El 12 de abril de 2012, quedara registrado en los anales de la historia deportiva, como uno de los mayores éxitos conseguidos por el Club Sport Emelec. Se logro clasificar a octavos de la copa libertadores, de una manera épica, de esas que tienden a engrandecer la figura del equipo, de aquilatar mas su idolatría, de sentirse orgulloso de amar a una institución que nos brinda esa clase de alegrías, aunque también es muy cierto que aún no se haya sido campeón.

Me tome una licencia temporal para dejar que las cosas fluyan con naturaleza, que siga su curso propio, sin entorpecer su camino…y esperar el momento indicado para emitir una opinión, como ya me caracteriza, con la mas fiel objetividad con la que emito mi criterio. Y asi lo voy hacer…

Hace unas semanas, con el resultado negativo que EMELEC tuvo contra Lanús, escribáun editorial que tenía el encabezado; ELIMINADOS. Donde exponía que daba por hecho la practica eliminación del bombillo, por razones en ese momento de sobra. Pero también proponía que la causa estaba en las falencias técnicas, mas allá de lo futbolístico, que podrían evitarse si hacia lo conveniente, si Fleitas dejaba de cometer esos errores obvios que no dejaban alcanzar los objetivos deseados, es decir, ganar con convicción, con personalidad, como lo hizo en cierta forma contra el Flamengo, y sobretodo contra el Olimpia, allá en asunción.

Cuando se gana, no solo se debe hacer por obligación, sino, que debe demostrar que lo hace con categoría, sin dudas, sin especulaciones, que no den espacio al escepticismo, a crear apariencias que simulan ser concretas realidades. EMELEC demostró en estos dos últimos partidos que tiene una fuerza emocional muy grande, que acompañada con la capacidad futbolística, logran realizar proezas imaginables, vencer adversidades, derrumbar mitos…eliminar fantasmas propios que han rondado en tanto años su existencia deportiva. Creerse capaz, no es lo mismo que sentirse…lo primero es un simple aspiración, lo otro es tener la convicción para hacerlo…o sea, los medios, los recursos, la voluntad…si quieren llamarlo, hasta suerte o…fe. Yo prefiero lo menos subjetivo, pero respeto las creencia de cada cual. Sea lo que sea…para ganar se tiene que luchar, mas que con huevos, con futbol…porque lo primero te alcanzar para resolver un partido, pero no siempre será la garantía para vencer. Hay que invertir mas en lo que menos se tiene…en lo táctico.

Creo que fleitas entendió ese dilema al fin, al menos eso ha sido visible ahora ultimo. Armo una linea de tres mentirosa, dejando a J.L Quiñonez como un falso stoper, y quedándose como un libero, porque era obvio que Olimpia iba a atacar por lo mas – vulnerable”, por el lado del chico Morantes, tanto asi que se gano una amarilla. Sin embargo eso fue todo…el pelado no se achico y demostró aplomo frente a estos reacios partidos. La incursión irreversible de Mena, revitalizo el manejo del balón, le dio mas profundidad, aunque se sacrifico a Gaibor, por Valencia, que si metieras la 5 parte de todos los centros que mandas, serias mi ídolo moreno…además prefirió poner un solo punta, he hizo lo lógico, puso al mas experimentado, Figueroa y dejo a Borja para aprovechar su explosión en el recambio. Y uno por fuera, Mondaini que viene recuperando su gran nivel, fue desequilibrante, y se ha vuelto fundamental en el engranaje del bombillo. Lastima la lesión de P. Quinonez, y que siga delicado el cachorro Mera, que es una pieza muy importante para la ofensiva azul. Dreer magnifico, con el tiempo de seguro se ganara un gran sitio en la fanaticada emelecista.

Clasificamos insólitamente, contra toda adversidad y pronostico, ganándoles a dos gigantes de sudamerica, y encima, dándonos el lujo de dejarlos fuera de la copa. Espero que estos logros sirvan para concientizar y dosificar confianza en el equipo; que cuando lo táctico se complementa bien con lo futbolístico y emocional, se pueden lograr estas grandes hazañas… y pensar en que podemos ir mas allá de octavos…ojala sea con esa corona, pero como dicen; soñar no cuesta, pero desgasta la mente si no nos atrevemos a convertirlo en una hermosa realidad.

emelexista emelec angel mena

Facebook Comments