Giuseppe Cavanna es un referente para la hinchada eléctrica y su legado de apoyo incondicional hacia el Club Sport EMELEC marcó a varias generaciones de hinchas que seguirán ese ejemplo de acompañar al Bombillo dentro y fuera del territorio ecuatoriano.

Tuvimos el placer de tenerlo como invitado en alguna ocasión en nuestro programa radial : Giuseppe Cavanna en radio emeleXista

Giuseppe Cavanna, líder y creador de la popular barra Boca del Pozo, ha fallecido la noche de este viernes 6 de Enero 2017 en la ciudad de Guayaquil.

Boca del pozo

Cavanna fundó la Boca del Pozo en el año 1980 y desde entonces, se ha caracterizado por ser el hincha número uno del Club Sport Emelec. Cavanna, de 62 años, estaba internado desde noviembre pasado en la clínica Guayaquil debido a problemas cardíacos.

El estadio George Capwell no estaba lleno, tampoco se desarrollaba un partido de fútbol, pero el escenario de la calle Quito retumbaba. El sonido del bombo, los platillos, y gargantas hacían vibrar el concreto de este recinto remodelado, que está ubicado en el centro-sur de Guayaquil.

Declaraciones

“Viejo, viejo / jamás te olvidaremos / tú fuiste emelecista / azul de corazón”, era el cántico de un centenar de hinchas que se concentraron desde las 11:00 en las gradas de la calle San Martín por el velorio de Giuseppe Cavanna, quien fundó la barra Boca del Pozo el 25 de julio de 1980. Uno de los pioneros de las barras organizadas junto con Che Pérez.

Cavanna, quien padecía de cirrosis al hígado, falleció a los 62 años la noche del viernes último. Las muestras de pesar se extendieron a las redes sociales. Exjugadores ofrecieron sus condolencias por esta pérdida.

En el estadio azul había un ambiente similar al de un partido de fútbol que se perdió, pero en el que la hinchada no se retiraba, al contrario, seguía alentando como si el encuentro hubiese terminado en una victoria por goleada.

Bombillo

Las gradas de la San Martín acogieron a la fanaticada, que llevaba la camiseta del Bombillo, a familiares y amistades de Cavanna. Eran casi las 13:30 y este sitio se iluminó por una luz rojiza. Un hincha sostenía con su mano derecha una bengala. Era un gesto para decir “estamos presentes” para quien solía celebrar los campeonatos eléctricos con esas luces mientras corría, saltaba y gritaba en el gramado de este escenario, como lo hacen los que van a la Boca del Pozo.

Los hijos de Cavanna estaban consternados. Antonella, la mayor, estuvo a punto del desmayo, se recuperó y terminó abrazada de sus seres queridos.

A las 17:00, se realizará el sepelio de Cavanna, en el Parque de la Paz, ubicado en La Aurora.

Hinchas de EMELEC despidieron a Giuseppe Cavanna en el Capwell

Luego de estar un par de horas contemplando el féretro de Cavanna y de acompañar con cánticos a la barra, Roque Galárraga, de 82 años, caminaba hacia la puerta de salida. Con su mano derecha se limpiaba las lágrimas.

“Se muere un buen hombre, un guerrero. Era un gran organizador. Lo vi por última vez en el partido en el que EMELEC remontó el resultado con el Mushuc Runa”, dijo Galárraga.

Las gradas de la San Martín acogieron a la fanaticada, que llevaba la camiseta del Bombillo, a familiares y amistades de Cavanna. Eran casi las 13:30 y este sitio se iluminó por una luz rojiza. Un hincha sostenía con su mano derecha una bengala. Era un gesto para decir – estamos presentes” para quien solía celebrar los campeonatos eléctricos con esas luces mientras corría, saltaba y gritaba en el gramado de este escenario, como lo hacen los que van a la Boca del Pozo.

“Giuseppe / Guiseppe / esta hinchada jamás te olvidará”, era otro de los cánticos. Una aficionada, de unos 70 años, gritaba esta arenga a la par que daba palmadas al féretro Cavanna. Esta hincha tuvo que ser atendida por un paramédico porque se descompensó su salud, por los sentimientos encontrados y el calor.

Las banderas de la Boca del Pozo estaban izadas. Las anécdotas se contaban en las conversaciones de los hinchas. Otros posteaban fotos y transmitían por Facebook.

“Cuando nos íbamos de viaje y nos reunía, nos decía que gane, empate o pierda el equipo debemos de comportarnos, estar en paz”, dijo Luis Vicente Díaz, de 61 años, quien aseguró acompaña a – todas partes” al club guayaquileño.

Los hijos de Cavanna estaban consternados. Antonella, la mayor, estuvo a punto del desmayo, se recuperó y terminó abrazada de sus seres queridos.

https://www.youtube.com/watch?v=iT-YY4UWVAs

Facebook Comments