Califica este post

Cuando arribó el pasado enero a Guayaquil, Jorge Luis Sampaoli (50 años) llegó precedido con la fama de ser un fanático del estilo agresivo en ataque de su colega y compatriota Marcelo Bielsa, DT de la selección de Chile.

Sampaoli trajo un libreto que proponía un vertiginoso ritmo que no se conformaba con victorias por diferencia de un gol. El rioplatense quería explotar las virtudes ofensivas de sus dirigidos al máximo.

emelexista emelec sampaoli jorge


Pero su empeño también le generó tiempos difíciles en el banquillo azul. Dos goleadas (ambas 5-0) en Quito ante Liga y El Nacional y una rápida eliminación de la Copa Libertadores 2010 (logró 2 puntos en 6 duelos), hicieron que la fanaticada pidiera su dimisión. La dirigencia lo respaldó.

“Sampaoli impuso un estilo que le ha dado excelentes resultados. Estos procesos llevan su tiempo para que los jugadores comprendan. A pesar de las situaciones difíciles, tuvo la razón”, dice el estratega Carlos Torres Garcés, campeón con EMELEC en 1994.

Bajo la tutela del argentino, quien también dirigió clubes en Chile y Perú, los azules ganaron la primera fase del torneo. En 22 partidos, ganaron 14, empataron 4 y perdieron 4. Con 46 puntos, accedieron al ‘triple premio’ de la etapa: clasificaciones a las Copas Sudamericana 2010 y Libertadores 2011, y acceso directo a la final del campeonato local. – El equipo ha jugado bastante bien, incluso en esta segunda etapa. Tiene 14 ó 15 juegos invicto con marcadores estupendos”, agrega Torres Garcés.

En cuanto a la pizarra, Sampaoli sabe adaptarse a las propuestas rivales. Si el contrario juega con 3 ofensivos, él plantea una defensa con 4 jugadores. – Eso sí, siempre utiliza un 5 clásico. También, tiene su plan A: 3-3-1-3, con tres defensas, dos carrileros, un volante central, un armador y 3 delanteros, eso se nota claro”, explica el ‘Palillo’, para quien el sistema es secundario, lo que prevalece es el – interesante funcionamiento”.

Sampaoli no es expresivo. Es parco mientras dirige y siempre lo hace con gorra y con la indumentaria del equipo. No emociona ni festeja con euforia los goles emelecistas. Sus pupilos, cuando su continuidad estaba en duda, lo apoyaron.

emelexista emelec sampaoli jorge

Escribe tu comentario usando Facebook