fbpx

Juan Ramón Carrasco “No venimos a ganar con el discurso, sino con el trabajo”. Liderazgo. El técnico uruguayo Juan Ramón Carrasco rotará la capitanía. Considera que a su equipo aún le falta un hombre de área.

Una pulsera con el nombre y los colores del Nacional uruguayo es el único recuerdo tangible que Juan Ramón Carrasco conserva del equipo donde alcanzó sus mayores logros. Hoy, el técnico ‘charrúa’ desea inyectar esa mística ganadora en los jugadores de Emelec.

emelexista emelec juan ramon carrasco


Luego de dos semanas al mando del equipo, ¿cuál es la evaluación que hace del grupo?

Emelec tiene una plantilla envidiable, esa es la parte buena. La parte de expectativa es el poco tiempo que tenemos aquí, pero gracias a la voluntad de los jugadores nos estamos amoldando, conociéndolos a ellos y ellos al sistema, así que esperamos comenzar con el pie derecho. Sabemos que tenemos mucha competencia por delante y cuando llegue la definición del título estaremos en un alto porcentaje de lo que queremos.

¿En qué medida aportará a su proyecto la llegada de Nicolás Vigneri y Brian Lugo?

Son ideales para el sistema de jugar a ganar, tratar de llegar al arco rival todas las veces que sea posible, por cualquier lugar del campo. Vigneri es un punta que se puede mover por cualquier sector, vamos a tratar de aprovecharlo de nueve. Lugo no tiene techo, es un chico de veinte años, muy potente, se puede sacar uno, dos o tres jugadores por velocidad. Ojalá se adapte al medio.

¿Ellos son los jugadores que necesita este equipo?

Nos estaría faltando uno, pero estoy esperando que el presidente (Nassib Neme) regrese a Guayaquil para conversarlo en persona. Creo que necesitamos un centrodelantero.

¿Eso implica la salida del argentino Eial Strahman?

Sí. Ya hablamos con él, le dijimos que no es nada personal. Strahman tiene características para otro sistema, es de luchar más entre dos o tres defensores, levantar mucho la pelota y dividirla. Nosotros somos más de precisión. Si hay un centro, tiene que ser centro pase.

¿Su reemplazo también será uruguayo?

Sáy no es que seamos localistas. Apuntamos al conocimiento de la idea futbolística para ganar tiempo, porque en todo equipo grande los resultados deben ser inmediatos, por eso tratamos de respaldarnos en esos jugadores que conocemos y que se aplican más a nuestra política: presionar, recuperar, defendernos con la pelota y buscar siempre el arco rival. No venimos a ganar con el discurso, sino con el trabajo.

Por lo visto en las prácticas, se inclina más por el 3-3-1-3.

Es el sistema que más me seduce, pero cuando todavía no se cumple ese tiempo de trabajo necesario es un poco peligroso. Acá te juegan 4-4-2 o 4-4-1-1, te llegan mucho por los costados y hay que tener bien aceitadito ese sistema para jugar, especialmente de local.

¿Mantendrá su política de cambiar al jugador que se haga sacar una tarjeta amarilla?

Mis equipos practican mucho el juego limpio. Ellos (los jugadores) ya saben que alguna tarjeta amarilla por pegar, por discutir con el árbitro es cambio. Eso ya lo hemos conversado, para que a nadie lo tome por sorpresa. Si entramos once a la cancha, debemos salir once.

¿Eso fue lo que sucedió con Eduardo Morante en Machala?

Sí, porque se quedó discutiendo con el árbitro después de la falta que hizo. Nosotros debemos preocuparnos de jugar, que la gente siempre vea buen fútbol y vea a su equipo ganar, no al pelotazo, sino jugando buen fútbol. Eso no es fácil, no es de un día para otro, porque si querés armar un edificio te demoras meses y si lo querés romper, lo rompés en una hora.

Modesto García Díaz – Redacción Expreso

Escribe tu comentario usando Facebook