fbpx

(por : Xavier Jose Munoz Aray) Envie su editorial a

Sigo sin estar contento con el funcionamiento del equipo. Seguimos con los experimentos y no logramos consolidar el juego que necesitamos cuando salimos de casa.

No se si ayer el marcador fue producto de que hayamos subido el nivel de juego en el segundo tiempo o de que el Cuenca no haya concretado las múltiples ocasiones que tuvieron y que una vez más evidenciaron lo mal que marcamos cuando salimos de casa. En principio el planteamiento no me pareció malo, pero hubiera preferido ver a un volante de marca de oficio como Caicedo.

Ayer quedó claro que Asprilla no es el indicado para ocupar ese puesto. Asprilla fue contratado como defensa central, no como volante de marca. Asprilla ayer apoyó bien en la marca, pero es claro que un volante de oficio tiene una mejor visión para armar el juego. De ahí­ se desprenden la cantidad de errores en los pases ayer que no sólo crearon oportunidades para el rival, sino que también nos privaron de crear oportunidades claras.

El equipo se ha convertido en una feria en la que se regalan tiros libres. Creo que el técnico debe contar la cantidad de goles que nos han convertido de tiro libre y de jugadas de pelota quieta. Lo peor de todo es que regalamos los tiros libres cerca del área, incrementando el peligro y la posibilidad de que nos hagan los goles.

El arquero suplente es un buen elemento, pero ayer estuvo muy nervioso. Eso es comprensible cuando a una persona joven se le entrega la responsabilidad de defender el arco de una institución de tanto nombre como el EMELEC. El arquero tiene condiciones; lo que sucede es que es imposible no ponerse nervioso cuando los volantes de marca no marcan y dejan patear y cuando los laterales no cubren los centros de los volantes rivales y que derivan en errores como el del segundo gol. Falta que el sistema defensivo se acople mejor.

A Pinto no creo que se le pueda reclamar mucho. Es un joven de 16 años que se enfrentó a un veterano ducho como Fleitas. Si bien se juzga la intención, la espectacular actuación, merecedora de oscar, de Fleitas agravó la situación. Pienso que falta un mejor trabajo de motivación en cuanto a los juveniles. No podemos pretender que de un dí­a para otro alcancen la madurez de un jugador profesional. Miremos el ejemplo de las locas. Concentran a los juveniles y a los jugadores indisciplinados con los profesionales lí­deres de su equipo. Me pregunto por qué nosotros no hacemos lo mismo. Juárez, Elizaga y Guagua son lí­deres que podrí­an ayudar en ese sentido a jugadores como Pinto.

Debemos alabar la entrega de Segura. Ayer literalmente se partió por el equipo y contagió a sus compañeros. La pregunta es por qué no podemos dar esa entrega desde el principio? Ladines corrió hasta que lo sacaron. Ya no es el tí­pico delantero que se queda esperando que le pasen el balón y que se queda sereno cuando e otro equipo tiene el balón. Ayer presionó y marcó desde arriba. Sin embargo estuvo muy solo y su esfuerzo se vio absorbido.

Cuando tocamos estuvimos mejor, pero a lo largo del partido volvimos a la técnica del pelotazo, que no dio ningún resultado. A raí­z de la expulsión el esquema se desbarató, pero he visto equipos que a pesar de tener un jugador menos no pierden el orden, cosa que no sucedió ayer. Cuando se fue Pinto el equipo se convirtió en un manojo de nervios. Me convenzo de que no perdimos con un peor marcador porque el Cuenca no aprovechó las ocasiones de gol que tuvo. No quedo contento con el rendimiento del equipo y no pienso dejar que el apretado marcador me engañe y trate de convencerme de que hemos mejorado nuestro juego fuera de casa.

Xavier

Escribe tu comentario usando Facebook