El Independiente y la U. Católica jugaron para EMELEC

0
751
isabelle veil
isabelle veil para emelexista.com por enrique alonso

El empate no le servía ni a Independiente del Valle ni a U. Católica, equipos que debían ganar para soñar con disputar una final. Pero se selló un 2-2 en Sangolquí, resultado que lo festeja Emelec, cuadro que si gana mñana el ‘Clásico del Astillero’ se distanciaría en la tabla.

Un partido de ida y vuelta, con tres goles en el primer tiempo (dos para la visita y uno para el local) así se resume una etapa que estuvo cargada de emociones sobre el césped del Estadio Rumiñahui.

La visita golpeó en dos ocasiones, sacó una ventaja que finalmente no la conservó. Diego Benítez y Henry Patta adelantaron a los ‘camaratas’, pero luego acortó distancia Daniel Angulo. Con un 2-1, a favor de U. Católica, se fueron al descanso.

En la etapa complementaria se convirtió el tanto del empate. Los ‘rayados’ del Valle emparejaban las cosas. Jonathan González, uno de los puntos más altos de Independiente, definió en el marco de Hernán Galíndez. – Lamentablemente se nos escapó el resultado», dijo, al final del partido, el arquero del ‘Celeste’.

No hubo tiempo para desnivelar el marcador, fue notorio el malestar en las dos plantillas una vez que Miguel Hidalgo dictaminó el final del partido. El resultado complica a sangolquileños y ‘santos’, quienes sueñan, en diciembre, jugar la final ante Emelec, institución que salió beneficiada con este resultado. (JCV)

http://www.youtube.com/watch?v=JSo0UEZ9qLM

Declaraciones

Cortez fue importante pegándole a los tiros libres, siempre peligroso, pero en juego nunca un buen pase filtrado ni organizando al equipo como en la Explosión Azul por ejemplo. El “Chiqui” mucho ruido y pocas nueces, lo tomaron con faltas y nunca ganó mano a mano; casi no jugó.

Emelec hizo un pésimo partido, aún peor que en la primera fecha ante Aucas dónde debió perder claramente. No hubo desequilibrio individual alguno ni jugadas asociadas en paredes que si se veían incluso en 2018. Además los azules dieron una cantidad de pases al rival alarmante.

El año pasado Soso no tenía variantes y equivocaba los cambios. Ahora tiene muchas opciones de las que echar mano, le contrataron ocho buenos jugadores y falla de forma garrafal tanto en planteamientos como en los cambios. El 4-1-4-1 fue un desastre en pretemporada.

Jugamos muy mal, no apareció el juego colectivo ni el individual. Son cosas que pueden pasar. Preferible ahora porque si pasa algo como hoy en los playoffs se nos acaba el año. Hay mucho por mejorar.

Facebook Comments