fbpx
5/5 - (1 voto)

Esta edición del clásico del astillero quedara grabada en la memoria colectiva como uno de los mas polémicos, donde el protagonismo no recayó en ninguno de los dos equipos, sino, en el arbitraje, que fue quien se robo el show, de una forma desvergonzante.

Es indudable, creo que para la mayoría, o por lo menos, para los que tienen un minino de criterio, que las decisiones arbitrales desequilibraron en el destino del partido entre Barcelona y EMELEC jugado el dia de ayer.

Sin embargo, dada ciertas circunstancias media ambiguas, que no dejan de convencerme en su totalidad, podría leer entre líneas que hubo algo mas alla de la injerencia arbitral, una especie de contubernio mutuo. Y aquello no debería sonar a herejía. Esta clase de rituales han existido desde las épocas bíblicas, porque mientras haya necesidad e intereses, los pecados estarán a la orden del dia, y en cada partido que dependa de este medio para beneficiar al mas desposeído….y obviamente sabemos cual era ese indigente. Pero porque manifiesto tácitamente esta situación…veamos.

Clásico del astillero

A priori, el favorito para ganar el clásico era sin duda alguna, Emelec, porque reunía, y aún los tiene, mejores recursos que Barcelona, aunque este hacia de local. Venia de una inyección anímica enorme, un plus energizante por la victoria ante el Olimpia y por ende su increíble clasificación a octavos, además, en papeles, en la práctica, por meritos…le llevaba mucha ventaja, la que fue muy evidente en la cancha.

Tanto así, que hizo el gol de una forma espectacular, y tomo las riendas el partido, pudiendo haber aumentado un poco mas el resultado final, pero extrañamente se resigno a atacar, relego espacios, dejo que el local llevara el ritmo, pero sin son, sin salsa, ni cumbia…hasta que, de una forma incomprensible, J.L Quiñonez, en una – ingenuidad” cometió esa infracción que el juez no dudo en pitarlo…claro, sin antes haber regalado a diestra y siniestra tiros libre por cada – maltrato” que le hacían a la muñeca D.Diaz, para lograr su objetivo, hacer el gol por esa vía.

Compensación

Que nunca llegó, y había que encontrarlo como sea, y asi pasó. No digo que eso no haya existido, sino, que mas por acierto, fue una especie de compensación por no haber pitado otra falta que se comió, y que pudo haber sido penal a favor de los amarillos. Así como el otro penal mas indiscutible a favor del bombillo, que también se tragó Intriago.

Barcelona empató un partido que no merecía…pero cuánto vale ese gol ansiado, sufrido, esperanzador, que devuelve a los canarios un poco la confianza, y les da un punto que los manda la séptima posición a la quinta… a dos puntitos de la liga, y en posiciones de gran expectativa. Mientras Emelec, tranquilo, tercero con un partido menos que podria llevarlo de nuevo a la punta.

Emelec
Perder un clásico para el que está en anemia seria mortal. Barcelona no podía perder ese partido, porque indirectamente EMELEC podría también beneficiarse con esa mano, aunque en estos últimos años, prácticamente se ha tenido que fajar solo, y tal vez ese factor haya sido determinante en cierta forma para que el uno no haya podido consolidarse de una forma directa. Algo es muy cierto…pelear uno contra todos es muy difícil, pero dos si es una ayuda, aunque no guste, es asi.

Y no digo que por aquello, el uno sea campeón…se lo es, porque hay que luchar para ello…aunque en el año 1994, fue el Barcelona mismo que nos dio el campeonato al no dejarse ganar por el nacional en el monumental…la idea es clara, como la figura que quiero demostrar. Ambos se necesitan, para bien o para mal, una simbiosis que siempre hay que mantenerla hasta que sea útil.

En estrategias militares dos enemigos regionales se unian para pelear contra una amenaza exterior, y terminado ese conflicto, seguían con los suyos. Las rivalidades nunca morirán, pero las treguas son muy importantes, y muchos clásicos han tomado esa figura. Tan solo miren las estadísticas sobre dichos partidos, y verán tanta paridad entre ellos, que no es tan difícil caer en suspicacias.

Lo que haya sido el partido en si, solo fue una exhibición circense simulando ser un partido crucial…en si, solo un amarrete. Esperemos que cuando EMELEC necesite puntos valiosos en el capwell, valdrán las treguas, las simbiosis…y los samaritanos como Intriago, que si quiere hacer acciones caritativas se vaya a hacerlo a un auspicio, y no disfrazarse de referee para recompensar uno en perjuicio del otro. Eso no solo pone en tela de duda su espiritualidad, sino, su profesionalismo.

Escribe tu comentario usando Facebook

Emelec emelexista pagina oficial