fbpx

No hay elogio que alcance para describir el dulce momento de Emelec. Es que no estamos ante un momento sino ante una era en toda la extensión de la palabra: desde que Nassib Neme volvió al equipo en el 2009, los azules siempre acabaron entre los dos primeros de la tabla acumulada y ganaron la mitad de las etapas semestrales.

No hay parangón. Por eso, es mucho más que una simple anécdota que el Bombillo haya dado la vuelta en la Casa Blanca. Hemos presenciado, a pesar de lo mal armada de la tarima y la ausencia de los duros de la Ecuafútbol (nuevo reflejo de lo mal que andamos en general), el triunfo de un modelo e incluso de una personalidad de entender el fútbol sobre otra, tan exitosa que dominó el panorama nacional entre el 2003 y el 2010.

Hay varios caminos para ganar (de todos modos, esta Liga estuvo cerca de ser el campeón) pero Emelec ha impuesto el suyo, basado en el orden, el largo plazo, el hallazgo de los socios comerciales adecuados (hay cierta polémica por el apoyo de la banca) y la apuesta por DT sigan el modelo y no inventen el té de frutas. Ahora resta saber qué tan alto se podrá llegar. Está a la vista el inédito tetracampeonato aunque también está pendiente algún título internacional que remate este período dorado del mejor equipo ecuatoriano de este lustro.

¡Emelec logra su decimotercer título en el campeonato del Ecuador!

El conjunto ‘eléctrico’ de Emelec conquistó su decimotercera corona del fútbol profesional de Ecuador al adjudicarse el torneo de 2015, tras empatar el domingo 0-0 con Liga de Quito, en la revancha por la final.

La escuadra azul había ganado 3-1 en el partido de ida, lo que le dio el puntaje necesario para coronarse campeón en el estadio Casa Blanca de Quito, en condición de visitante.

El Bombillo revalidó el título alcanzado en 2014 y consiguió su primer tricampeonato en el fútbol ecuatoriano.

Escribe tu comentario usando Facebook