Corría el año 1982 y el Club Sport EMELEC se encontraba sumido en una de las más nefastas crisis de su historia. Apenas habían transcurrido tres años desde que el equipo dirigido por Eduardo – El Ñato” García había conseguido su quinto campeonato con jugadores de la talla de Lupo Quiñonez, Carlos Horacio – El Bombillo” Miori, – El Tarzán” Onzari y tantos otros gloriosos para luego y de manera inexplicable haber descendido a la serie B por primera y única ocasión en su gloriosa historia.

Posterior a aquel imborrable 1979 el Club Sport EMELEC transitó por la avenida del desánimo y desventura la cual llegó a su clímax en 1982 cuando se propuso como solución a los problemas económicos del Club la venta de su máximo patrimonio: el estadio – George Capwell” escenario en donde se habían gestado las páginas más gloriosas no sólo de la historia del Bombillo sino de la gran mayoría de los equipos guayaquileños.

Historia de emelec

Durante los tres años que se discutió la intentona de venta del Capwell muchos veíamos impotentes como se nos quería despojar de la última joya que nos quedaba. Hasta que en el año 1987 la historia dio un giro. Ingresó un nuevo equipo dirigencial entre los que resaltaba un joven empresario guayaquileño: Nassib Neme Antón. Fue en esta época que la historia del Bombillo empezó a cambiar para mejor.

Se armó un equipo competitivo que alcanzó la sexta estrella en 1988, pero sin dudas el mayor logro de este grupo fue escribir una de las páginas más gloriosas de la historia azul cuando de la mano de Rubén Beninca, Jesús Cárdenas y Ney Raúl Avilés el Club Sport EMELEC venció a su némesis local en la llamada – Copa Inauguración del Estadio de Barcelona”.

Dirigencia

Esto no fue suficiente y este grupo dirigencial se fijó metas aún más altas: había que rescatar al viejo y querido Estadio Capwell. Fue el joven dirigente Nassib Neme el que asumió aquel inmenso reto que se cristalizó cuatro años después. En 1993 y 1994 el equipo logró por primera vez en su historia un Bicampeonato, ya acobijado en un Capwell rebozado y remodelado, escenario al cual jugadores de la talla de Carlos Hidalgo describen como – el mejor estadio para jugar fútbol en el Ecuador”.

Luego de haber cumplido con la afición azul y rescatado su historia el joven dirigente Nassib Neme se retiró en silencio. Más de una década duró esa pausa. Tiempo en el cuál el Club Sport EMELEC lo extrañó dado que a pesar de haber conseguido un segundo Bicampeonato en los años 2001 y 2002 se vivieron tiempos nuevamente de crisis en especial a partir del año 2003 hasta el 2008. En el año 2009 reaparece Nassib Neme de la mano de otro gran dirigente en la historia azul don Elías Wated.

Nuevo proyecto

En ese año ya se empezó a hablar del proyecto de ampliación del Estadio George Capwell y la intención de duplicar su aforo. Así se dio inicio a una nueva gesta. Luego de seis años y ya en la manos de Nassib Neme como Presidente del Club Sport EMELEC estamos a las vísperas de recibir al nuevo Estadio George Capwell con una capacidad para 40,000 espectadores y todos los avances tecnológicos posibles que lo convertirán a partir de su reinauguración en el Estadio más moderno y funcional del Ecuador.

Torneos nacionales

Y mientras tanto y todo esto se concretaba Nassib Neme deja para su legado en la historia azul el siguiente palmares desde el 2009 hasta el día de hoy: 7 participaciones consecutivas en la Copa Libertadores de América (2010, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016) convirtiendo al Bombillo en el equipo ecuatoriano que más veces ha participado en el mayor torneo continental representando a Ecuador y el máximo exponente en participaciones consecutivas, 2 campeonatos nacionales (2013 y 2014) sumando el tercer Bicampeonato en la historia del club, 3 vice campeonatos (2010, 2011 y 2012) y un tercer lugar (2009) campeonato en el que el Club Sport EMELEC fue el equipo que más puntos logró a lo largo del año.

Balón dominio

Pero el reconocimiento a la gestión de Nassib Neme no sólo se puede ceñir a la infraestructura y a lo deportivo. También la marca EMELEC se ha revalorizado al punto de ser el único equipo ecuatoriano en ser auspiciado por marcas de envergadura mundial como Adidas y Huawei dándose inclusive el – lujo” en el medio ecuatoriano de rechazar auspiciantes por razones de estética y respeto a la indumentaria del equipo.

El manejo contable ha sido por demás acertado y se logró así mantener el respeto a los colores y uniforme del club sobre las razones económicas y financieras. De los fantasmas de las deudas y jugadores impagos el Club Sport EMELEC se encuentra hace mucho tiempo exorcizado mientras la inmensa mayoría de instituciones deportivas en el país tienen a su patrimonio humano con pagos retrasados de meses y hasta de años. Todo esto tiene un responsable: Nassib Neme. Estoy convencido que con el pasar de los años se hablará de la Era de Neme como una de las más importantes y fructíferas en la gloriosa historia azul.

Fernando Rosero
[email protected]
https://twitter.com/FernandoRoseroR

Facebook Comments