No mas violencia

0
577
carlos alberto tomala
emelec vs espoli a las 5 y media de la tarde

( por : Iván Castro Bistolfi )

Lo ocurrido en el Clásico del Astillero, es algo que no debe volver a ocurrir, es verdad, que este partido es uno de los más vibrantes en Sudamérica y quizás en toda América Latina, pero tenemos que tener en cuenta la esencia de estos cotejos, son Clásicos, donde los dos equipos más querido de un paí­s se enfrentan, pero no en una batalla campal, sino en un compromiso DEPORTIVO, de donde se verá quién es el «más fuerte» deportivamente hablando.

Todo el equipo juega un papel primordial en la previa, durante y después del cotejo, desde los dirigentes, cuerpo técnico, jugadores y los hinchas.

Tenemos claros ejemplos de otros paí­ses en donde estos casos de violencia en los escenarios deportivos, han dejado muchas ví­ctimas que en su mayorí­a de los casos sosn inocentes, o simplemente son hinchas que van a ver jugar a su equipo y disfrutar de un cotejo deportivo.

Clásico del astillero

En Ecuador se demostró en la Copa América, que somos un paí­s que a pesar de sus limitaciones económicas, el fútbol es una de nuestras mayores pasiones, y por ende, se vivió una fiesta extraordinaria en todas las ciudades en donde se desarrollaron los partidos.

Aquí­ no somos violentos, pero se están soltando las riendas de una manera en que cuando lleguemos a niveles sumamente altos, no se va a poder controlar y esto traerá consigo malestar y muchas lamentaciones.

Nosotros los hinchas debemos pensar que somos una pieza clave en el desenvolvimiento de nuestro equipo, ya que al ir al estadio alentamos a que sigan adelante, inyectamos un aporte económico al club, el mismo que como todos sabemos, es indispensable para su mantenimeinto, sino pregúntemos por qué todos los equipos del paí­s tienen actuaciones irregulares durante los campeonatos.

Declaraciones

Si nosotros vamos al estadio a alentar al equipo, a gritar por ellos, a hacer fuerza para que ganen, estaremos creando un espectáculo, que para las demás personas que asisten al estadio, y que no son hinchas de ninguno de los dos equipos, o que no pertenecen a ninguna de las barras, van a disfrutar de aquel show, y por ende del partido mismo.

Entre barras podemos acabarnos, pero con las armas propias de la barra, que son los cánticos y las porras a nuestros equipos, pero no con la violencia.

Miembros de sur oscura

Me dio mucha pena ver que no solo eran los miembros de la Sur Oscura quienes cometí­an estos actos violentos, sino también miembros de la barra eléctrica, lanzaban cohetes a sus oponentes amarillos, cosa que está mal, ya que se fomentan reacciones del mismo tipo, que pueden culminar en desgracias, así­ como ocurrió el domingo en el Clásico.

Estos actos, alejan a los hinchas que van a disfrutar del partido, provocando que las taquillas disminuyan y no se generen ingresos a los clubes. ¿Cómo van a hacer entonces los dirigentes (sean buenos o malos) para mantener un equipo profesional?, si todos los domingos en vez de ir a disfrutar un partido de fútbol, se va a ver una batalla campal entre dos grupos de delincuentes.

Tomemos conciencia de que este no es el camino para que nuestro fútbol crezca. Debemos pensar que los dos único equipos de la costa no podemos acabarnos entre nosotros, tenemos que mantenernos unidos, y salir adelante juntos, ya que no hay más equipos que representen al litoral.

LA VIOLENCIA DEBE PARAR POR EL BIEN DE TODOS, y en respeto a todas la ví­ctimas de el desenfreno de los malos hinchas, desterremos del fútbol a estos desadaptados, ya que si callamos, sabiendo quienes son, seremos cómplices y encubridores de todos los actos delictivos que cometan.

Facebook Comments