fbpx

No usa chompas negras ni espines de cuero; tampoco luce tatuajes ni cabellera larga, pero le gusta el rock latino de Soda Stereo. Un tipo hogareño, tranquilo, que gusta saborear y preparar el asado argentino. Así se muestra el DT de Emelec, en diálogo con EXPRESO tras entrenar en el Polideportivo de Los Samanes.

Cuando dirige, usted muestra una postura serena. ¿No se fastidia cuando sus pupilos yerran?
Pueden ser varias cosas. El trabajo en la semana tiene que estar entendido. Por allí, uno se hace mala sangre, pero no me gusta expresarme mal. Si el futbolista falla, la manera de corregirlo es con trabajo.

¿Cuáles son sus diversiones preferidas fuera de la cancha?
Soy un tipo tranquilo, de poca diversión ya que tengo tres hijos y el tiempo libre lo paso con mi esposa y con ellos, que como están chiquitos hay que darles mucha atención; está el tema del colegio (están en La Moderna).

Su esposa es hija del afamado ex DT argentino Carlos Timoteo Griguol. ¿Cómo la enamoró, fue difícil por su condición de dirigido de su padre?
A Mariana la conocí cuando yo jugaba en Ferrocarril Oeste, allá por los 90. El papá también me había dirigido en River Plate y bueno, allá la conocía la hija.

¿Pero qué dijo él, no se puso ‘ogro’ por cortejar a la hija?
No, no, no, nada de eso… no, siempre tuve muy buena relación con él. Primero en River, luego en Ferro la relación fue muy buena, todo bien.

Si no fuera futbolista, ¿qué otra profesión hubiera seguido?
Seguramente, contador público. Aunque no soy bueno para los números, a lo mejor por allá seguía a mi grupo de amigos, que siempre siguen juntos. Pero nunca pensé en eso, siempre me dediqué al fútbol; después de futbolista, quería ser entrenador.

¿Entonces, siempre respiró, vivió y gozó del fútbol?
En lo nuestro hay que dedicarle mucho tiempo al trabajo. Dependemos de nosotros en muchas cosas, nos dedicamos al fútbol, sin dudas, mucho tiempo.

¿Pero debe tener otras diversiones como el cine o la música?
Bueno, voy al cine a ver películas con mis hijos. Con mi señora, no puedo salir mucho, y si salimos es a ver películas para ellos. La música, me gusta cualquiera, ¡bah!, no cualquiera, todos los géneros.

Pero un grupo o ritmo en especial…
Me gusta el rock latino de Soda Stereo. Al grupo lo he visto en recitales en Buenos Aires.

¿Y a la hora de comer, que tipo de cocina le gusta?
Me gusta la comida argentina, soy un carnívoro. Acá no he preparado asados ya que no he comprado el asador, pero en Buenos Aires sí.

¿Qué le enerva o molesta al tranquilo Gabriel Perrone?
Me molesta cuando se miente, se agrede sin saber, cuando hay mentiras de por medio. Cuando te quieren pasar por arriba, pero sobre todo la mentira. Se incluye todo eso.

¿Y qué lo pone feliz?
Ver que a los jugadores les va bien, que triunfan.

¿Y un EMELEC campeón?
Sí, un EMELEC campeón, clasificado a liguilla en primera fase, en la sudamericana, ver a le gente feliz por su equipo.

Hablando de Emelec, se critica el estilo de juego del equipo…
Creo que es algo que se formó en cierto sector del periodismo y sigue todo el tiempo hablándose de lo mismo. Yo a veces siento que el único equipo que no juega bien es Emelec. El resto, todos juegan bien (sonríe).

Hasta le dicen ‘Betty la fea’, en alusión a la novela colombiana en donde el personaje principal es una secretaria fachosa, pero que triunfa…
Yo no creo que sea así. Yo a EMELEC lo he visto jugar bien en Venezuela, en Ambato. Pero esto da para que la gente siga diciendo cosas que no son reales.

Fuente : Diario Expreso

Quién es

Nació en Buenos Aires, en 1965. Como futbolista, se desempeñó de zaguero central y actuó en River Plate, Ferrocarril Oeste, Atlanta. Es casado con Mariana Griguol y tiene 3 hijos: Lautaro (9 años), Guadalupe (6) y Alma (3). Su color favorito es el rojo y se considera ‘carnívoro’, ya que gusta del asado.

Escribe tu comentario usando Facebook