fbpx

La Tricolor panamericana tiene de todo un poco. Siete futbolistas que jugaron en el Sudamericano Sub 17, dos refuerzos profesionales y seis juveniles que ya se codean con sus í­dolos.

La elección del DT Sixto Vizuete al mando del seleccionado se dio apenas un mes antes del inicio de los Juegos.

Así­, en una carrera contrarreloj, el estratega inició un nuevo proceso en el que probó a cerca de 80 futbolistas juveniles.

Las participaciones de Jefferson Montero (Emelec), Wilson Folleco (Imbabura), Michel Castro (D. Quito), Hamilton Chasi (Macará), Fabricio Guevara (El Nacional) e Israel Chango (Liga de Quito) fueron fundamentales para el éxito de este combinado. Ellos ya juegan profesionalmente y saben lo que es jugar bajo presión.

A ese grupo se unieron los experimentados Máximo Banguera, con 21 años y golero de Espoli (21 años), y Edmundo Zura (24 años), de Imbabura.

La fusión se dio a la perfección. Los experimentados se unieron a los juveniles que han ido creciendo en los torneos juveniles como el meta Germán Vera (Emelec), el defensor Déison Méndez (Inter de Milán, Italia); los volantes Jefferson Pinto (Emelec), Carlos Delgado (Liga de Quito), Eduardo Bone (Barcelona), Fidel Martí­nez (Caribe Junior) y el delantero Pablo Ochoa (Liga de Quito).

De esta manera, Ecuador partió a Brasil con pocas expectativas, pero con mucha ilusión. El camino hacia la final se marcó a partir del triunfo sobre Brasil (4-2), el mismo que cambió la agenda, ya que el comité organizador les habí­a hecho las reservaciones de avión para regresar.

El mérito de Ecuador adquirió mayor importancia porque las selecciones que participaron son Sub 20. Mientras que los pupilos de Vizuete son Sub 18. También influyó el hecho de que Brasil y Argentina compitieron sin sus principales figuras por encontrarse en el Mundial Sub 20.

“Tenemos a un muy buen equipo con la evolución del fútbol ecuatoriano y ahora contamos con posibilidades de medalla. Queremos el oro”, dijo el estratega ecuatoriano a este Diario, desde Rí­o de Janeiro.

“Ante los jugadores, apelamos al sentido patriótico como principal motivación para que ellos se identifiquen con el paí­s”, reveló el entrenador Vizuete.

Semblanza

Sixto Vizuete. Entrenador de Ecuador

Un especialista en juveniles

El DT de la Sub 18 de Ecuador era un completo desconocido hasta el martes pasado.

En Quito, pocos lo identificaban como estratega de la selección amateur de Pichincha. Ese cargo lo asumió en enero de 2006, luego de dirigir por 10 años a las formativas de Éspoli.

Eso sí­, en su hoja de vida se encuentra el tí­tulo de entrenador en una de las primeras promociones de la Universidad Central y un paso de seis meses por Alemania, donde estudió dirección técnica.

Su inclinación por dirigir surgió en su época de futbolista. Aunque nació en Saquisilí­, Latacunga, defendió a la escuadra pichinchana en la década de los setenta. “No era una gran figura, pero sí­ jugaba bastante bien”, recuerda José Loza, quien lo acompañó en esa época.

Por ello, Loza, ahora utilero de la selección amateur de Pichincha, no se sorprendió de la clasificación de la Tricolor a la final. “Sabe cómo manejar a juveniles y eso lo demostró en Éspoli”

Esta experiencia, Vizuete la tradujo apenas en el mes que armó la Selección tras su designación el pasado 21 de mayo.

Para formar el equipo, recibió el apoyo del director de las formativas de El Nacional, Jorge Célico, quien es su vecino en el barrio quiteño Monjas. “Todas las noches nos reuní­amos de 19:00 a 22:00 para analizar a cuáles jugadores podí­amos citar, revisamos la Internet y las fichas de los prospectos”.

Ambos debieron sortear las negativas de jugadores como Carlos Castro (El Nacional) y Ví­ctor Montoya (Barcelona), quienes se excusaron por distintos motivos.

Célico describe a su colega como un “tipo bastante tranquilo, humilde y trabajador”. Esas caracterí­sticas han marcado su inesperado éxito.

Topicos del foro :

Emelecista : < "326989">Rifa Solidaria!!

VIENE LA NINE CON EL NACIONAL,HAY QUE LLENAR EL ESTADIO.

Escribe tu comentario usando Facebook