fbpx

Con vehemencia y la seguridad de que está haciendo lo correcto, el presidente de Emelec, Elí­as Wated, justificó el regreso de Armando Paredes al primer plantel, a pesar de los cuestionamientos que muchos sectores de la opinión pública le hicieron a raí­z de la medida.

¿Al reintegrar a Paredes no se está violentando el principio de autoridad en el equipo?
Por qué motivo.

¿Faltarle el respeto al técnico Juan Urquiza y amenazarlo públicamente no es suficiente motivo?
Pero el jugador se ha disculpado cinco veces.

¿Y por qué no se tomó esa misma medida con Cristhian Grabinsky?
Porque él (Grabinsky) nunca se disculpó. Él solo dijo me voy y se fue, en cambio Paredes admitió su error, recibió una sanción y la cumplió.

La sanción era de 30 dí­as y regresó 59 dí­as después.
Además de la multa que se le aplicó, la sanción decí­a que tení­a que trabajar durante 30 dí­as en el equipo Sub 19 y si faltaba, esos dí­as no contaban.

¿Se está cuidando la inversión que hicieron en él?
Eso es lo de menos. La plata va y viene, nosotros no lo vemos como una mercaderí­a. Armando Paredes no es un delincuente, no estuvo en la cárcel… entonces por un problema que tuvo con el técnico no podemos coger y arruinarlo de por vida. Si actuamos de manera inteligente y lo llevamos por el camino correcto, rescataremos al ser humano y al futbolista.

¿El técnico siempre estuvo de acuerdo con esta medida?
El profesor (Juan) Urquiza ha dicho muchas veces que no lo justifica, pero entiende su reacción en un momento en que seguramente tení­a la cabeza caliente. El técnico cuenta con todo nuestro apoyo y sigue siendo la principal autoridad en el equipo. En EMELEC nadie le impone nada al entrenador.

¿Tendrán un control más estricto con el futbolista?
Desde el comienzo a Paredes se lo tení­a que apoyar no como futbolista, sino como persona, porque para triunfar en la vida primero hay que ser buena persona. Se debe rescatar a este joven en beneficio de él, de su familia y de la sociedad. Nosotros no vamos a ser los causantes para que comience el desastre de su vida personal, tenemos que hacer todo lo humanamente posible para rescatarlo.

¿Cómo ha respondido Paredes?
Ustedes lo ven en la cancha. Está empeñoso y sabe que tendrá que trabajar muy fuerte para ganar el puesto de titular, porque este es un grupo donde el sacrificio se recompensa y la indisciplina se castiga. Los compañeros lo han recibido bien y eso es un buen sí­ntoma, ahora todo queda en sus manos.

¿Pero en realidad esta es su última oportunidad?
Es la última oportunidad que tiene en el club EMELEC y él lo sabe muy bien. Confiamos en su capacidad y estamos seguros que hicimos lo correcto, para el beneficio de todos.

Escribe tu comentario usando Facebook