fbpx

Su deseo es de que el partido de hoy, ante Olmedo en el estadio Capwell, termine “lo más rápido posible”, para olvidarse de la mala campaña de EMELEC en este año.

El defensa azul Juan Triviño confiesa que con trabajo se ha recuperado aní­micamente de la última goleada sufrida ante Deportivo Quito, pero aún le queda ese sabor amargo de no pelear el campeonato con el equipo de sus amores.

“Me siento mal, creo que estar sin liguilla es lo peor que le puede pasar a un jugador; a nadie le gusta quedarse así­. Ahora hay que trabajar y afrontar la situación”, manifestó Triviño.

Aunque tiene firmado contrato por una temporada más en el club, reconoce que con los cambios que ha venido anunciando la directiva eléctrica, su estabilidad no es segura.

“Tengo un año más acá, si el club quiere rescindir mi contrato lo haré con mucho gusto, y si no, estoy dispuesto a hablar con ellos”, añadió.
Su deseo de quedarse en el bombillo no lo esconde y admite que espera jugar en el 2009, porque quiere una revancha.

Piensa que la forma en que termina EMELEC su participación en el campeonato ecuatoriano no es la que esperaba, y por eso siente “fastidio y frustración” de quedarse sin trabajo en los próximos tres meses.

Además, “Tribilí­n”, como lo conocen sus compañeros de equipo, dijo que está preparado para escuchar hoy los gritos y “cariños” de reproche por parte de la hinchada azul hacia ellos por los malos resultados.

“La hinchada tiene derecho, siempre y cuando sea con mesura. Si nos gritan de tú a tú en la calle, uno va a responder, pero si lo hacen desde el graderí­o tienen su derecho, porque para eso paga su boleto”, concluyó.
Caicedo es baja en Olmedo

Con la tranquilidad de haber conservado el cupo en la serie A para el próximo año y a pesar de que será un partido de trámite, el técnico de Olmedo, Dragan Miranovic, pondrá a lo mejor que tiene para despedir el año con una victoria.
El equipo riobambeño presenta solo la baja de Luis Caicedo, quien padece de una lesión muscular. (APS-GZP)

Espí­nola y Vasallo no seguirán

El último entrenamiento de EMELEC en la temporada 2008 se desarrolló en un ambiente relajado, aunque algunos jugadores no pudieron ocultar su preocupación por lo que les esperará en los próximos meses, cuando ya no tengan ingresos económicos.

Luis Zambrano recordó que su contrato con los azules es hasta la terminación del campeonato (no especifica fecha) y por eso analizará su futuro, aunque le gustarí­a quedarse en el “Bombillo” y buscar un nuevo tí­tulo.

Marcelo Elizaga, Carlos Alberto Juárez, Armando Paredes y Jorge Ladines no fueron concentrados para el partido de hoy. Existe la posibilidad de que el “Cuqui” se quede un año más.

Los que sí­ definieron su futuro fueron el peruano GustavoVasallo y el nacionalizado Carlos Espí­nola, quienes llegaron a un acuerdo con el dirigente Jorge Bonard para rescindir sus contratos, aunque estos duraban hasta la próxima temporada. (MG) Diario Expreso

Escribe tu comentario usando Facebook