En filas azules

El delantero uruguayo dice que se siente cómodo en el plantel eléctrico. Sus objetivos son claros: Quiere gritar campeón con los eléctricos en diciembre.

emelexista emelec Nicolas Vigneri

A sus 28 años y con grandes ambiciones, el delantero uruguayo Nicolás Vigneri se confiesa una persona madura, centrada en su carrera y dispuesta a lograr una buena temporada con Emelec, club al que llegó el pasado julio.

Sus objetivos son claros: quiere ganar el título de la Copa Credifé, donde los eléctricos ya accedieron a la final, y así engrandecer su currículum.

El jugador se adapta de a poco a Guayaquil, ha recorrido el Puerto Principal y ya está a tono con el movimiento de la urbe.

Reveló que uno de los factores fundamentales por los que escogió el fútbol como carrera es porque no tenía mayores necesidades de mantener a su familia. “Con lo que trabajaba, me alcanzaba para cubrir mis gastos, para ir a entrenar y para darme algunos gustos“, reconoció el nacido en Montevideo.

Su llegada a EMELEC surgió luego de haber estado un año en El Nacional de Montevideo (Uruguay), equipo donde fue dirigido por Juan Ramón Carrasco, actual técnico de la escuadra eléctrica. “Llegar a otro país y a un club que no sabes con lo que te vas a encontrar es complicado. Tenía cierto temor, pero gracias a Dios, me encontré con un grupo humilde a pesar de tener jugadores tan importantes“, señaló el futbolista.

Según el ariete charrúa, ese mismo “temor” sintió cuando se vinculó a otros equipos fuera de Uruguay, entre ellos, el Cruz Azul y el Puebla, de México, el Racing de Avellaneda, de la Argentina, y el Jérez, de la Frontera de España.

La principal virtud de Vigneri es su velocidad para correr, de ahí su apodo, “El Rápido“, lo que hace que sea complicado de marcar para los defensores contrarios. A esto, se suma su determinación de buscar el arco contrario.

Su compañero y compatriota Marcelo Fleitas, quien lleva tres años en el equipo eléctrico, lo considera un delantero de equilibrio con buena salida. “Es un jugador con mucho temperamento, excelente despliegue. Está adaptándose al grupo“, señaló el montevideano.

No me considero un goleador, pero en los equipos en los que estuve, siempre hice goles y eso quiero demostrar“, dijo El Rápido.

La relación con sus compañeros es buena, especialmente con sus coterráneos y con Pedro Quiñónez, con quien comparte momentos en los entrenamientos. “Me llevo con todos acá y son mis amigos“, dijo.

Mientras, el técnico Juan Ramón Carrasco lo definió así al momento de justificar su llegada a la escuadra eléctrica: “Es un chico joven, de trayectoria, ha estado en fútbol de alta competencia, es un profesional con hambre (de triunfar)“.

Su muletilla recurrente es la palabra trabajo. Aseguró que es la única forma de alcanzar el éxito y es lo que quiere conseguir en Emelec.

Llegué con la esperanza de marcar goles. Con el trabajo, se logra todo y con la ayuda de los compañeros“, dijo Vigneri.

Con respecto a sus hobbies, el uruguayo dijo que se distrae cocinando y escuchando música.(DKO)

Facebook Comments