La difícil ruta hacia los playoff Ligapro 2019

0
132
cse
emelec 1×1 liga de quito

Suena muy cliché cuando en el entorno del futbol – sobre todo, los futbolistas, directores técnicos, dirigentes- se refieren a un partido de futbol en la intención de sumar o no puntos, como una ‘final’. Deportivamente hablando, el panorama para Emelec en la actualidad es ese, 5 partidos en la recta final de la fase regular de la ligapro le deparan a un equipo que lejos de estar en su mejor forma futbolística, tendrá que afrontarlos como una verdadera final, como si lo fuera a jugar por un título, en el calendario de Emelec restan: américa de quito, olmedo, Barcelona, universidad católica y mushuc runa.

El panorama lejos de ser ideal es el más adverso en el cual se podría haber encontrado Emelec a día de hoy. El partido contra liga de quito del pasado domingo reafirmó lo que ha venido exhibiendo el primer equipo a lo largo de este año futbolístico que está a nada de llegar a su fin, un equipo por momentos con intenciones de jugar en campo rival y obligar al error al rival a partir de la presión alta, una idea de juego que el DT Rescalvo la tiene muy clara, la ha querido consolidar pero que aun sin éxito, sobre todo en el ámbito local.

Emelec hoy

Los jugadores presos de la falta de confianza que han venido acumulando a lo largo del año cometen errores –visiblemente para el espectador- casi que, de manera inconsciente, infantil por momentos, lateralizan mucho el juego, abusan de un fútbol regresivo que ha sido un mal que viene aquejando Emelec desde hace algún tiempo. Todos juegan para atrás, juegan a darle la pelota al arquero; si contabilizamos la cantidad de veces que Dreer toca la pelota en el campo de juego, es muy probable que la pelota pase por sus pies incluso más de lo que pasa por los mediocentros, llámese Dixon arroyo, Godoy, Queiroz o compañía, un error si se quiere hasta de concepto, tener la posesión de la pelota no es siempre jugarla hacia al arquero, solo denota falta de argumentos para elaborar juego o como mínimo falta de capacidad y paciencia por parte de los jugadores de leer el juego.

Para el periodismo, pero sobre todo para el hincha es fácil opinar con el resultado puesto, es por ello que, en este ejercicio de opinión y análisis, el hincha y aficionado al futbol está en capacidad de analizar superficialmente las facetas del juego de emelec en el partido que lo enfrento contra liga de quito, para ello se debe partir de dos premisas, el dibujo táctico dispuesto por el director técnico y sus componentes y, la estrategia para superar al rival.

La primera premisa nos marca lo siguiente: Rescalvo desde que llego no ha repetido un 11 en cancha, siempre ha realizado variantes en el mediocampo o en la defensa o en la delantera, algunas de ellas por lesión, otras por decisiones tácticas.

Se ha caracterizado sobre todo por representar modelos de juego partiendo con una línea de 4 defensores en el fondo, 2 mediocentros 2 volantes exteriores un enganche-10 o lo que hoy muchos ‘analistas de futbol’ han prostituido el termino como un media punta, y el delantero centro. El bajo nivel mostrado por jugadores que deberían tener la función de 10 en el equipo (como Matamoros, Cortez, Luna) por momentos lo obligo a jugar un claro 4-3-3 con un mediocentro defensivo (o pivote) y dos volantes interiores, echando mano de Godoy y de Queiroz para hacer esas funciones, y con tres atacantes.

Partido de Emelec

Claro, los técnicos siempre dicen y enfatizan que el dibujo táctico no es lo que importa sino como se mueven los jugadores dentro del terreno de juego, como responden a las circunstancias de un partido, sin embargo, a Emelec las variantes de esquemas tácticos no le han brindado estabilidad a una idea de juego que a priori parece muy clara por parte del técnico no tanto así en los jugadores.

Con estos atenuantes, en el partido contra liga de quito, Rescalvo una vez más vario el esquema inicial, dispuso un esquema tradicional 4-4-2 con dos delanteros centro como Pernía y Daniel Angulo que nunca llegaron a entenderse dentro del terreno de juego, con Joao Rojas partiendo como volante por izquierda casi desde la mitad de la cancha y Bryan Carabalí –naturalmente lateral o marcador de punta derecho- una vez más usado como volante por derecha por el bajo rendimiento de jugadores como cabezas, Fernando guerrero.

En defensa hay que destacar la aparición de Aníbal Leguizamón, quien por la lesión sufrida en la cadera en el partido contra fuerza amarilla el pasado 13 de julio, se había perdido no solo los juegos de copa libertadores contra Flamengo sino un buen tramo de esta segunda etapa, un defensor central que con el partido de ayer contra liga de quito, demostró que llego para ser titular y que tiene calidad de titular, jugó mucho anticipando al rival en el juego aéreo, interceptando bien las jugadas 1 contra 1, dándoles opciones a Emelec a través de buenos pases largo. Siendo el punto a rescatar más alto de Emelec en este último partido.

Página de Emelec

El problema de Emelec nuevamente se suscitó a raíz de una entrega sistemática de la pelota al rival, una liga de quito que durante buen tramo del primer tiempo (sobre todo a partir del gol de Emelec) tuvo mucho tiempo la pelota, Los hermanos Julio y Jefferson orejuela trasladaban mucho el esférico en la mitad de la cancha y los mediocentros de Emelec no tenían capacidad de recuperación.

Un partido de nuevo con matices, para Emelec que durante los primeros 15 minutos se pudo observar una clara intención de asediar al rival en campo contrario pero que poco a poco se fue diluyendo y volvió a lo recurrente: un equipo que denotaba falta de confianza y nervios para construir jugadas en campo rival y que perdía rápidamente el balón cuando lo tenía en su poder.

Esa fue la tónica del primer tiempo que termina de consumar el empate por lo que quizás se puede interpretar como un error compartido entre barrera y portero en el gol de tiro libre de Diego Aguirre, una falta innecesaria en las inmediaciones del área y una jugada típica de pelota parada ensayada anteriormente con éxito por parte del delantero de LDU, una jugada a dos toques y remate fuerte por debajo de la barrera, solo se puede reprochar que no estudiaron al delantero de liga de quito y su forma de patear tiros libres, la barrera salto y Dreer, lento en la reacción frente al remate del uruguayo.

Debido a las urgencias de Emelec, el segundo tiempo lo salió casi a jugar como el primer cuarto de hora del primer tiempo, teniendo la pelota, adelantando líneas defensivas, por un momento el partido se estaba convirtiendo en un golpe por golpe interesante, Emelec le imprimía más dinámica al juego, los volantes empezaron a presionar más la salidas de liga de quito por ende Emelec quedaba un poco más expuesto en defensa, nuevamente con el atenuante del poco peso ofensivo de Emelec, un Pernía que nunca termino de encontrarse en el terreno de juego y un Angulo voluntarioso que sacando el gol, su labor en el terreno de juego se vio mermada una vez más por los constantes choques y faltas provocadas en ofensiva.

El equipo a medida que pasaba el partido se iba diluyendo, Rescalvo empezó a echar mano de los elementos que tenía en la banca, tal es así que mete a Bryan cabezas como primer cambio por Pernía, entendimos desde afuera que era para refrescar líneas y tratar de que le juegue 1 contra 1 a Antonio valencia por el costado izquierdo, no prosperó esa intención.

Segundo cambio, minuto 75’ del partido, ingresa Gabriel Cortez, una vez más siendo el jugador que genera de manera extraña mayor expectación en la hinchada, un jugador de prestaciones muy por debajo de lo esperado en este año, fue más de lo mismo, entro a hacer su juego, a tener mucho la pelota de manera inofensiva, a tratar de filtrar pases sin éxito, y supeditado todo a los balones parados que tuviera el equipo de cara al final, un jugador que rinde mucho menos de lo que debiera y de lo que el hincha pero sobre todo el técnica espera. Fernando Guerrero entra faltando 5 minutos para terminar el partido con un partido que se cerró en lo metros finales, las circunstancias del partido no estaban dadas para su ingreso.

Haciendo una pequeña digresión aparte del arbitraje Emelec-LDU(Q), lejos de creer en teorías conspirativas -instaladas en la fanaticada eléctrica-como que a Emelec buscan perjudicarlo por las diferencias entre sus dirigentes y lo de la ligapro, así como de otros clubes, la incapacidad arbitral alcanzo su máximo esplendor, un árbitro como Marlon vera que pito muchos fouls a favor y en contra de ambos equipo, interrumpió mucho el juego, mal asistido por sus jueces de línea, careciendo de criterio para sancionar jugadas cerca del área o dentro de ella, en conclusión el arbitraje del futbol ecuatoriano denota incapacidad, sin embargo no se puede soslayar que Emelec no es que no gana por errores arbitrales, Emelec además de eso, no gana por no ser superior al rival, por no ser un equipo profundo, por ser un equipo apático supeditado a los momentos del partido, por ser un equipo que varia muchos sus esquemas tácticos y los jugadores para llevar a cabo una estrategia.

Emelec con el empate contra liga de quito no solo que prorroga su clasificación a los playoffs, sino que hipoteca las chances que le quedan y pasa de depender de sí mismo a depender lo que haga su rival directo, El nacional, que en el papel tiene un calendario más accesible que el de Emelec de cara al final.

A partir de ahora empieza para Emelec una cuenta regresiva de 5 partidos, 5 ‘finales’ que definirán su futuro en este año 2019, o es un tanque de oxígeno más accediendo a los playoffs o es un fracaso rotundo quedando fuera de los mismos, no le queda margen de error al equipo, de ahora en adelante es ganar o ganar.

Editorial por: Pedro Jacinto Coll Torres
Instagram: @pedro_coll1008

Facebook Comments

Emelec emelexista pagina oficial