fbpx

El volante azul, José Luis Quiñónez, aplica la de Paul y predice que el ‘Ballet’ vencerá a los ‘toreros’

Así como la Copa Mundial de Fútbol de Sudáfrica tuvo a su pulpo adivinador, Paul, el Campeonato Ecuatoriano también posee uno: José Luis Quiñónez.

El volante de corte de Emelec, a quien por su habilidad para contener las arremetidas de los rivales, extendiendo sus extremidades como si fueran tentáculos en el medio sector, apodan el ‘Pulpo’, se anima a lanzar su pronóstico para el Clásico de este domingo, ante la grabadora de FANÁTICO.

El jugador de 26 años no habita en el acuario Sea Life Centre en Oberhausen, Alemania, desde donde Paul adivinó el resultado de la última cita mundialista, Quiñónez efectúa su predicción desde el Acuario Mascotas (local B108) de Mall del Sol.

En un ambiente marino, el guayaquileño mira hacia el interior de una pecera, dentro de la cual se encuentran dos balones, uno de EMELEC y otro de Barcelona.

Entonces, sin pensarlo dos veces, este ‘Pulpo’ extiende uno de sus tentáculos y se apodera del esférico sobre el que figuran los escudos del ‘Ballet Azul’.

“Este partido lo gana Emelec”, dice levantando el balón. – Venimos con una ventaja (Barcelona no le gana desde el 14 de septiembre de 2008), pero no todos los encuentros son iguales, sabemos que este va a ser muy duro”, agrega.

En el Mundial el pulpo nunca se equivocó, ¿qué tan certero es usted?
– Ja, ja ja ojalá que le pegue y mi equipo sea el ganador”, responde el mediocampista central, que debutó en un Clásico cuando tenía 19 años.

“Yo jugué mi primer partido contra Barcelona en el 2004 de visitante. Ahí Dussan Draskovic, que era el técnico, me metió siendo Sub 20 al cambio por Héctor Carbalí; en ese tiempo estaban en Barcelona Marcelo Fleitas, Walter Ayoví e Iván Kaviedes, yo era 5, pero como expulsaron a un compañero (no recuerda el nombre) me tocó entrar de lateral izquierdo”.

Así como un pulpo puede cumplir diversas funciones con sus ocho brazos, Quiñónez es un octópodo en la cancha, pues ha ocupado varios puestos en el campo; es un ‘polifuncional’.

“(Ríe) es cierto, he jugado en muchas posiciones, pero en la que me siento mejor es en la de volante de primera línea, aunque uno tiene que estar preparado para actuar en cualquier parte, antes lo he hecho de central y marcador”.

Durante la semana, el técnico Jorge Sampaoli lo ha empleado como único hombre de corte, aunque ayer estuvo acompañado por el juvenil Jean Pierre De La Rosa en la labor de contención.

Como si se tratara del oráculo, Quiñónez se atreve a ver más allá de lo evidente e indica que EMELEC tiene con qué adjudicarse el campeonato sin disputar los partidos de ida y vuelta de la última instancia.

– El objetivo es no jugar la final, sino hacernos con la corona de manera directa, este equipo es fuerte y puede hacerlo”, recalca.

Al preguntársele qué pasará si no acierta el resultado del Clásico, promete: – Si yo gano ustedes me invitan un ceviche de pulpo mixto (ja, ja) y si no lo hago, que no creo, pues asumo que han de desear comerme, como querían hacerlo los alemanes con Paul, por decir que España ganaba”.

FANÁTICO (diario el telegrafo) es testigo del debut en el arte de la adivinanza de un ‘Pulpito’, Justin, el hijo de tres años de José Luis, quien asegura que el domingo gana su papi.

Escribe tu comentario usando Facebook