fbpx

Equipos chiros hacen compras millonarias

Views: 0
neme nassib

Cancha más parecida a un potrero
Un lugar en condiciones inapropiadas para la práctica del fútbol es donde entrena Deportivo del Valle, el club que invirtió 980.000 dólares para comprar a Félix Borja y Segundo Castillo. Su camerino es cualquier espacio abierto.

El pasado martes 31 de octubre, mediante un comunicado, el club Independiente del Valle “José Terán”, de Quito, solicitó un plazo de siete dí­as a la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), para pagar una deuda de 840 dólares.

En segunda categoría

Esto no tendrí­a nada de raro por la situación de varios equipos, especialmente de segunda categorí­a; pero el hecho es que este club adquirió hace un mes en 220.000 dólares el 85% del pase del mediocampista de Emelec, Jefferson Montero.

Un caso similar ocurre con el Deportivo del Valle (Manabí­), club que en dos años desembolsó 980.000 dólares para adquirir los derechos deportivos de Félix Borja y Segundo Castillo, pero no cuenta con una sede ni una cancha donde entrenar.

Y no es que por “arte de magia” estos cuadros hayan sacado de sus arcas el dinero que sirvió para la compra de jóvenes talentos, que después son vendidos en cifras superiores, sino que en el fútbol ecuatoriano se ha vuelto común que los empresarios o agentes de jugadores inviertan dinero en la compra de los derechos deportivos de los futbolistas, teniendo como intermediario a un tercer club.

Agente fifa

El agente FIFA Jorge Guerrero apareció como uno de lo máximos aportantes del Deportivo del Valle para la adquisición de Borja, quien luego fue transferido al Olimpiacos de Grecia en 1″500.000 dólares.

Con Castillo sucedió algo similar el año anterior en su traspaso al Estrella Roja de Serbia. Más de dos millones de dólares ingresaron a las arcas del Deportivo del Valle por esas negociaciones; sin embargo, EXPRESO comprobó que la institución no se benefició en absoluto.

Sus jugadores entrenan en una cancha comunitaria que se asemeja más a un potrero.
No tienen camerinos y en la mayorí­a de los casos no cobran sueldo, sino que reciben una “cuota de colaboración” para que puedan transportarse.

Equipo completo

El entrenador, Walter Farfán, recuerda que de este equipo, fundando el 11 de marzo de 1949, salieron figuras de la talla de Freddy Bravo, Alfonso Obregón y Luis Moreira. Por eso lamenta la forma cómo se está manejando la institución.

“Este es el decano del fútbol manabita (58 años). En 1980 estuvo en la primera categorí­a, pero ahora lo usan para negociaciones que no dejan nada al club.

Nosotros no pedimos grandezas, solo una cancha donde podamos trabajar de forma decente”, sentenció Farfán, quien recuerda que hace un par de meses habló con los empresarios Guillermo Miranda y DannyWalker (representantes del club), quienes le ofrecieron solucionar el problema económico, pero hasta la fecha no han hecho nada.

Declaraciones

Las negociaciones se manejan desde Quito. Acá nosotros solo nos encargamos de atender las necesidades básicas del equipo“, afirmó Gerson Mendoza, ex jugador de Liga de Portoviejo y actual coordinador del equipo.

Desde su oficina, donde además funciona la empresa de seguridad Armiled, Mendoza se encarga de cancelar los 30 dólares (promedio) que los integrantes del equipo cobraron en cada una de sus presentaciones, antes de quedar eliminados en el torneo de ascenso.

El club apenas tiene 50 socios activos que pagan 100 dólares mensuales como cuota; sin embargo, se da el lujo de invertir elevadas cifras en jugadores que ni siquiera conocen a sus “futuros compañeros”.

Esta práctica no es ilegal o prohibida, según Ecuador Santacruz, reconocido jurista deportivo. Sin embargo, aclaró que la negociación debe tener el consentimiento del jugador y el equipo contratante, que debe estar debidamente afiliado a la FEF. Los clubes en mención sí­ están registrados. (PA-MG-JL)

La FEF lo desconoce

El vicepresidente de la FEF, Carlos Villací­s, evitó opinar al respecto, porque “no sabe cómo se hace la negociación”, pero recordó que “una persona natural no puede ser dueña de los derechos deportivos de un jugador”.

>> Los casos son más frecuentes

Todos los presupuestos resultan irreales

Independiente del Valle tiene un presupuesto de 40.000 dólares anuales y el de Deportivo del Valle llega a los 30.000 dólares, cifras muy inferiores a las que se manejaron en los traspasos de Félix Borja (800.000), Segundo Castillo (180.000) y Jefferson Montero (220.000).

El representante de Montero, el ex futbolista y empresario Diego Herrera, explica que cuando se dio la posibilidad de que el Independiente del Valle adquiera al jugador, él -junto al agente FIFA y representante del club, José Luis Chiriboga (hijo del presidente de la Ecuafútbol)- se reunió con Omar Quintana para cerrar la negociación.

Aunque el coordinador del Independiente, Óscar Lara, asegura que el club compró los derechos deportivos de Jefferson Montero en una negociación entre clubes. Sin embargo, reconoce que la directiva fue asesorada por el empresario José Luis Chiriboga y no descarta que pueda presentarse una transferencia.
Independiente también es dueño de los derechos deportivos del mediocampista, Edder Vaca, cedido a Deportivo Quito.

El equipo está inscrito en la Ecuafútbol como Independiente José Terán, pero en la segunda asamblea de aprobación de nuevos estatutos cambió a Independiente del Valle.

Su presidente es Michel Deller, uno de los dueños del centro comercial San Luis, ubicado en Sangolquí­ y otras empresas.

En los clubes de Guayaquil también se dieron casos similares. Jaime Kaviedes y Walter Ayoví­ fueron adquiridos por grupos de empresarios y ex directivos de Barcelona (Leonardo y Richard Bohrer) e inscritos en equipos de la segunda categorí­a para no perder sus derechos sobre ellos y poderlos negociar a futuro.

Kaviedes, pese a haber militado en el equipo amarillo en el torneo 2005, figuraba como jugador del Norte América de la segunda categorí­a.

El club estaba bajo la administración de Richard Bohrer, hermano del ex presidente de Barcelona, Leonardo. Cuando El Nacional adquirió el resto del porcentaje del pase del jugador, el dirigente dejó el equipo.
Otro caso conocido es el del mediocampista Armando Paredes, cuyos derechos deportivos le pertenecen al Panamá.

( Diario Expreso )

Escribe tu comentario usando Facebook
Category: Noticias
Tags:
Entrada siguiente
Corporacion Capwell inscribira candidatura el 12 de Noviembre
Entrada anterior
Cuando Duele o Alegra una Despedida
Menú