fbpx

La nueva Miss Ecuador dijo que dejará temporalmente sus estudios para dedicarse a la labor social. Le preocupan los afectados por las inundaciones.

Doménica Saporiti fue recibida efusivamente ayer, en Guayaquil, por familiares y amigos. Miss Ecuador dice que su prioridad será trabajar por los damnificados de las lluvias.

Con la adrenalina a mil amaneció el primer dí­a de reinado la nueva Miss Ecuador, la guayaquileña de 19 años, Doménica Saporitti.

Apenas había dormido una hora, después que al borde de la medianoche del jueves pasado fue elegida entre 19 concursantes como soberana del paí­s.
EMELEC emelexista” align=”right”
Estuvo en pie desde las 06:30 para cumplir con una agenda caracterizada por entrevistas a los medios de comunicación.

Fue a la casa que antes la acogió como reportera y presentadora de deportes (renunció), CN3 y en el canal oficial del certamen Gamavisión. Después ofreció una rueda de prensa en donde compartió sus primeras impresiones como Miss Ecuador.

En diálogo con este Diario, contó que el “bichito” de este certamen le entró por el azar cuando participó hace dos años en el concurso de Chica de temporada de la revista Vistazo. Ahí­ conoció a la gente vinculada con el certamen que le impulsaron a presentarse como candidata. En septiembre del año pasado dio un paso más en esa formación con su intervención en el concurso Miss Model of Model, en España.

Simultáneamente a estos eventos, Doménica estuvo vinculada a la televisión, trabajó en CD7 en el programa – Locos por el deporte” y en CN3 en un espacio deportivo, de allí­ surge su pasión por el fútbol.

Adoro ir a los estadios, canto en las barras, me encanta ir a un buen clásico del astillero porque soy hincha de Emelec“.

Sabe que su vida a partir de esta semana cambió, pero se siente segura de cumplir un buen papel para representar al paí­s en el Miss Universo.

No dudará en tocar las puertas de los empresarios para realizar sus planes sociales, uno inmediato será apoyar a los damnificados por las inundaciones. Por ahora dejará temporalmente sus estudios de comunicación en la universidad Casa Grande.

El trabajo para la nueva Miss Ecuador empezó el dí­a de la elección realizada el pasado jueves en Cemexpo, en Quito. Ese dí­a la velada estuvo marcada por la tensión y los imprevistos. El show arrancó con fuerza con el opening de las aspirantes con el grupo de baile Vizzu, en el que lucieron un traje casual.

Sin embargo, cuando arrancaba la presentación individual en traje de baño ocurrió lo imprevisto: un corte de luz en el sector dejó en oscuras a la sede del certamen. El evento se interrumpió durante tres minutos a las 21:23 mientras entraba en funcionamiento la planta propia del Centro de Convenciones, lo que obligó a repetir la salida de candidatas.

Cerca de 2.500 personas quedaron a oscuras hasta que se reestableció la energí­a eléctrica. Las barras llegaron desde distintos puntos del paí­s y en todo momento apoyaron a su aspirante favorita.

Doménica lucí­a la corona de Miss Ecuador cerca de la medianoche, cuando su madre Diana Hinojosa llegó y la abrazó, no se contuvo y ambas lloraron de emoción.

Ella ha sido su soporte y apoyo en todo lo que se ha propuesto, explicó la soberana. “El consejo para mi hija ahora es que sea sencilla que guarde serenidad, que siempre tenga fe en Dios“.

Premios

Alexandra Ávila
Con la adrenalina a mil amaneció el primer dí­a de reinado la nueva Miss Ecuador, la guayaquileña de 19 años, Doménica Saporitti.

Apenas habí­a dormido una hora, después que al borde de la medianoche del jueves pasado fue elegida entre 19 concursantes como soberana del paí­s.

Estuvo en pie desde las 06:30 para cumplir con una agenda caracterizada por entrevistas a los medios de comunicación. Fue a la casa que antes la acogió como reportera y presentadora de deportes (renunció), CN3 y en el canal oficial del certamen Gamavisión. Después ofreció una rueda de prensa en donde compartió sus primeras impresiones como Miss Ecuador.

En diálogo con este Diario, contó que el “bichito” de este certamen le entró por el azar cuando participó hace dos años en el concurso de Chica de temporada de la revista Vistazo. Ahí­ conoció a la gente vinculada con el certamen que le impulsaron a presentarse como candidata. En septiembre del año pasado dio un paso más en esa formación con su intervención en el concurso Miss Model of Model, en España.

Simultáneamente a estos eventos, Doménica estuvo vinculada a la televisión, trabajó en CD7 en el programa – Locos por el deporte” y en CN3 en un espacio deportivo, de allí­ surge su pasión por el fútbol.

“Adoro ir a los estadios, canto en las barras, me encanta ir a un buen clásico del astillero porque soy hincha de Emelec”.

Sabe que su vida a partir de esta semana cambió, pero se siente segura de cumplir un buen papel para representar al paí­s en el Miss Universo. No dudará en tocar las puertas de los empresarios para realizar sus planes sociales, uno inmediato será apoyar a los damnificados por las inundaciones. Por ahora dejará temporalmente sus estudios de comunicación en la universidad Casa Grande.

El trabajo para la nueva Miss Ecuador empezó el dí­a de la elección realizada el pasado jueves en Cemexpo, en Quito. Ese dí­a la velada estuvo marcada por la tensión y los imprevistos. El show arrancó con fuerza con el opening de las aspirantes con el grupo de baile Vizzu, en el que lucieron un traje casual.

Sin embargo, cuando arrancaba la presentación individual en traje de baño ocurrió lo imprevisto: un corte de luz en el sector dejó en oscuras a la sede del certamen.

El evento se interrumpió durante tres minutos a las 21:23 mientras entraba en funcionamiento la planta propia del Centro de Convenciones, lo que obligó a repetir la salida de candidatas.

Cerca de 2.500 personas quedaron a oscuras hasta que se reestableció la energí­a eléctrica. Las barras llegaron desde distintos puntos del paí­s y en todo momento apoyaron a su aspirante favorita.

Doménica lucí­a la corona de Miss Ecuador cerca de la medianoche, cuando su madre Diana Hinojosa llegó y la abrazó, no se contuvo y ambas lloraron de emoción.

Ella ha sido su soporte y apoyo en todo lo que se ha propuesto, explicó la soberana. “El consejo para mi hija ahora es que sea sencilla que guarde serenidad, que siempre tenga fe en Dios“.

Escribe tu comentario usando Facebook

Emelec emelexista pagina oficial