rivera daniela
emelec goleado por el nacional situación insostenible

El colombiano se perderí­a el inicio del torneo por retraso en trámites. El tema es el mismo cada vez que alguien se acerca a Luis Guillermo Rivera. “¿Cómo va el trámite de nacionalización?”, es la inquietud frecuente. La respuesta inmediata del volante colombiano, que ya va por su tercera temporada con la camiseta del Emelec, es un simple “todo bien”.

Hace poco más de una semana, Rivera se reintegró a las prácticas con su club, tras unas breves vacaciones en su paí­s natal. Ahora está metido de lleno con su preparación fí­sica, sin mostrar preocupación por su próxima naturalización como ecuatoriano, que le permitirá a EMELEC utilizar su cupo de extranjero en otro jugador.

“No me desespero por el tema de la nacionalización. Si debo esperar unas fechas después de que haya iniciado el campeonato (el próximo 10 de febrero) para debutar con EMELEC por la demora en los trámites, lo haré, en beneficio del club”, aseguró el mediocampista de frente amplia y diálogo pausado.

Rivera, a quien no parece incomodar la humedad reinante y el enjambre de mosquitos que merodea en la fangosa cancha de Los Samanes, sostiene que su objetivo más inmediato es recuperar el ritmo de trabajo en el que sus compañeros le llevan algunos dí­as de ventaja.

“He venido para aportar al equipo, tal como lo hice en las temporadas anteriores”, agrega el cafetero, quien llegó al paí­s hace cuatro años para jugar por la Liga de Loja, que entonces participa en la serie B.

El – Frentón” reconoce el cariño que ha recibido, no solo de los hinchas emelecistas, sino de la gente común que lo ve cuando transita por la calle.

Dice que esos detalles incidieron mucho en su decisión de adquirir la nacionalidad ecuatoriana, además de llevar más tres años residiendo en el paí­s.

Rivera se siente en casa. “Ecuador y Colombia tienen costumbres muy parecidas”, refiere el volante eléctrico, quien además tiene a sus hijos (David y Andrea) estudiando en la ciudad y practicando la natación.

“Ellos se han adaptado muy bien a la ciudad”, refiere el mediocampista mixto, quien trabaja en lo aeróbico con los argentinos Cristian Grabinski y Marcelo Elizaga, sin “perder el sueño” por perderse posiblemente las primeras fechas del torneo nacional.

Facebook Comments