Inicio Emelecista Biografias Francisco Anibal Cibeyra : El loco de los goles olimpicos

Francisco Anibal Cibeyra : El loco de los goles olimpicos

0
4827
estadio capwell palcos
cfn subastará 292 palcos del capwell

Agradecemos a Aurelio Paredes por su aporte con este editorial a este portal que pretende ambiciosamente darle el sitial que merece el Club Sport Emelec, y damos la bienvenida al Ing. Victor Emilio Ponce Suarez como nuevo colaborador de esta revista electronica emelecista gratuita, quien tambien colaboro con sus recortes de periodico para esta biografia.


Anibal logro un hecho futbolistico poco comun, poco usual y anecdotico que lo puso en la historia de Emelec. Al anotarle tres goles olimpicos a su rival tradicional, a su colega de barrio y a su mas enconado adversario con el que protagoniza el legendario «clasico del Astillero». Y lo mas inusual de todo es que los tres goles lanzados desde el tiro de esquina los hizo en una misma temporada.

Rendimiento aceptable

El argentino Francisco Anibal Cibeyra, no fue una figura que brillara a gran nivel, tuvo un rendimiento aceptable, fue un jugador cumplidor y esta lejano de ser esas personalidades de leyenda, pero sus goles de corner le dieron su espacio en la historia en la que sera recordado siempre como el loco de los goles olimpicos.

Francisco Anibal nacio en la provincia de Buenos Aires, en un pequeño pueblo llamado Santos Lugares un 29 de Junio de 1949, se desempeñaba como puntero derecho y su juego tenia el estilo del antiguo alero, de ese que jugaba junto a la raya y que hacia de la velocidad y la gambeta su mejor arma.

Características

Cibeyra, tenia un juego alegre, electrizante, con una gambeta que aloca, con una habilidad que le permitia hacer travesuras con el balon y el rival. Por su estilo electrico para jugar y sus gestos vivarachos, la aficion azul lo apodo como «loco».

Y fiel a su apodo, el «Loco» enloquecio a la zaga barcelonista y a la hinchada con sus goles raros. Goles que lo catapultaron a la historia.

En una nota de Revista Estadio en la edicion No. 396 de junio de 1989. Cibeyra conto sus inicios. «Yo cuando comence a jugar tuve mucha suerte de escalar posiciones. Apenas tenia 17 años y fui seleccionado juvenil argentino. Y desde ese momento (1967) ya jugue en primera categoria en River Plate, sin andar por todas las inferiores.

Entrenamiento

Salte de cuarta categoria a primera. Y toda la vida fui 7. En el puesto que me gusta a pesar de que es una posicion dificil, porque la raya aprieta mucho y a veces se recibe pocas pelotas. En River jugue hasta el 69, fui vendido al Guadalajara de Mexico donde estuve 3 años, despues fui transferido al Junior de Barranquilla por una temporada, luego regrese al Atlanta y para la temporada del 77 al Boca Juniors de Argentina desde donde pase a EMELEC en 1978. En 1979 pase al Everest», contaba el Loco que ese año vestia la casaca roja del club everiano.

En notas de Estadio, el propio Cibeyra comentaba sus tres goles olimpicos a Barcelona que los logro el 5 de Julio de 1978, el 17 de Septiembre y el 19 de Noviembre.

Declaraciones

«El primero lo hize en el arco sur. La jugada nacio de una bola que salio al corner, producto de un ataque de Figueroa, que Mideros no pudo controlar. Lo lance por el lado izquierdo, y como en ese lado habia un poquito de viento, yo estoy acostumbrado a tirar la pelota al primer palo. El balon hizo una comba y Rodriguez no la pudo detener. El segundo lo anote en iguales circunstancias, una pelota combada al primer palo.

En esta ocasion estaba Aguirre de arquero, Carbogniani y Mideros de defensas, pero igual no la pudieron detener . El tercero y ultimo fue diferente a los anteriores, esta vez ubique el pelotazo al segundo palo. Ni el arquero Rodriguez al que le hice el primero, ni el defensa Oyola lo pudieron rechazar. La pelota pego entre el segundo poste y la red», contaba el popular «Loco» Cibeyra que conto que para realizar el tiro tuvo como maestros a los entrenadores argentinos Cesarini y Pencel, decia que ellos le enseñaron a acomodar el cuerpo y la posicion del pie. «Despues con un poquito de practica todo el dia, perfeccione el tiro combado. Le doy fuerte y apunto al angulo», acoto.

Cibeyra, por esos goles, sirvio de inspiracion a una fabricante de zapatos deportivos nacionales que puso a uno de sus modelos el nombre de Olimpico.

Pero mas alla de su nombre que se quedo grabado para fines comerciales y para registro estadistico en el futbol, esta el hecho de haber entrado en el corazon del hincha

que siempre recuerda sus tantos a la hora de molestar a la barra del tradicional rival. Cibeyra entro por una esquina en la historia azul y ahi se quedo por siempre.

Facebook Comments