<>

“Emelec es un equipo que en la altura corre como si jugara en casa. El problema es que hemos perdido por errores defensivos que tenemos que corregir”, reflexiona el técnico Carlos Torres Garcés.

El esmeraldeño es un seguidor de la línea ‘Draskoviana’en donde el sistema se sustenta en la potencia física de los jugadores; por ello está satisfecho por el rendimiento físico de su equipo.

Durante la temporada anterior cada visita de EMELEC y Barcelona a jugar en la Sierra terminaba en una queja común de los técnicos y preparadores físicos: los jugadores no rendían a plenitud y físicamente otorgaban ventajas.

Este año EMELEC ha recibido elogiosos comentarios por su rendimiento físico en Quito, ante Aucas y D.Quito; y, en Ambato, frente al Macará. En esos casos el equipo terminó corriendo los 90 minutos. – Ante el Cuenca, por la segunda fecha, sentimos que nos faltaba un poco más de forma física. Lo importante es que los jugadores actuaron sin el temor de que la altitud era nuestro peor enemigo. Pero sabíamos que íbamos por buen camino. La prueba es que mejoramos luego ante Aucas, Macará y D.Quito”, evalúa Duffer Altman, preparador físico.

En esta temporada, el cuadro azul revolucionó el trabajo de su cuerpo técnico. El técnico Carlos Torres Garcés no tiene asistente pero sásus preparadores físicos: Urlin Cangá y Oswaldo Maza asisten la labor de Altman.

“El fútbol es un deporte de conjunto pero de rendimiento individual. Ningún organismo se parece a otro. Entonces el trabajo en equipo es importante ya que a veces dos personas -técnico y preparador físico- no se alcanzan”, acota Altman. Explica que en el fútbol moderno, a través de los test de evaluación se visualizan las condiciones individuales. Por ello es necesario más profesionales para individualizar la preparación. Urlin Cangá, ex jugador y hoy preparador físico, señala que durante la pretemporada se realizaron evaluaciones que determinaron que, en líneas generales era un equipo rápido y potente pero al que le faltaba mejorar la resistencia. – Había que mejorar el consumo máximo de oxígeno (VO2) y por ello se dividió al plantel en cuatro grupos. No se podía hacer un trabajo igual para todos. La media de un jugador para actuar en la Sierra y en la Costa es de 60 de VO2.

Tomamos un plantel con un promedio de 48. Era un plantel propenso a las lesiones”.
Altman acota que el objetivo de la pretemporada fue corregir esa deficiencia y por eso trabajaron en Guayaquil y no en la playa. – El fútbol es un deporte donde el jugador trota, camina y corre a su máxima velocidad. Había jugadores rápidos pero que no tenían resistencia para correr o saltar varias veces con la misma intensidad.

Los preparadores azules se reúnen los domingos para planificar los microciclos de la semana. Y en función de las evaluaciones y del informe médico, se determinan los trabajos. – Con este trabajo diferenciado, Luis Rivera no inició el torneo porque físicamente estaba en un nivel bajo. Entonces hizo un trabajo especial y debutó en la cuarta fecha. A Darwin Caicedo le hicimos perder cinco kilos de sobrepeso con un trabajo individual, quien, además, por su alta estatura necesita un mayor consumo de oxígeno”, dice Altman.

Según Oswaldo Maza, el complemento es una buena alimentación y descanso. – La dieta y el reposo va también en función de la carga de trabajo diario. A veces trabajamos a doble jornada y al mediodía los jugadores comen en la concentración y descansan”.

Altman y Cangá coinciden que uno de los problemas del futbolista nacional es que no sabe comer porque le falta cultura alimenticia. En Emelec, los jugadores almuerzan en el club cinco veces por semana con una dieta rica en proteínas y carbohidratos para compensar su desgaste.

Testimonios

Duffer Altman Arroyo
Jefe de preparadores físicos

Esmeraldeño, 52 años. Se inició con Liga Deportiva Estudiantil en 1978. Fue preparador físico de las selecciones nacionales Mayores, Sub 23, Sub 20, Sub 17 y Sub 16 con Dusan Draskovic entre 1988 y 1994; en 1994 fue campeón con EMELEC junto al entrenador de ese entonces Carlos Torres Garcés. En esta temporada repitió con Torres Garcés. Tuvo un breve paso por Técnico Universitario. Además, estuvo en selecciones nacionales en eliminatorias y torneos sudamericanos.

Urlín Cangá
Asistente de preparador físico

Urlin Cangá, esmeraldeño, 47 años; graduado en la Facultad de Educación Física de la U niveresida de Guayaquil. Ha laborado en las divisiones menores de Emelec, en la promoción de ‘Los Extraterrestres’, Santa Rita,Liga de Portoviejo y EMELEC junto al entrenador uruguayo Juan Ramón Silva, también laboró con Dusan Draskovic y ahora lo hace con Carlos Torres Garcés.
Fue jugador profesional de EMELEC y también jugó en la Liga de Portoviejo.

Oswaldo Mazza Valencia
Asistente de preparador físico.

Oswaldo Mazza Valencia, balzareño, 51 años, titulado en la Facultad de Educación Física de la U. de Guayaquil. Se inició con el club Calvi en 1995. Ha trabajado con la Selección Nacional Sub 17, Deportivo Quevedo, durante la campaña para ascender a la serie A. También laboró en los clubes Deportivo Cuenca, Audaz Octubrino, Selección de Guayas en los Juegos Nacionales de Machala, y actualmente labora en Emelec. Mazza también ha trabajado en clubes amateurs.

Iván Hurtado, líder de Al-Arabi

El defensa y capitán de Ecuador, Iván Hurtado, también atraviesa por un buen momento. Su equipo es otro aspirante al título de la liga qataráde fútbol.

Considera que el nivel técnico de ese país va en franco crecimiento. – Se debe en gran medida a la cantidad de entrenadores extranjeros que llegaron”, expresó. – Incluso, el 80 por ciento de los árbitros que pitan en la liga provienen del exterior”, dio a conocer el defensa de la Tricolor.

Su contrato con el club vence en junio y hay una cierta posibilidad de volver al campeonato ecuatoriano. El Emelec, club que lo formó profesionalmente, tiene la primera opción. – Yo siempre termino los contratos. Tengo que esperar a ver qué sucede. Mi empresario, Luis Aguerre, llegará en estos días a Qatar y ahí veremos las opciones, pero sáme gustaría volver al equipo del que soy hincha”, indicó ‘Bam.Bam’.

No cabe duda que el poder económico es un imán para los jugadores y técnicos, así también lo confirmó. – Acá se gana muy bien y eso hay que reconocerlo”.

Facebook Comments