fbpx

Batallador en la cancha, amigo y líder en su equipo, amante de las artes
marciales y de los dibujos animados. Hoy pasa por el mejor momento de su
carrera. Es titular indiscutible en EMELEC disfrutando de ser padre por primera
vez.

Una vez más los soldaditos azules marcharon en el Estadio Monumental” dijo el ex
presidente del Barcelona. Isidro Romero, en referencia al clásico del Astillero que se disputó el pasado 12 de febrero. Ese día EMELEC goleo por 3-0 a Barcelona y el comentario general fue la crisis del conjunto amarillo y de la renuncia de su presidente y técnico.

Aquella noche los soldaditos azules se convirtieron en guerreros, en especial Juan Triviño quien corrió, metió, gritó e incluso se dio el gusto de nadar por el césped del Monumental, para evitar los ataques amarillos debido a la torrencial lluvia que por estos días los azules han tenido que aguantar en la mayoría de partidos.

Finalizado el clásico “Tribilín” no pudo
ocultar su alegría gritando a todo pulmón”ganamos porque tenemos H…”

Su llegada a Emelec
Juan Triviño recuerda los días que llegó a la tienda millonaria, atrás quedaban aquellos románticos días defendiendo a su querido Deportivo Colimes y a la Liga Deportiva Estudiantil. “Cuando estaba jugando en Liga, un día me vio el Ingeniero Jorge Bonnard y me llevó Emelec”.
Su debut profesional se produjo un 9 de octubre del año 1999, cuando el técnico era Fernando Rodríguez Riolfo. “Fue un partido en el Atahualpa, me tocó bailar con la más fea, porque esta cancha es complicada y come piernas. Ese día empatamos 2-2 y hubo una jugada que sacó un tiro de la raya. Esto me dio mucho valor para pelear el puesto con el venezolano José Manuel Rey.

¿Recuerdas algún mal momento en tu carrera que te haya empujado para sacrificarse más y llegar al nivel que te encuentras en la actualidad?
Si hay muchos, recuerdo un clásico que ganamos 3-1 y salió lesionado. Otro fue en un partido con Deportivo Quito en Ibarra, ahí me expulsaron y perdió la oportunidad de jugar la final que ganamos en el 2001. Me sentó muy mal porque siendo titular y me moría de ganas de estar en ese partido. Pero la vida te da revanchas; y ahora hay que aprovecharlas.

¿Y de los buenas momentos?
El bicampeonato definitivamente. Con la edad que tenía mucha gente no creía en uno y eso me dio mucho valor.

¿El último clásico jugado en el Monumental que ganaron (3-0) es uno de los partidos que más disfrutaste?
Fue muy lindo por todo lo que pasó, pero hay otros. Por ejemplo en uno que marcó el gol del empate, después perdimos, pero disfrutó mucho ese momento. Los clásicos cuando pierdes sientes el doble de tristeza y todo lo contrario cuando se gana.

¿Eres de los pocos jugadores que quedan de la generación del Bicampeonato 2001-2002, que se siente cuando vez a ex compañeros en otros equipos?
Siento nostalgia, con ellos pasamos gratos momentos juntos. Carlos Hidalgo, Luis Moreira, Daniel Viteri, Richard Borja, Walter Ayoví, Augusto Poroso, fueron además de compañeros grandes amigos, con los que crecimos profesionalmente. Algunos me ayudaron mucho con sus consejos.

¿Y cuando son rivales en la cancha también?
Sonríe… Nos decimos de todo, tú sabes que en la cancha uno no tiene amigos, por lo menos por mi lado es así. Pero afuera seguimos siendo panas.

La salida de muchos jugadores del equipo produjo que te convirtieras en uno de los líderes. ¿Cómo se produjo esto?
Creo que esto se ha dado gracias al trabajo que he venido haciendo. Creo que la perseverancia y el trabajo me han llevado al sitio donde estoy ahora. Uno como ser humano siempre busca nuevas metas; y yo soy de los que nunca me conformo con algo.

La indisciplina es un mal de nuestro fútbol, ¿cuando te topas con compañeros, así que les dices?
Se les habla mucho, así como lo hicieron conmigo Augusto Poroso, Máximo Tenorio, Kléber Fajardo, Carlos Juárez, Jimmy Quintero y Wilson Carabalí que ahora lo tengo de compañero y lamentablemente está pasando un duro momento por causa de su lesión. Ahora me toca a mí ser como el maestro y transmitirles los consejos que yo aprendo de los míos. Yo soy una persona que habla muy fuerte para hacerme entender.

¿Cuándo te hablan de Alemania que piensas?
Es un sueño, todo futbolista quiere jugar un Mundial. Estoy haciendo las cosas muy bien para llegar. Ojala pueda tener esta oportunidad.

últimamente se ha llorado más por derrotas. ¿Cómo ves al equipo en esta temporada?
Hemos pasado momentos muy difíciles; y ahora estamos tratando de salir del pozo. Este año hemos estado con un poquito más de suerte, tenemos un equipo que se ha acoplado lo más rápido posible. Además la hinchada está apoyando y eso es importante.

Hablando de hinchada ¿Es cierto que la cancha del Capwell tiembla cuando están jugando?
Si cuando el estadio está lleno tiembla bastante, basta recordar el partido con Liga de Quito. Cuando ves a tu público que te está alentando y tus rivales te están insultando, te invitan a poner un poco más de H… y a veces hemos podido dar vuelta resultados gracias a ese apoyo.

Ellos últimamente no han estado satisfechos con el equipo.
Es obvio, dos años sin liguilla es un fracaso. EMELEC es un equipo muy grande y tiene que estar todos los años disputando el título; y eso siempre la hinchada y la dirigencia te lo van a exigir.

¿Cómo eres fuera del fútbol?
Soy hogareño, siempre trato de estar con mi familia. Ahora mucho más que nació Amélie.

¿Vas al cine?
Si voy bastante con mi esposa (Andrea Andrade), pero ahora con el nacimiento de la niña no puedo ir. Pero soy feliz estando en casa viendo a ella crecer.

¿Te gustan las artes marciales?
Si bastante, incluso mi primer deporte fue el Jiu-Jitsu, pero luego me retiré. También jugó básquetbol antes de meterme de lleno al fútbol.

¿Te gusta leer?
Leo mucho Estadio, Vistazo y algunos libros de Paulo Coello. También todo lo que tenga que ver con liderazgo, espíritu de vida; y ahora algo de cómo ser padre en esta nueva etapa.

¿Cuál género musical te gusta?
Escucho de todo, rock, house, reggae, salsa y por ahí también reggaetón. Me gusta siempre estar a la moda.

¿De donde viene el apodo Tribilín?
Primero por mi apellido; y también porque me encanta el personaje. Mis compañeros también me dicen Pikachu, por el muñequito de Pokemon. La verdad es que en las concentraciones me la pasaba mirando estos dos programas entonces de ahí salieron estos sobrenombres.

¿Con quien compartes la concentración?
Con Jorge Ladines, es un chico que lo quiero como un hermano. El viene igual que yo de Liga Deportiva Estudiantil.

¿Cómo es Colimes?
Es un cantón de Guayas muy lindo. Ahora están trabajando mucho en la parte turística, realmente es muy acogedor. Las personas que han ido se quedaron encantadas. Su gente trabaja mucho en la agricultura, sobre todo en la siembra de arroz, maíz y cacao.

Tal como la gente de su tierra, Juan Triviño, siente la obligación de no defraudar a sus raíces, es por esto que trabaja día a día para mejorar en su puesto, ya que siente el compromiso de defender sus colores como si fuese siempre la última batalla, batalla que también realiza en el diario vivir en donde uno de sus grandes desafíos es cuidar y ver crecer a la pequeña Amélie Nallely Treviño Andrade, quien hace un poco más de un mes llegó a nuestro mundo.

Por Juan Luis Fuenzalida Pérez
Fotografías: Iván Navarrete
Compre Revista Estadio

Escribe tu comentario usando Facebook