Nombre: Andy Manuel Armanza Granda

“Los sueños solo se cumplen mediante trabajo duro y perseverancia”.
“Del Capwell para todo el mundo”.

“Si piensas en grande, obtienes cosas grandes”

“Cada paso que das es un peldaño más que te acerca a la cima del éxito”.

Hoy por hoy todos los ecuatorianos vivimos un enorme regocijo al ver que nuestra selección haya logrado por cuarta vez la clasificación a una Copa del Mundo, la de Qatar 2022, más aún bajo el contexto de estas eliminatorias sudamericanas marcadas no solo por lo competitivas que son sino también bajo el marco de la pandemia del Coronavirus que causó su retraso en más de una ocasión y de que al inicio y en el desarrollo del proceso se haya jugado sin público en las gradas, en medio de todo eso Ecuador supo hacer frente a las adversidades de esta nueva normalidad y decir presente en un mundial, decir si se pudo por cuarta vez en 20 años, una verdadera utopía en el siglo pasado, la Tricolor tuvo una revancha personal después del fracaso de las eliminatorias para Rusia 2018 donde se comenzó en el primer lugar 12/12 y se terminó en el octavo lugar con 20 puntos, la peor campaña de Ecuador bajo el formato actual de todos contra todos que le costó la cabeza a más de uno, posteriormente la vergonzosa Copa América de Brasil 2019 evidenció aún más el declive y la crisis del fútbol ecuatoriano ¡Nos estábamos cayendo a pedazos¡ .

El panorama para la selección era bastante gris y la emergencia sanitaria mundial que todos conocemos paralizó al mundo entero, particularmente al fútbol, durante los primeros meses de la nueva normalidad llegó a nuestra selección un técnico argentino llamado Gustavo Alfaro quién recibió una selección inexistente, blanco de críticas e insultos, una F.E.F., totalmente divida y envuelta de escándalos y en general un escritorio vacío y polvoriento.

Sin embargo contra todo pronóstico, remando contra viento y marea, con actitud y aptitud y con una selección joven netamente canterana, Alfaro junto al trabajo previo de Jorge Célico nos llevó a un nuevo mundial, cuando la consigna era cimentar las bases para el mundial de Estados Unidos, México y Canadá 2026 ¡Obtuvimos más de lo que deseábamos¡.

Con una mezcla de juventud y experiencia Ecuador logró cristalizar el anhelo de volver a estar entre los mejores 32 seleccionados nacionales que disputan la fase final de una Copa del Mundo, pero un punto muy importante de este éxito tiene nombre y apellido llamado Enner Remberto Valencia Lastra quién en esta eliminatoria se convirtió en el máximo goleador de la historia de la Tricolor con 34 goles superando a hombres históricos de la selección nacional como Agustín Delgado y Eduardo Hurtado, Enner Valencia nació en San Lorenzo- Esmeraldas el 4 de Noviembre de 1989, sus inicios futbolísticos los realizó en el equipo de Caribe Junior de la provincia de Sucumbíos, bajo la tutoría del exjugador Pedro Perlaza, posteriormente integró la selección de la provincia de Sucumbíos, sin embargo para el 2008 Enner terminó sus pasos canteranos en el Club Sport Emelec, dónde incluso se especuló que tuvo que dormir en el Estadio Capwell, los inicios jamás son ni serán fáciles, el tan esperado debut en primera se dio finalmente en el año 2010 bajo el mando del técnico rosarino Jorge Sampaoli, dónde su velocidad y destacado rendimiento en el Ballet Azul comenzó a llamar su atención logrando tres vice campeonatos consecutivos y la tan anhelada estrella 11 en el 2013, donde Enner fue incluso goleador de la Copa Sudamericana de ese año y convocado a la selección nacional para las eliminatorias y el Mundial de Brasil 2014, dónde fue autor de los tres goles ecuatorianos en el mundial carioca, pero tristemente no alcanzó para superar la fase de grupos, aquel domingo 8 de Diciembre del 2013 cuando el Bombillo estrenó su 11va estrella en el fútbol ecuatoriano derrotando 3-1 a Deportivo Quevedo en el cierre de aquel campeonato, Enner Valencia le dijo hasta luego al George Capwell tras confirmarse su traspaso al Pachuca de México, dando sus primeros pasos en el fútbol del exterior para después continuar en equipos como el West Ham United y Everton de Inglaterra, Tigres de México y el Fenerbahçe de Turquía donde nunca faltaron sus goles y su entrega, su cuota goleadora no dejó de crecer en sus actuaciones en la Tricolor lastimosamente la suerte no lo acompañó en términos de responsabilidad colectiva en las Copas Américas de Chile 2015, Estados Unidos 2016 y Brasil 2019, del mismo modo no se consiguió el boleto al mundial ruso tras una pésima actuación de la selección, el fútbol no es solo de uno, bien dijo alguna vez Alcides Ghiggia (+) acerca del Maracanazo de 1950: El fútbol son 11 contra 11, cuando ganan, ganan los 11 y cuando pierden, pierden los 11.
Pero el fútbol te concede revanchas, más rápido que la vida misma, Ecuador en la última eliminatoria, la primera de la década de los 2020, hizo bien los deberes y nos ilusiona con una nueva era en la Tricolor, con las expectativas que supere lo realizado en Alemania 2006 y por qué no soñar con un título a nivel de selección absoluta, particularmente Enner Valencia jugará su segunda copa del mundo, quién quita no, de que su record como goleador máximo de la selección siga creciendo para deleite de todos los ecuatorianos, que esperamos ansiosos el inicio del Mundial Qatar 2022.

¡VUELA ALTO SUPERMAN VALENCIA ¡