Los platos rotos los pagó Isidro Romero

0
1522

<>

El presidente de Barcelona habló antes de El Clásico y dijo que los platos rotos los iba a pagar Emelec, sin embargo la realidad es que después de la goleada los platos los pagó Isidro Romero, quien presentó su renuncia, luego de la humillante e historica goleada 3-0 en el Estadio Monumental. El maximo marcador que EMELEC ha alcanzado fue 6-0 pero en el Estadio Modelo (1990) en el monumental el maximo marcador fue 3-1, y el 3-0 de ayer fue un dia historico en el balompie nacional y en los clasicos del astillero.

En su lugar Carlos Muñoz Insua, tomará las riendas del equipo amarillo, por decisión del directorio.

A continuación ponemos a vuestra disposición la carta enviada por Isidro Romero:

A mis queridos socios, mi querida AFICIÓN e HINCHAS BARCELONISTAS, quiero expresarles con todo el cariño y afecto que les he tenido, les tengo y les tendré siempre, que Barcelona a parte de se una gran institución deportiva, es la emoción de un pueblo en busca de éxitos – Alegrías Y TRISTEZAS por eso es que es un ÍDOLO (de barro).

Durante 14 años fui presidente de Barcelona, me sentáorgulloso de mi AFICIÓN y de la paciencia que tuvieron en los dos años que tuvo el proceso de hacer un nuevo Barcelona 1983 y 1984, joven, con garra y que sientan los jugadores el Honor de vestir esa camiseta y que tanta gloria nos dio durante 14 años consiguieron dos vicecampeonatos de AMERICA, que ningún club en Ecuador ha podido conseguir.

Desgraciadamente los años cambian y la actitud de la afición también, hoy solamente quieren el Éxito, y no ven más haya, esto es muy grave para el club al no contar con la gran afición que es el verdadero respaldo del club.

Por otra parte, en la vida hay que ser responsable de las actitudes, de los deberes y de las obligaciones llevo un año y un mes en la presidencia y nunca importó, cuando acepté el reto de volver a Barcelona, de cuidar mi imagen pública, solo me importó servir a Barcelona y desgraciadamente no pude en el 2005 darle el campeonato que todos queríamos, pero a Dios gracias, mi conciencia está muy tranquilo, pues HICE TODO mi esfuerzo para lograrlo y obtuvimos un «vicecampeonato» que no significó nada para la AFICIÓN.

A FINES del 2005 tomé con mi directorio una gran DECISIÓN; el RENOVAR a BARCELONA, decisión dura y difícil pero importante para el futuro de nuestro club, este proceso lleva su tiempo implica mucha obligación y trabajo; desgraciadamente mis obligaciones empresariales dentro y fuera del país y mi vida actual no me lo permiten, por ello he presentado al Directorio del Barcelona SC mi renuncia irrevocable a la presidencia de la institución, por lo tanto doy paso a un gran barcelonista como el doctor Carlos Muñoz Insua, actual vicepresidente, para que ocupe la presidencia del Barcelona Sporting Club, seguro de que lo hará con éxito y siempre contará con el apoyo de Isidro Romero.

Agradezco a todas las personas que me acompañaron en este directorio, en especial a Xavier Paulson por su esfuerzo, su capacidad y el amor al Barcelona.

A Alfonso Romero, quien en el transcurso de este corto tiempo, un año y un mes ha establecido un programa de División Inferior, que hace años en Barcelona no se recordaba, porque la cantera es la base del desarrollo de las grandes instituciones; a Pablo Campana, quien sin duda alguna ha hecho un gran trabajo en el área comercial, de mercadeo y financiera que permitirá que Barcelona hoy y en el futuro tenga un presupuesto económico equilibrado.

Una vez más pido públicamente disculpas a la afición del Barcelona, por no haber conseguido los logros que me impuse al ser presidente de esta institución, pero no dudo que después de un poco tiempo vendrán nuevamente a Barcelona los éxitos y las alegrías como las vivimos en esos 14 años.

A través de la presente tengo la oportunidad de despedirme de la prensa deportiva del Ecuador, por sus críticas, unas constructivas y otras no han sido parte de esta historia. Siento también por ellos no haber logrado los objetivos que nos supusimos, siempre les tendré afecto y cariño, más que de un dirigente, de un amigo.

Adiós Barcelona, siempre estaré contigo,

Un afectuoso saludo.

Isidro Romero

Facebook Comments