Cuando Máximo Banguera llegó para probarse a EMELEC en el 2001, no contaba con el saque cargado de potencia que ahora caracteriza su juego como golero.

El guayaquileño también probó suerte en el Deportivo Quito, pero recibió la misma negativa, por lo que partió aún más lejos, al Espoli, donde el actual preparador de arqueros eléctrico, Fernando Caicedo, trabajó con el ahora tercer guardameta de la – Tri”.

Hoy, dos años después de intentar ser parte del equipo del cual es hincha, Emelec, hay posibilidades de que logre lo que un dí­a soñó. Para Caicedo, el segundo golero que necesita el – Bombillo” es Banguera.

Declaraciones de Villafuerte

Pero esto será­a para el próximo año, pues el libro de pases se cerró el 5 de agosto. Otros que están sin equipo son el bicampeón eléctrico, Jacinto Espinoza, y el ex Barcelona Edwin Villafuerte, con quien ya hubo un acercamiento.

“A mi criterio, con respeto a Villafuerte, quien es un arquero mundialista, el segundo arquero deberí­a ser Banguera, que ya no es de Espoli, es de un empresario. Él no ha hecho conmigo un compromiso de amistad, ha hecho un compromiso de trabajo. Uno siempre tiene que recomendar a quien conoce”, dijo Caicedo, quien destacó las caracterí­sticas del portero policial.

“Máximo (de 23 años) es un arquero que tiene mucha capacidad, que es rápido. Tuve la oportunidad de trabajar con él desde que estaba en inferiores, prácticamente conmigo subió a la serie “A” y fue para la selección, igual que Lanza y Bonard Garcí­a”.

Caicedo afirmó que en el 2001 el guayaquileño no se quedó en el – Ballet” porque aún no despegaba en lo futbolí­stico. “Lo que pasa es que él recién comenzó a trabajar en Quito, y ahí­ fue que aprendió. Ahí­ fue donde se hizo arquero, aprovechó las oportunidades y ahora es el capitán del Espoli”, explicó.

El ex preparador de arqueros del conjunto policial y Aucas retrocedió la pelí­cula de su vida, y compartió cómo se logró que Banguera dominara el saque que posee ahora.

Emelec vs Barcelona

“Para conseguir eso trabajamos en la potencia, porque él es un tipo flaco. Yo llegaba una hora antes a la Escuela de Policí­a y entrenábamos, por eso ahora es el arquero que mejor saque tiene en este paí­s. Hací­amos trabajos de gimnasio, de pelota. Me poní­an 20 balones y me dejaban solito con él, entonces qué no iba aprender”.

El portero hasta ha cobrado tiros libres en el campeonato, pero todaví­a no logra convertir. “Cuando un jugador quiere aprender se queda una hora más o viene una hora antes, pero hay otros que ni bien llegan ya están viendo la hora de irse, entonces ahí­ no van a aprender nada”, enfatizó.

Sobre el futuro de Guamán y Angulo, el profesor recomendó que soliciten jugar en la serie “B” o en segunda, para que adquieran experiencia.

“Yo conversé con los dos y les dije que les pidieran a los dirigentes que los dejen salir, para que jueguen, así­ sea en la serie “B”, con el fin de que ganen experiencia, porque estando en la banca, aquí­ no van a jugar nunca. Yo he visto que al año tienen la posibilidad de jugar 2 ó 3 partidos y eso no sirve”.

Recientemente Angulo recibió una propuesta para militar en Rocafuerte, pero se pudo conocer que por diferencias económicas la negociación se cayó.

“No es tan importante el dinero, es importante mostrarse, pero comprendo que tienen que pensar en eso porque tienen familia. Yo creo que Robert deberí­a jugar en segunda categorí­a, porque me encontré con (Jasson) Zambrano y me dijo que le hizo bien reencontrarse con el fútbol“.

Otra vez a puerta cerrada

En las prácticas azules reina el hermetismo. Ayer, por segundo lunes consecutivo, el conjunto de Juan Ramón Silva entrenó a puerta cerrada en el Polideportivo Los Samanes, pero entre los arbustos se pudo divisar la alineación eléctrica que podrí­a saltar en el Clásico de este domingo en el Capwell. Angulo (ocupó la porterí­a por ausencia de Elizaga); José Luis Quiñónez, Espí­nola, Zambrano; Aguirre, Estacio, Triviño, Carlos Quiñónez; Paredes, Rodrí­guez; Juárez.

El DT uruguayo indicó que la no inclusión en el rol titular, por el momento, de los extranjeros, Mario Leguizamón, Gastón Puerari y Gustavo Vasallo -quien acaba de superar una inflamación en los meniscos de su pierna derecha- se debe a que todaví­a no encuentran su forma futbolí­stica.

“Voy a poner a los 11 jugadores que estén en mejores condiciones, no me importa de qué nacionalidad sean”, manifestó Silva, quien espera que Ladines llegue para el Clásico, pero que el tiempo no le favorece, pues el partido ante los amarillos está a la vuelta de la esquina. (LCV)

Linsy Coello

[email protected]

Reportero – Guayaquil

Facebook Comments