Emelec sigue su pretemporada en Argentina

0
977

El turco se vino con el EMELEC a la feliz
Físico, pesca y sol ecuatoriano
Jorge Sierra [email protected] Mar Del Plata
Asad se trajo a su equipo a trabajar a Mar del Plata: hubo laburo, compras de pescado y mar.
El Aclánticuuu, el Aclánticuuu…», intentaron meterle entusiasmo, a sabiendas de que la temperatura del Atlántico, especialmente en Mar del Plata, asusta a más de uno. Justo ellos que a 140 kilómetros de Guayaquil tienen el balneario Salinas, top por su arena fina y su agua turquesa y cálida. El plantel del EMELEC traído hasta acá por Omar Asad, está de pretemporada y repite algunos de los ritos de los equipos argentinos. Ayer estuvieron en Parque Camet haciendo fondo y luego bajaron a la playa para hacer ejercicios en la arena. Como – premio»: un chapuzón. Aunque unos pocos prefirieron alentar desde la orilla.

El tour arenero lo completaron en una de las escolleras. Hacia ahí encararon cuando salieron del mar, en busca de pescado. – Peches, peches», gritaban… Cuando se acercaron a las lanchas que traían el fresco resultado de la pesca, como por arte de magia, aparecieron unos billetes para comprar e imaginar una cena bien ecuatoriana. Bajo la batuta del volante de la Selección de Ecuador, Pedro Quiñónez, se llevaron pescadilla y corvinas para el plato de la noche. – ¿Y quién lo cocina?», preguntó Olé . – Yo, ¿quién otro? Si el chef del restaurant Nicasio me presta su lugar, cocino para todos. Una ensaladita con oliva, unos plátanos pisados y pescadito», aseguró.

El otro hombre de Selección, Mario Quiroz, acompañaba la idea y se interesaba por la preparación del plato. – No lo dejamos que lo filetearan acá porque se desperdicia mucho».

A esa altura, mientras Asad y Cardozo disfrutaban de lo bien que la estaban pasando sus muchachos, había cinco que se habían aclimatado y seguían en el agua intentando barrenar alguna ola. Y pensar que cuando los argentinos Cristian Menéndez (delantero marplatense ex Lanús) y Leandro Torres (ex Godoy Cruz) encararon primero al mar, varios les decían que estaban locos… Terminada la excursión combinada con un fortísimo trabajo, el EMELEC retornó al hotel Argentino a descansar porque todavía le quedan siete días de trabajo fuerte, con dos amistosos incluidos hasta viajar a Chile, para los festejos de la U. Católica, el 15.

Facebook Comments