fbpx

Gaibor tuvo apoyo de su familia en Montalvo

Views: 0
gaibor familia

En su casa, ubicada a la entrada de la ciudad de Montalvo (Los Ríos) estaban Mónica Torres Suárez y Juan Pablo Torres, tía y primo de Fernando Gaibor, y cuando el partido estaba iniciado llegó Francisco Sánchez, otro tío de ‘Chenan’. El resto de la familia de Fernando Gaibor (su padre Fernando, su madre Lastenia Orellana y hermanos) viven en Guayaquil desde que ingresó a las divisiones formativas de Emelec.

Una mezcla de orgullo y tristeza sintieron los familiares de Fernando Gaibor luego de la final de la Recopa Sudamericana, la noche del miércoles pasado.

A pesar del buen juego que hizo Independiente y en especial ‘Chenan’ (como llaman al volante ecuatoriano), el título lo ganó el Gremio, que fue más efectivo en la tanda de los penaltis. La noche del miércoles, don Vicente Gaibor Linch hizo una pausa a la preparación de una charla sobre orquídeas para observar el partido de su nieto.

A un costado del comedor, en una especie de oficina, se instalaron los familiares del ‘10’ del Independiente para ver la final de vuelta de la Recopa en un televisor pantalla plana de 32 pulgadas. En ese lugar de la casa una pintura grande de Gaibor con la camiseta de EMELEC sobresale entre todos los objetos que adornan la casa donde se crió el volante.

En otras áreas de la vivienda de tres plantas hay más imágenes del futbolista, desde sus inicios hasta los últimos días en Emelec. Don Vicente, aparentemente tranquilo, repetía una y otra vez: – Lo importante es que Fernando haga un buen partido”.

En la casa de Gaibor, el fútbol se mira con tranquilidad, cautela, mucha crítica y análisis. Juan Pablo, que tiene bastante parecido físico a su primo Fernando y que entrena para ser arquero en Montalvo, es el ‘traductor’ de don Vicente, cuando hacen un comentario de su nieto. – Qué dijo el relator?”, pregunta don Vicente, preocupado de la imagen que pueda dar ‘Fernandito’ por la televisión.

“Es que Fernando parece otro argentino”, decía con orgullo su abuelo cada vez que aparecía en la TV. A los 29’ del primer tiempo, luego de una serie de reclamos por una decisión arbitral, de la cual participó Gaibor, don Vicente se paró del sofá y recordó en voz alta que siempre le ha dicho que no discuta las decisiones arbitrales ni que se meta en líos que no son con él.

“Una vez le dije aquí en la casa que no tiene por qué intervenir, que la decisión no se va a cambiar. Se quedó callado y no me contestó”. A cinco minutos de que termine el primer tiempo llegó la primera preocupación en la familia por la expulsión de Fernando Amorebieta.

Francisco Sánchez rompió el silencio y criticó la decisión arbitral: – Solo pita las faltas a favor de Gremio”. Pero al ver la repetición, todos aceptaron la decisión del juez. En el descanso del primer tiempo todos se pararon para tomar alguna bebida del refrigerador -en la casa de Gaibor no se toma licor- y hacer uno que otro comentario. Afuera un torrencial aguacero obligó a los ciudadanos de Montalvo a refugiarse en sus casas.

Para el segundo tiempo la principal preocupación de los familiares de Fernando era saber si el técnico, Ariel Holan, lo mantenía en la cancha. Juan Pablo así lo confirmó y se lo comunicó a don Vicente, que en ese momento revisaba la información de la charla que daría al día siguiente, desde su computadora portátil.

La señal del televisor se dañó dos veces durante el segundo tiempo por el aguacero que caía a esa hora en Montalvo. Eso provocó que Juan Pablo sacara su teléfono celular para buscar el partido en redes sociales o algún portal web. Pero luego de cinco minutos y tras reiniciar el codificador la señal retornó.

El comentarista de la cadena Fox Sports mencionó que Gaibor tuvo un altercado con un compañero, pero eso no provocó reacción alguna en sus familiares. No así a los 82’ cuando un compañero le quitó el balón a Fernando en la ejecución de un tiro libre, que se fue por encima del arco. – Le hubiese dejado patear a mijo”, exclamó don Vicente.

La angustia entre los familiares de Fernando Gaibor creció cuando el árbitro finalizó el partido y la definición de extendía en los tiempos extras.

Nuevamente Juan Pablo se percató de que Holan no sacaba a su primo de la cancha y don Francisco -su tío- señaló que el DT le pasó dando instrucciones a ‘Chenan’. Si durante los 90 minutos el partido se vivió con cautela, en los tiempos extras el silencio se apoderó de la casa. El único comentario que se escuchó fue luego de que Gaibor se tomó el muslo tras recuperar un balón en ‘carretilla’.

“Fernando tiene problemas en el aductor”, recordó don Vicente. Al terminar los tiempos extras y saber que el título se definía en la tanda de penaltis, los familiares no ocultaron su emoción al escuchar que Fernando iba a ser el primero en cobrar el tiro para su equipo.

“El técnico le tiene bastante confianza”, exclamó su tío Francisco. Gaibor cobró perfecto el tiro y marcó el primer tanto. Aquello desencadenó la euforia de sus familiares en Montalvo.

Aunque el tanto no le alcanzó a Independiente para ganar el título, don Vicente quedó conforme con el nivel de su nieto y con los comentarios de la prensa argentina. – Aunque no ganaron, Fernando está jugando bien. Y eso es lo único que me importa”, manifestó sin ocultar su satisfacción.

Escribe tu comentario usando Facebook
Category: Noticias
Tags: ,
Entrada siguiente
El ‘Ñato’ García tiene su estatua en el Capwell
Entrada anterior
Precio de boletos para el duelo EMELEC vs Macará
Menú