Miller Bolaños es la pausa

    0
    811
    emelec clasifica
    copa sudamericana : river plate (uru) 1 x 1 emelec (ecu) 25 septiembre 2014

    Jugador con un centro de gravedad bajo, gracias a su 1,70 metros: fuerza en cuádriceps y gemelos; es veloz y explosivo en su pique; potencia en zancada corta.

    Recibe en la zona de pivotes y de allásale el primer pase de peligro; termina su recorrido cerca del medio punta con desmarque interior.

    Conduce, atrae marcas y crea ventajas: da variantes. No le falta compromiso, interpreta dónde crear. Ralentiza la salida del balón. Hace la pausa: son apenas dos segundos pero parecen treinta. Detiene el tiempo y todo adquiere sentido.

    Los compañeros se organizan en torno al balón que se frena, algunos esperan una línea de pase para sacar ventaja, otros se muestran libres, el delantero de área hace desmarque de ruptura.

    Es la pausa de Miller (su virtud de elegido) que ordena a sus compañeros dibujando espacios, esquivando rivales.

    Aparece entre líneas y estabiliza la tenencia del balón. Domina el juego antes que la pelota y a sus compañeros no les cuesta confiarle el partido, porque saben qué esperar de él. Y el partido se plantea desde la calma y sube la calidad de Emelec.

    Ni el achique, ni la doble línea de cuatro, ni la presión alta, ni las marcas al hombre castigan tanto al adversario como la pausa de Miller.

    Talento creador, amante ingenioso del rococó, gambeta de lo imposible; Miller es el espíritu indómito del cambio de velocidad.

    Porque en esos dos segundos que permanece la pelota en los pies de Bolaños, se multiplican los claros.

    El fútbol es distracción, espacio y tiempo. Se puede dominar, copar el espacio sin balón, incluso distraer al rival, pero nunca se puede marcar el tiempo sin pelota.

    “Lo que mejor conozco es este que soy”, nos dijo.

    Roberto Bonafont – @robertobonafont

    Declaraciones

    Hoy lo único positivo los 3 puntos y San Dreer … mucho por mejorar, especialmente en lo colectivo, por más que el Aucas tenga un buen equipo, no se puede jugar tan mal, en resumen son 3 puntazos contra un rival complicado que si se reforzó.

    Aucas muy bien, mereció empatar y ganar pero falló dos penales y otras muchas situaciones de gol claras; varias de esas atajadas de la figura que fue Dreer. Pero Aucas fue infinitamente superior y un gran equipo en juego de conjunto e individualidades, gran inicio.

    Emelec se vio muy mal hoy. Fue sometido y arrinconado en 75 de 90 minutos, lo cual es casi todo el partido. Nunca tuvo la pelota con ductilidad, siempre la rechazó a cualquier lado. Poco y nada se asociaron Chiqui, Cortez y Rojas para acciones claras de gol, Emelec casi no atacó.

    Lo cuestionan a Paredes, puede ser, es verdad pero es por la deficiente marca de Emelec en mediocampo y sus volantes ofensivos y porque en ningún momento el bombillo fue fuerte con el balón. Paredes tuvo buena marca, intentó buen pase, a CSE le ganaron por izquierda sobre todo.

    Hoy en Emelec dos jugadores estuvieron en malísimo nivel. Uno Joao Rojas que no marcó, que no fue desequilibrante, cayéndose al mínimo contacto y simulando. Otro Jhonson nervioso como 2018, rechazando balón a cualquier lado, pasándosela a rivales y siendo fácilmente desbordado.

    Facebook Comments