JECHU CARDENAS UN VERDADERO IDOLO DE EMELEC

0
1087
jesus cardenas jechu
jechu cardenas un verdadero idolo de emelec

«Yo no podía ir porque soy emelecista»
Reconoció que tuvo ofrecimiento de jugar en barcelona

El ex futbolista profesional Jesús Cárdenas, que visitó hoy, viernes, los estudios , reconoció que en su momento tuvo la oportunidad de irse al Barcelona, pero su sentimiento por EMELEC no se lo permitió.

«Menciono a Carlos Rodríguez Mora, porque él nunca dejó de ser amarillo, hasta ahora, pero él me propuso a mi jugar en dos equipos del Guayas, me puso en la mesa Barcelona y Emelec, Barcelona era una situación especial pero yo no podía ir, porque soy emelecista y fuimos a Emelec«, contó.

Azul eléctrico

Así nació el romance entre Cárdenas y el Club Sport Emelec, por allá en el año de 1982, un amor que dura hasta estos días, un cariño tan grande que sirve hasta para aguantar una deuda actual de nueve meses que la institución guayaquileña tiene con él ahora que es entrenador de las divisiones formativas.

Cárdenas asistió como invitado del programa «En Directo«, dirigido por Ricardo Doylet, en su días especial de «viernes para recordar», donde habló de sus inicios, de su paso por EMELEC como futbolista y de las penurias que está viviendo en la actualidad como entrenador de la categoría Sub-16.

Entrevista

«Tengo 50 años, me inicié a los 17 en el Aguirre Abad, luego jugué en el Vicente Rocafuerte, pasé a Liga Deportiva Estudiantil, estuve 4 años ahí y luego, al finalizar el 81 estuve en el Emelec, donde jugué hasta el 94 cuando me retiré«, así iniciaba el querido «Jechu» la entrevista.

Su vida en el fútbol comenzó en las aulas de clases, primero jugó por el Aguirre Abad y tras perder un año fue a parar a una de las cunas deportivas de Guayaquil, el Vicente Rocafuerte, dicen que detrás de un VR siempre hay un campeón, pues con el «Jechu«, no se equivocaron.

«El colegio Vicente Rocafuerte tenía esa particularidad, como colegio solidario de buscar talentos, se jactaba de ello… iban a los clubes y vinculaban jugadores para torneos y ahí fue que hubo la inspiración de que en corto tiempo pensar en llegar a buscar opciones«, expresó.

Opciones para ser profesional

Y así fue, buscó opciones para ser profesional y Liga Deportiva Estudiantil le abrió las puertas; allá, a más de encontrar dirigentes encontró caballeros. Cárdenas cuenta que nunca firmó un contrato con ellos pero que siempre le cumplieron todos sus haberes, eran hombres de palabra.

«En Liga Deportiva Estudiantil cobré mi primer sueldo, en Liga no nos pagaban, pero siempre habían personas, allegados, socios, que por su familiaridad, porque les gustaba el deporte, no nos pagaban sueldo, pero, si destacaba un jugador, de repente recibía algún dinero«, expresó.

«Jechu» se daría cuenta que pateando la pelota podía hace dinero; su primera «platita» cobrada fue de 100 sucres gracias a un gol que marcó, otro día hizo cinco y le dieron 500, decía que le servía solo para los buses, pero era un buen inicio.

Sobre el jugador

«Alcanzaba para los pasajes, en ese tiempo el valor efectivo del dinero era muy bajo, jugábamos básicamente para el deporte, en mi época era más de inspiración, desafío, era de jugar, no había quizás una mentalidad mercantilista como ahora, que se piensa que un chico que juegue bien al fútbol, es la salvación de la familia«, recordó.

«En esos tiempos jugábamos mas por capricho, por mostrar nuestras cualidades, no había ese ambiente de mercadeo, cuando los hijos futbolistas parecen ser salvación, pero yo viví una época de inspiración, de desafíos y de demostrar las cualidades y así ascendimos en el 78 a la Serie ¨B¨ con Liga Estudiantil«, continuó.

No lograron ascender con Liga Deportiva Estudiantil, pero en sus cuatro años ahí logró crecer como persona y como futbolista, dejar a un lado las formativas y convertirse en profesional; llegó a ganar un sueldo de 2.400 dólares que en aquellos tiempos lo sentía como un sueldo básico.

Emelec

Pero llegó el momento del cambio, la propuesta del EMELEC se hizo firme y se fue al «Bombillo«, en un principio no era aceptado por los «grandotes» que estaban ahí, como Lupo Quiñónez, Migue Cedeño, «Carita» Gómez, Rodríguez, entre otros, muchos de ellos campeones en 1979.

«Yo cuando llegué a Emelec, nadie me hizo la presentación, fui, hablé con el utilero, estaba el preparador físico, no recuerdo quien era, le dije que ya era jugador de Emelec, me dio un uniforme, directamente a entrenar, di todo, parecía todo de otro mundo, de repente como en Liga Estudiantil llevábamos nuestras cosas, en EMELEC había todo«, expresó.

Doble jornada

«Era duro, iba a ser duro, se trabajaba a doble jornada, lo más duro era desbancar a Lupo Quiñónez que había sido hombre de selección, el mejor de Ecuador, siempre me reflejé en lo que conseguía. En un principio no sentáapoyo, en un principio, pero siempre hay grupos, no por trinca sino por familiaridad, y uno viene nuevo y a veces nos miran y dicen… y éste quién es«, acotó.

Lastimosamente, a Cárdenas le tocó vivir el momento más duro de la historia del Emelec, los años 80, donde las deudas, la falta de pago, los atrasos de hasta tres meses, eran el pan de cada día en la tienda «Azul«, pero como «Dios aprieta pero no ahorca«, a ese equipo le tenía algo especial… algo bien guardadito.

Rin… rin…

«Estuve 14 años en Emelec, llegué y no salí más, desafortunadamente en ese tiempo de Emelec, fueron épocas duras, no clasificábamos ni en los octogonales. Mi primer campeonato fue en el 88, fue lo más feliz en Emelec, se jugaron dos partidos y ganamos tres cero en Guayaquil, marqué un gol y en Quito Minda marcó, nos empataron, y eso ocasionó mi primer campeonato«, expresó.

Luego la charla se vio interrumpida, al teléfono estaba un amigo que quería saludarlo, no solo a él sino a todo el staff de la radio, era Pedro Perico Batallas, que hace algunas semanas también fue invitado en «viernes para recordar» y que fue campeón con EMELEC en el 88.

Más declaraciones

«Goleador nato… te habla Pedro Pablo Batallas, que cobraba los córner para que el ¨Jechu¨ los meta«, dijo Batallas con su alto tono de voz característico y que lo hizo famoso incluso en el campo de juego cuando «boquillaba» a sus rivales para sacarlos del partido.

«Tu sabes que si no cobrabas tu, no podía hacer goles«, respondió Cárdenas… «Si no estabas tu nos moríamos de hambre«, seguía Batallas.

Así continuaron hasta cerrar la charla con una invitación a un «peloteo» en el Batallón del Suburbio guayaquileño, donde Batallas armó un equipo con ex glorias del EMELEC para seguir haciendo deporte y no olvidarse de esto que tanto les apasionan. Cárdenas dio su palabra y dijo que ahí estaría, que cuenten con él.

La amistad ante todo

«Nos hicimos una familia en épocas de las vacas flacas, donde lo único gordo que teníamos era la amistad, no nos podemos olvidar de esos momentos, aunque nos debían dos o tres meses y premios, como familia nos llenábamos de valor y de mucha energía y sobre todo de esperanza«, contó.

«Ese grupo humano soportó todo eso. Amigos como Batallas, como Bone, como Pineda, Cordero, eran jugadores que realmente eran de empuje y sacrificio«, continuó.

Su mejor gol

«El Jechu» recuerda varios goles, pero uno en especial, uno que el hizo a El Nacional en Quito, cuando iban perdiendo dos a cero y terminaron ganando tres a dos, en el mismo año que EMELEC fue campeón.

«Rompí la trampa del fuera de juego y llegué al arco, nosotros estábamos demasiado atrás porque nos estaban atacando, la cancha la teníamos inclinada. Fue una jugada rápida, se rompió la trampa del fuera de juego, me paré en la línea de gol, miraba a mis compañeros que me decían que la metiera y los de El Nacional se quedaron parados«, recordó.

«Ibamos perdiendo dos a cero y terminamos tres a dos, nadie me seguía, el arquero quedó fuera de las 18 yardas desgraciadamente para ellos, no tuvieron reacción, miraba la cara de Avilés que me decía en el piso que la metiera, que la metiera. Nunca pasó por mi mente burlarnos, era saber que podíamos ganar«, comentó.

Goles de Emelec

Dice haber sido siempre fino para los goles, que nunca metió uno de «chiripazo«, que todos los luchaba. También en sus tiempos se convirtió en un experto cobrado de tiros libres. «Jechu» cuenta que después de los entrenamientos se quedaba pateando pelotas en ambos arcos.

«Me quedaba rematando unos 30 balones de un lado y del otro lado, con empeine, con borde interno, buscando perfeccionarme, meter goles difíciles con pelota quieta. Nunca me tocó meter autogoles, ni goles fáciles, todos eran jugadas peleadas«, dijo.

Su retiro

A los 34 años, en 1994, y tras la salida del argentino Salvador Capitano, su paso por el EMELEC llegó a su fin; al banquillo «Azul» llegó el ecuatoriano Carlos Torres Garcés que de entrada le propuso ser su asistente, cosa que no aceptó y prefirió entrenarse todo el año hasta cerrar su contrato.

«Entró Torres Garcés ese año – 1994 – trabajé y no jugué, solamente me dijo que con él no iba a jugar, que me necesitaba como su ayudante y le dije que iba a entrenar, que si me necesitaba bien. No jugué y ahí se acabo todo. Fui el año siguiente, estaba Roberto Ponce, le dije vengo a entrenar y me dice que no soy de Emelec, entonces ahí fue mi adiós al fútbol como jugador profesional. No hubo un último partido«, dijo.

La actualidad

Una vez retirado del fútbol profesional como jugador, Cárdenas incursiona como entrenador; trabajó primero en el Rocafuerte Fútbol Club, luego pasó por la selección nacional en divisiones formativas y ahora está en Emelec, donde no ha recibido el trato que se merece.

«Estaba trabajando con un grupo de la Corporación Capwell, viendo jugadores, cuando ganó la lista me vincularon al Sub-20 y de ahí este nuevo año me vincularon a la 16, de ahí los problemas de mas de 15 personas que hacemos las formativas, donde la situación económica es bastante preocupante y no hay de la gente de EMELEC por solucionarlo«, contó.

Presidente de Emelec

«Wated (Elías – Presidente) no me ha dicho nada, no me quiso atender. Puse una demanda en la Ecuatoriana de Fútbol, son cuatro meses de deuda del año pasado, me pagaron uno, acepté lo que me pidieron para pagarme en cuatro meses, pero ya me están incumpliendo«, continuó.

Lastimosamente con este triste tema se cerró la entrevista. Cárdenas envió un mensaje a la hinchada pidiendo que lo entiendan, que si las cosas siguen iguales él irá hasta las últimas consecuencias por tratar de cobrar lo que le deben… «después no me digan que he sido mal emelecista» dijo.

Jesús «El Jechu» Cárdenas, goleador insigne del EMELEC con 120 goles, tan solamente superado por Carlos Alberto Juárez, pasó por los micrófonos en un «viernes para recordar«.

Por: Víctor Hugo Peña Black

Facebook Comments