En la categoría : Biografías | Opiniones
Dentro del tema : Estadio Capwell
Autor del texto : Andy Armanza
Autor: Andy Manuel Armanza Granda
Para cualquier futbolista, tarde o temprano llegará al momento de colgar los botines”.

Saludos emelecistas el día de ayer domingo 10 de Julio del 2022, el último jugador sobreviviente de la era dorada del Tricampeonato o mejor dicho del Emelec 2010 Oscar Bagüí tuvo la fortuna de tener un partido de despedida, algo muy raro en nuestro fútbol particularmente a los jugadores nacionales, poniendo fin de manera simbólica a su carrera futbolística, a pesar de que su vida futbolística profesional terminó oficialmente la noche del domingo 12 de Diciembre del 2021 donde en medio de una torrencial lluvia donde perdimos el título de la Liga Pro Ecuador ante Independiente del Valle. ¡No todas las despedidas son felices¡

Oscar Dalmiro Bagüí Angulo nació en Esmeraldas el 10 de diciembre de 1982, de orígenes humildes comenzó su carrera futbolística en equipos chicos del fútbol argentino como Argentino de Rosario y Deportivo Riestra, posteriormente continuó su carrera formalmente en el Olmedo de Riobamba donde gozó de buenas campañas futbolísticas con el Ciclón de los Andes, para el 2008 formó parte del equipo de los diez millones de dólares de Barcelona que fue un completo fracaso y en el 2009 que casi desciende con el equipo amarillo, punto aparte Bagüí tristemente se ganó el rechazo de la hinchada torera por errores en la noche amarilla del 2008, para el 2010 formó parte de la Universidad Católica donde pudo recuperar su nivel e incluso llamó la atención del entonces adiestrador azul Jorge Sampaoli, sin embargo el rendimiento colectivo de los camaratas fue pésimo porque bajó de categoría ese año y el técnico rosarino no continuó en Emelec. ¡Bagüí no la estaba teniendo fácil¡

Todo tiene su final, nada dura para siempre

A pesar de todo lo antes mencionado, Bagüí llegó a filas azules para el año 2011, sin embargo por lo menos en lo personal no habían muchas expectativas por venir de un equipo descendido y venir de perder la final en casa contra Liga de Quito y el equipo una vez más perdió el título a finales de año en esa ocasión contra Deportivo Quito, pero Bagüí poco a poco en la cancha demostró con acciones su sed de revancha, si bien para el 2012 una vez al Bombillo se le escapó el título en esa ocasión por el acérrimo rival, Bagüí ya se estaba consolidando en su posición como lateral izquierdo, donde incluso formó parte de la selección nacional para las eliminatorias y el propio Mundial de Brasil 2014, la revancha para este jugador llegó en el histórico tricampeonato del Club Sport Emelec (2013-2014-2015) y la estrella 14 del Ballet Azul ante Delfín en el año 2017. ¡El que persevera alcanza¡

Bagüí estaba gozando en el Emelec algo que quizás no tenía en otro club: estabilidad, tranquilidad, titularidad, continuidad, reconocimiento, solvencia y lo más importante el aprecio y el cariño de la hinchada más fiel del Ecuador, fue un baluarte indiscutible en la mejor década (2009-2019) en la historia del club millonario, sin embargo para los años 2020 y 2021 su rol protagonista se redujo notablemente por su edad y resistencia física en plena época de transición, para finalmente cerrar su vida futbolística aquella mencionada y triste noche del día domingo 12-12-2021 en medio de un torrencial aguacero, en medio de lágrimas y aplausos, el domingo último después de varias postergaciones pudo tener su despedida merecida, todos los emelecistas estaremos eternamente agradecidos por su entrega y calidad, esperemos que en el futuro venidero pueda aportar al 100% en el banquillo azul.

La Copa más dulce en la historia nacional del Club Sport Emelec fue la que levantó Oscar Bagüí aquel maravilloso domingo 21-12-2014”.

Que lloren, que lloren y que sigan llorando”.

Gracias por todo OB16, tu pueblo azul jamás te olvidará”.

GRACIAS GRACIAS BAGUÍ POR LOS AÑOS EN ESTA INSTITUCIÓN.

0 comentarios

¿Qué deudas tiene EMELEC?

¿Qué deudas tiene EMELEC?

Habría que analizar los activos corrientes versus los pasivos a ver cómo están las cosas, y hacer una proyección