fbpx

    Emelec ahora tiene un motivador para los jugadores

    0
    852
    azul oficial
    novedades del bombillo pensando en el rival directo deportivo cuenca

    Ricardo Gómez, motivador emelecista, llegó a poner mano dura
    «Nadie irrespetará a los jugadores».

    El especialista asegura que el deportista no está entrenado para manejar las influencias del medio y las presiones que recibe.

    Es psicodinamista y tiene estudios superiores de Administración y Marketing. Su masterado y doctorado se lo ha dado el entrenamiento, capacitación y asesoramiento a altos dirigentes.

    Es de contextura gruesa, voz ronca, con rasgos de acento colombiano; además es dueño de una amplia sonrisa que lo caracteriza y transmite confianza con sus palabras.

    Ricardo Gómez, de 64 años, es nombrado por la dirigencia azul motivador oficial de los jugadores emelecistas; mientras que como sicólogo al especialista Wilson Cueva, quien regresa por segunda vez al fútbol.

    Gómez tiene 37 años de experiencia en el manejo de la relación con el atleta, sabe que el deportista necesita respeto, consideración, amabilidad, cortesí­a y concepto de autodisciplina para que le vaya bien.

    ¿Qué clase de motivación practicará con los muchachos?

    Soy un psicodinamista, mi trabajo es de entrenamiento mental para que piensen, analicen, tomen decisiones correctas y tengan autocontrol sobre sí­ mismos.

    ¿Va a investigar la vida de los jugadores?

    La experiencia que muchos jugadores han tenido es que el profesional de psicologí­a se convierte en un espí­a y ese no es mi trabajo. Aquí­ hay un problema grave y es que la mayorí­a de los futbolistas no están entrenados para manejar las influencias del medio y las presiones que reciben.

    ¿Qué sucede con esos deportistas que no están preparados?
    Ecuador es un paí­s futbolizado, todo el mundo tiene su punto de vista y si criticas a un jugador de mente frágil este se derrumba, por eso es que todos los dí­as surgen chicos, pero así­ como ascienden se aplastan, van desapareciendo cuando la presión llega.

    ¿Siempre fue motivador?
    Entré en el campo de la capacitación deportiva cuando tení­a 27 años y hoy tengo 64, en todos los paí­ses donde trabajé siempre hice un trabajo ligado al deporte. En Colombia, mi paí­s natal y en otros como Nicaragua, Honduras, México, El Salvador y Guatemala laboré para mejorar la calidad personal y profesional del deportista.

    Los dirigentes también tienen que aprender a preservar al futbolista sacándolo de los medios inhóspitos en donde viven y llevándolos a un sitio donde puedan responder.

    ¿Qué otros problemas aquejan al futbolista?
    Aquí­ existe un problema de conducta profesional, el cual hay que tratarlo. Nadie nace aprendiendo. La mente del hombre es como una parcela, si no la siembras con una buena semilla le cae maleza y mi trabajo es contribuir para que el atleta dé mejor semilla.

    ¿Tiene varios años acompañando al Emelec?
    Vine al club en 1999 después de una gran crisis y comenzamos a realizar un trabajo que dio resultado cuando estos jugadores se recuperaron y en el 2002 llegaron a obtener el bicampeonato.

    He visto que cuando usted visita a los chicos ellos lo saludan con efusividad…
    Lo que sucede es que entre nosotros existe una gran amistad. No tengo por qué enemistarme con nadie y peor todaví­a con personas que necesitan de mi capacidad profesional.

    Me lleno de satisfacción al prestarles un servicio y reciben el beneficio de sentirse más valorados y respetados, porque una de las cosas que busco en donde quiera que esté es que haya respeto. Por eso no permito que ningún dirigente irrespete a nadie.

    ¿Impondrá el respeto como primera regla?
    Los jugadores se sienten respetados y valorados con mi presencia y ahora más que viene el doctor Wilson Cueva, con quien he tenido la oportunidad de trabajar dos veces. Los futbolistas serán personas positivas, optimistas, fuertes y auto disciplinadas.

    Rita Mogrovejo (Diario Extra)

    Facebook Comments