fbpx

( por : Marili Cassis )

Una vez más la hinchada fiel del bombillo, empujó con sus gritos y cánticos el balón en las redes que defendí­a el guardameta Giovanni:  Ibarra. No fuimos protagonistas, es cierto, pero tenemos que aceptar que Dios nos ayudó a que ese balón se metiera como sea. Merecido o no el triunfo, ya eso no interesa, lo importante es que se lograron tres puntos importantes de local, y eso hace que la ilusión que nos hace tener este equipo azul siga latente.

Yo acudí­ al estadio el dí­a de ayer, y tengo que decir que como siempre la hinchada fue fiel al equipo, no pararon de alentar jamás, y es ahí­ cuando nos damos cuenta que EMELEC es glorioso en las buenas y en las malas. Tenemos que mejorar harto, tenemos una plantilla bien limitada, el director:  técnico para mi gusto deja que desear a la hora de hacer cambios y de ubicar a los jugadores en la cancha.

Los jugadores extranjeros creo que recién se están acoplando al juego, se están conociendo, unos corrí­an desordenados sin saber:  sus ubicaciones, a Paredes lo vimos corriendo por los laterales, cuando él es un jugador de centro, Leguizamón es un jugador muy hábil, toca bien el balón, lo distribuye correctamente, y le pega bien en los tiros libres, le falta todaví­a, pero el chico tiene garra y ganas, y eso es muy importante.

A Espí­nola lo vi un poco miedoso, no se atreví­a mucho, y tuvo un par de errores en la lí­nea de atrás, pero creo que tiene que acoplarse más en el plantel, y eso le va a ir dando más confianza a la hora de los partidos. Y Vasallo tuvo muy poco el balón, cuando se lo daban buscaba asegurarlo y echarlo para atrás, porque no tení­a con quien tocar, pero se ve que es un jugador que arrastra marca, que se sabe desprender, y llegar al arco, y puede ser un buen cabeceador en el área.

El sol no se tapa con un dedo

Estas opiniones sobre los jugadores que hice anteriormente, son un poco apresuradas, llevan tan solo dos partidos jugados, llegaron hace poco al paí­s, entonces si vamos a evaluar al equipo en sí­, tenemos que decir que gracias a la irresponsabilidad de la dirigencia por haber demorado y atrasado todas las gestiones para que recién se vinculen a los jugadores que tenemos ahora en la cancha, entonces tenemos que saber que el sol no se tapa con un dedo, y que EMELEC simplemente tiene un problema de fondo, que ni el director técnico ni los jugadores tienen la culpa.

Se tiene lo que se tiene, y con lo que se tiene hay que jugar, y hay que ganar como sea, tenemos un equipo atrasado, que estuvo mal en la primera etapa, y que tampoco podemos pedir a gritos que solucionemos todos los errores a última hora.

Entonces lo que digo, es que hay que tener fe, los jugadores tienen que tener garra, amor a la camiseta, saber que es un equipo lleno de gloria, lleno de historia, un equipo importante que tiene que salir airoso, que tiene que salir a la cancha a demostrar que nosotros no agachamos la cabeza.

Tenemos que ir a ganar el clásico con todo, no podemos perder esos tres:  puntos valiosos en esa cancha,:  nuestra cancha, en donde les:  hemos metido tres goles, y nos hemos llevado siempre triunfos, que eso no quede en la historia, que el dí­a domingo nosotros seamos los protagonistas en el clásico del astillero.

Y por cierto, se me olvidaba, fue muy conmovedor como ayer en el estadio la gente ovaciono al Cuqui, un jugador de trascendencia, un jugador de nombre que ha demostrado ser un guerrero, que ama ser azul, y creo que debemos darle la oportunidad de que se muestre en su regreso al equipo.

Estuvo moviéndose bien en los pocos minutos que jugó, no lo veo tan mal fí­sicamente, así­ que esperemos que pueda reencontrarse con el gol, y que mejor que este domingo frente a Barcelona.

Vamos equipo Azul, ya es tarde para lamentarnos de lo mal que hemos venido haciendo las cosas, de lo malo saquemos algo bueno, y con lo bueno empecemos a mejorar, a ganar, y porque no llegar a la liguilla y ser campeones. Nada está escrito, quien ha dicho que todo está perdido.!!!

Marili Cassis

Escribe tu comentario usando Facebook