fbpx

Con tan solo un mes en Colombia, el experimentado defensor Iván Hurtado habló para Diario EXTRA.

EXTRA: ¿Cómo se ha sentido desde su llegada a Bogotá?
– Bien, gracias a Dios siempre donde me ha tocado ir he tenido muy buena respuesta de la gente, para uno como extranjero el trato es lo que debe primar, ya que nos encontramos en paí­ses distintos, con situaciones diferentes y tener buena respuesta es importante desde todo punto de vista. EXTRA: ¿Qué lo atrajo para venir a Bogotá?
– La presencia del profesor Quintabani, una excelente persona, cosa que siempre valoro en los seres humanos, después su trabajo y su capacidad. Con el “profe” viví­ un año perfecto en Atlético Nacional y a pesar de conocerlo sólo un año, siento que he convivido con él toda la vida. Otra cosa que motivó mi llegada fue la idea de estar en un club tan grande como Millonarios, he tenido la fortuna de jugar en equipos grandes de muchos paí­ses y eso me llama mucho la atención.

EXTRA: La historia, la hinchada y la falta de tí­tulos generan una presión grande en los jugadores de Millonarios, ¿lo motiva esta presión?
-Siempre he estado acostumbrado a esto, desde niño conviví­ con la presión y mi carrera se ha desarrollado llegando a clubes representativos y grandes donde la exigencia es mayor que en otros clubes. Me gustan los equipos que generan este tipo de presión y Millonarios, sin duda, es uno que se acomoda a mis expectativas.

-¿Viene Iván Hurtado para quedarse en Millonarios, o espera volver a Ecuador a terminar su carrera?
– Espero cumplir con mi contrato en Millonarios -es de un año- y si se puede tratar de repetir lo que hice con Nacional, igual mi deseo es retirarme en mi paí­s, en mi club que es Emelec donde me dieron la oportunidad de iniciarme en el fútbol profesional. Retirarme en EMELEC es lo que más quiero.

Hablemos de fútbol…
Iván Hurtado ha sido í­dolo en muchas partes del mundo, pero ¿quién es su í­dolo?
“Sin desmerecer a mis paisanos, siempre tuve como referente al holandés Ronald Koeman”.

¿Alguna vez se ha cansado del fútbol?
Si me hubiera cansado en algún momento hubiera dado un paso al costado. Desde niño hasta hoy he sentido la misma emoción y he disfrutado al máximo cada minuto en el fútbol.

¿Cuál es la diferencia entre jugar en un club y vestir la camiseta de Ecuador?
La camiseta es la piel de un paí­s, y eso no tiene nombre; camiseta como esa no hay. Ponerse la camiseta de tu patria es lo más sagrado que tiene el mundo, la he portado 150 veces y en cada partido siento que me la pongo como por primera vez. Entonar las lí­neas del himno y ver flamear tu bandera no tienen precio.

¿Cómo ve a Ecuador en la eliminatoria para Sudáfrica 2010?
Hemos resignado dos puntos en casa, pero esta eliminatoria está muy rara y cualquier cosa puede pasar. Los chicos ya no son chicos y los equipos que eran fuertes en casa ahora están cediendo puntos. Depende de nosotros, pero tenemos el mismo sueño y la misma concentración para llegar al tercer mundial consecutivo.

– El fútbol ecuatoriano va en claro ascenso, eso lo demostró la Liga en la Copa Libertadores. ¿Festejó este triunfo más allá de ser un emelecista acérrimo?
(Risas). Serí­a mentiroso decir que no, cuando vimos que Liga era el único equipo ecuatoriano, todos nos hicimos hinchas de ese club. Ya no era la Liga de Quito, sino la Liga de Ecuador. Todos esperábamos la hazaña de la Liga y gritábamos cada gol como si fuera el último. Estoy contento por los jugadores, muchos mis amigos, por sus familias y por Ecuador.

¿Y por qué usted, siendo “de sangre azul”, juega en dos etapas distintas a Barcelona?
La pregunta es buena y la respuesta debe ser mejor, soy profesional del fútbol y no siempre juego donde quiero. El equipo que pone el dinero es el que sale favorecido y mientras EMELEC querí­a rescindir un contrato gratis, Barcelona pagó lo que El Nacional pedí­a por mí­.

¿Por qué se marcha Iván Hurtado de Barcelona?
El haber estado afuera te da una visión totalmente distinta de las cosas. En Barcelona habí­a muchas cosas con las que no estaba de acuerdo y por eso preferí­ dar un paso al costado.

¿Hasta cuándo se siente capaz de jugar?
Mi deseo es poderme retirar dándole a mi paí­s una participación en su tercera Copa del Mundo. Voy a trabajar con el resto de mis compañeros para poderlo cumplir.

¿Qué jugador y qué director técnico no pueden faltar a su partido de despedida?
Tendrí­a que hacer varios partidos, o empezar a jugar a las 6 de la mañana hasta por ahí­ las 10 de la noche para que todos los técnicos y compañeros con quienes he compartido puedan jugar. Si hago un solo partido voy a quedar en deuda

Escribe tu comentario usando Facebook