales certámenes estuvieron a punto de causar verdaderas – guerras civiles” luego del enfrentamiento final entre Guayas y Pichincha, como por ejemplo en Riobamba, en 1946.

El punto culminante y dramático se dio en 1946 en el Capwell, cuyo partido postrero dejó como saldo una gran balacera dentro del estadio con muertos y heridos. En vista de tales resultados este tipo de campeonatos fueron abolidos y años después, con profesionalismo, el campeonato ecuatoriano se lo viene haciendo en el país, a base de equipos.

<>

ANÉCDOTAS AL GRANEL

Muchas son las anécdotas vividas en este estadio en donde se lucieron el – Loco” Napoleón Medina, en el arco; o – Pajarito” Cantos y su – bicicleta”; – Guineo” Tettamanti y el – Loco” Pizauri, ambos argentinos del Emelec, que llegaron a Guayaquil al iniciarse la costumbre de importar jugadores foráneos; – Bomba atómica” Guzmán, con disparos inatajables cuando llevaban la dirección del arco; el – Flaco” Andrade o – Patas de chivo” Pinto”.

Concluimos el presente artículo memoria recordando el grito de tribunas y galerías para el jugador que pateaba con fuerza, pero que no era precisamente muy técnico: – No pienses…no pienses…patea nomás”.

Links Relacionados :

Fotos ampliacion Estadio Capwell Marzo 2006

http://video.qooqle.jp/#emelec”>Videos de Otilino : amor por Emelec

http://ecuador.worldcupblog.org/1/george-capwell-pioneeringamerican.html”>World Cup Blog : George Capwell Stadium

New England Revolution vs. Emelec

Wallpapers hechos por los usuarios del Foro :

En nuestro foro de discusion, el Sr. Tekk Evil, hermano de Jeffelec diseña excelentes wallpapers
para compartir con la hinchada electrica del pais entero, ingrese ahora al Foro EMELEC wallpaper donde podra ver los wallpapers, fotos y videos que comparten los hinchas.

Escribe tu comentario usando Facebook