fbpx

Ni empinándose se alcanzaba a distinguir dónde terminaba la fila que los emelecistas hicieron ayer a las afueras del estadio George Capwell, con tal de conseguir una entrada para el Clásico de mañana en el Monumental.
La cola comenzaba desde las boleterí­as, ubicadas en la avenida Quito, se partí­a en zigzag en la General Gómez y se perdí­a hasta la 6 de Marzo.

Aproximadamente unos 6.000 hinchas ya estaban al pie de la – Calderita” a las siete de la mañana y algunos, como Elvis Drouet, llegaron para hacerse con un puesto desde las seis, la misma hora:  a la que se inició el operativo en conjunto entre la Policí­a y la Comisión de Tránsito para evitar desmanes.

Declaraciones

“No es justo que nos tomen el pelo a los hinchas de Emelec. Yo salí­ de mi casa en La Alborada a las cinco y media:  y llegué aquí­ a las seis. Me dañé el codo del relajo que se armó, se me perdió el radio y el teléfono casi me lo roban”, reveló un indignado Drouet
al enterarse de que a las diez y media ya no quedaban entradas disponibles.

“Todo lo que me pasó no hubiera importado si conseguí­a la entrada, pero no fue así­. Ahora me toca ver el Clásico en la casa”, agregó.

La entrega de los 6.500 boletos gratis para el partido estaba programada de 09:00 a 13:00, pero se inició a con media hora de retraso y según se pudo conocer solo se regalaron 2.500, aunque el público especulaba que fueron 1.000.

Emelec en Capwell

Carlos Tapia, de 47 años, fue otro de los que se quedó con las ganas de ver el Clásico del Astillero en el estadio. “Salí­ a las siete del Guasmo Sur con mi hijo. Estábamos en la cola y en media hora se acabaron:  las entradas, solo dieron unas 1.000″, señaló cabizbajo el hincha, quien lucí­a una camiseta del – Bombillo”.

Tapia optó por hacerse a un lado y salirse de la columna, cuando un gendarme anunció a los seguidores azules que los tickets se habí­an agotado.

“Aquí­ la gente está alborotada, es una estampida humana, por eso ya me salí­ de la cola”, dijo Tapia, quien se confesó azul desde la cuna y se animó a dar un marcador.

Más declaraciones

“Emelec gana 1-0 con gol de Juárez y lo voy a gritar a todo pulmón, donde sea que me toque verlo”. Pese al aviso de la Policí­a la gente seguí­a haciendo fila. Cada vez que se escuchaba la voz de alerta: “ya van a volver a abrir, métanse a la cola”, de parte de cualquier hincha que aún estaba ilusionado con conseguir una entrada, la fila volví­a a aparecer.

Los gritos no se debí­an a que adentro del estadio: : : : : : : :  Capwell se jugaba un partido, sino a que los seguidores del – Ballet” estaban desesperados. Los empujones se hicieron presentes hasta que se volvió a escuchar la voz que decí­a: “en Los Samanes está el resto de entradas, vamos” y parte de la multitud se dispersó

La que estoicamente esperó, fue abierta por la Policí­a motorizada, que se encargó de repelerla.

Emelec en Capwell

“Vamos rápido alquilamos una – miota” y llegamos al toque a Los Samanes”, se pusieron de acuerdo algunos hinchas y pronto se armó una caravana con destino al Polideportivo.

Pero al llegar al complejo muchos se quedaron con las ganas, pues en este solo los integrantes de la Boca del Pozo, quienes se encontraban celebrando los 28 años de la barra – fue fundada el 25 de julio de 1980-, tení­an derecho a las entradas.

El lí­der de la agrupación, Giuseppe Cavanna, anunciaba a su séquito que tení­a en su poder 2.500 boletos, que iban a ser entregados ayer mismo a domicilio.

Pronunciamiento

“Esta es la fiesta de los hinchas que cuando el Clásico está a 12 dólares los pagan, no la de algunos que estaban en el Capwell, que les apuesto que solo van porque era gratis”, anunció Cavanna, mientras los seguidores de la Boca aplaudí­an su intervención.

“Aquí­ no están las entradas, están en mi casa, así­ que los flan, flan (noveleros) que vinieron y no son de la Boca pueden retirarse”, acotó.

La desesperación vivida en la – Caldera” distaba enormemente de la pasividad que se evidenció en Los Samanes, donde los miembros de la barra se anotaban para que la entrada les llegara cómodamente a su casa.

Los 1.500 boletos restantes fueron distribuidos a las otras barras millonarias: Che Pérez, Camaradas Azules, Legión Azul y Alianza Azul. Los dos primeros Clásicos del año han terminado igualados, por lo que el que se disputará mañana desde las 16:00, podrí­a ser el del desempate.

Más sobre el duelo

: * Las puertas del Monumental se abrirán desde el medio dí­a para evitar inconvenientes entre las barras adversarias.

* La Boca del Pozo (Emelec) saldrá desde el parque de la Kennedy en la avenida San Jorge, a las 12:00

* La Sur Oscura (Barcelona) lo hará desde el Billar (Malecón del Salado) también a las 12:00

Escribe tu comentario usando Facebook