Inicio Emelecista Biografias Marino Alcivar «El Rey de la Media Vuelta»

Marino Alcivar «El Rey de la Media Vuelta»

0
1299

Les compartimos una nueva biografia, esta vez del autor del primer gol en el estadio Capwell en 1945.

Agradecemos por esta contribucion a nuestro hermano emelecista «TATE» quien envio esta informacion en el año 2005.

Haga click y lea mas al respecto, conozca la historia de el equipo de sus amores.

Marino Alcivar «El Rey de la Media Vuelta»

Marino Alcivar, crack del ayer, autor del primer gol en el estadio Capwell en 1945. En esa cancha, en los primeros tiempos del estadio, Marino escribio capitulos memorables de una historia que ha ido diluyendose.

Ya Marino vení­a de vuelta de todos los elogios cuando lo tentaron a fines de 1945 para que pasara a EMELEC.

Habí­a sido campeón con el Italia de «Machocha» Solis y Jorge Laurido. Habí­a dado varias vueltas olí­mpicas en Colombia con la camiseta del América y el Boca Juniors de Cali. Se habí­a hecho acreedor al «Botí­n de Oro» como el máximo goleador del fútbol cubano vistiendo la enseña del Hispanoamérica de la Habana.

La prensa nunca le retaceó elogios en Lima, Santiago de Chile y Montevideo cuando le tocó vestir la casaca de la selección ecuatoriana.

El Guayaquil Sporting lo habí­a fichado en 1945 y cuando amenazaba con desaparecer, Enrique Villací­s Páez, Walter Jouví­n y Eloy Carrillo lo palabrearon para ir a EMELEC.

De aquel momento Marino recuerda lo siguiente:

«Vas a tener un buen trabajo y a jugar en un gran equipo. Ya tenemos seguro a «Moscovita» Alvarez que viene de Argentina, a «Chento» Aguirre y a Lucho Hungrí­a me afirmaron».

Y dijo que sí­. Pocos dí­as después ya estaba en la Empresa Eléctrica como ayudante del Jefe de Materiales que era el mismo Enrique Villací­s, ganando 33,50 sucre mensuales, era muy buena plata.

Marino pasó a la historia al ser el autor del primer gol en el Capwell. Ese 2 de diciembre de 1945 el gol que le hizo al arquero manabita Ballesteros para él fue uno más, no pensaba que iba a ser histórico.

Marino lo narra de la siguiente manera:

«Yo avanzaba hacia el arco oeste desmarcándome cuando me vino el centro. Ya era famoso por los goles de media vuelta. Y el que marqué a Ballesteros fue así­. El creyó que iba a retrasar el balón cuando lo sorprendí­. El público me aplaudió y un tí­o mí­o que tení­a un vozarrón gritaba: «Ese es mi sobrino! «.

Esta es la historia de Marino, el goleador de EMELEC.

Facebook Comments