isabelle veil
isabelle veil para emelexista.com por enrique alonso

A dos días de la derrota sufrida contra Lanús de Argentina, en el Capwell, aún queda flotando amargamente reflexiones, pero resalta una interrogante sobre ellas…ESTAMOS YA ELIMINADOS??…y creo que la mayoría contestaría que si…el resto lo respondería mentalmente lo mismo, yo soy del grupo de los primeros. Pero, porque prima ese pesimismo y no el habitual optimismo que siempre gravita en los hinchas…veremos.

En los últimos anos, se ha vuelto una especie de pésima costumbre que EMELEC no pase la fase de grupos, que no clasifique a los octavos de la copa libertadores, ya no recuerdo cuando fue la ultima vez que lo hizo, y si eso no es un síntoma muy preocupante en el ambiente futbolero, no sé que lo seria…y eso sin tomar en cuenta las dos finales perdidas del campeonato local. En verdad es alarmante, quien diga que no, es porque se conforma y se da por satisfecho con esos fracasos. Aquí hay que sacar la basura de la alfombra…porque ya no se puede disfrazar, disimular, omitir errores y horrores que han acontecido en la institución.

Uno de ellos, el más básico es; que no se ha podido dar continuidad a un proceso integral de acoplamiento. Se llego a crear un cuerpo que se desmembró de a poco, se fueron elementos que ciertamente fueron compensados, pero no del todo, ya que aún se siente muchas falencias que han sido los motivos por lo cual no se llegaron a alcanzar los objetivos anhelados, incluido este ultimo. Como lo dije antes, doy por hecho la eliminación… es mi apreciación, y no por eso, quiere decir que yo tenga la culpa de la desgracia del equipo. Su tragedia radica en su falta de visión dirigencial, por no traer buenos jugadores, y, mediocres, egocéntricos, volubles y novatos técnicos…siendo la excepción el pelado Sampaoli.

Es incomprensible e indignante a la vez, el darse cuenta que teniendo todo se desaproveche con insensateces ciertas oportunidades que cuestan crearlas. Mirar atrás, es una forma de ver en que erramos para ver hacia adelante y mejorar…esa es la idea. No hacer lo contrario. Se sigue cometiendo viejos y comunes errores que cuestan caro…si la idea era de poner a un técnico novato por simpatía, más que por experiencia, bueno, se lo hizo…gracias por tu época de jugador, y cuando estés maduro podrás de nuevo regresar. Así de simple, sin sentimentalismos. No se puede regalar tiempo, empeñar ilusiones en vano…nooo. Hay que traer a alguien que tenga una filosofía clara, un pensamiento coherente, sobretodo…pragmático, que no se contradiga entre lo que cree y lo que debe de ser. Que no busque el agua del rio cuando tiene un manantial en su patio. Que sepa apreciar lo que tiene, y que lo potencialice, no que lo retenga para salvaguardar un naufragio. Lo que distingue a un técnico no son sus resultados, sino, en la forma como hace jugar, de ahí, lo otro es su consecuencia lógica. Si no entendemos esa premisa fundamental entonces no deberíamos ser esa persona que guie a un equipo, porque todos podemos tener el conocimiento, pero muy pocos el sentido común y la inteligencia para aplicarlo con certeza. Lastimosamente Fleitas pecó de ingenuo y Neme le puso la vela al santo equivocado. Solo queda que tome las debidas precauciones y que haga algo bien, ya que de buena fe tampoco se triunfa.

Se deben hacer correctivos de urgente, porque estar al borde de una eliminación es un señal que las cosas no están bien…o si???

Escribe tu comentario usando Facebook