fbpx
Califica este post

El ex azul Paredes le mete un gol al eterno rival en el momento más delicado
Su marginación por parte del DT Jacquet confirma la maldición de los eléctricos que cambian de orilla

REDACCIÓN: EMELEXISTA.COM

Su semblante después de perder el Clásico del Astillero lo decí­a todo. Los gestos serios y hasta cortantes del ex jugador de EMELEC Armando Paredes hací­an patente su desolación interior. El yerno del desaparecido Che Pérez estaba consciente de que al finalizar los 90 minutos estaba perdiendo mucho más que un partido y que, incluso, una apuesta personal.

Desde el primer dí­a que juró la causa emelecista se mostró muy interesado en probar a todos la sinceridad de su conversión. Besó el escudo, renegó de su pasado amarillo y se consolidó como pieza fundamental de un equipo al que le faltó muy poco para ser campeón. Sin embargo, una jugada de los dueños de sus derechos deportivos le devolvió al club al que él mismo pensaba jamás volverí­a. La pesadilla para el Travieso apenas comenzaba.

Rechazado por la barra brava, marginado por el entrenador y seguramente con nostalgia del año maravilloso vivido en el Capwell, Armando Paredes no volvió a ser el mismo. O mejor dicho, volvió a ser el de mucho antes. El de las desapariciones inexplicables, el de los retrasos en los entrenamientos, el de los coqueteos con la bebida (según las acusaciones de su técnico actual, Mario Jacquet). Sin la mano protectora de Carlos Torres Garcés, el volante sencillamente se derrumbó.

El detonante de la crisis actual fue justamente el Clásico. Paredes nunca habí­a perdido uno y esa derrota dolió de manera especial, ya que era despojar a su equipo de la punta para sumirlo en una crisis deportiva que puede dejarlo fuera de la liguilla. A la mañana siguiente Armando no se presentó a entrenar y Mario Jacquet no quiso esperar más. El paraguayo decidió aplicarle la misma ley de hielo con la que castigó a otro destacado ex azul, Iván Kaviedes. Es decir, estar en el equipo pero no contar en los planes.

Paredes respondió “llegando borracho al entrenamiento” del martes, según declaraciones de Jacquet al portal de Radio CRE, y fue sólo por presiones de Roggiero que el técnico accedió a concentrarlo para el partido del domingo, en el que Liga pasó por encima de los amarillos en el Modelo. “Ustedes me están fucilando (*) porque no lo pongo, esta no es la primera vez” señaló Jacquet a la radio guayaquileña mientras descargaba la responsabilidad de la crisis en el máximo directivo del club. “Yo no soy el presidente, no tengo nada que hacer con esto, y esto lo digo ahora porque se está diciendo muchas cosas de mí­”, apostilló el guaraní­.

Mientras el ex 10 de EMELEC guarda silencio, el puesto del técnico paraguayo (que sonó para DT eléctrico después de la salida de Torres Garcés) parece menos seguro que nunca. Al igual como ocurrió el año anterior con Kaviedes, tiene que ser un ex azul el que desencadene una crisis que puede resultar lapidaria para los del Salado. De momento ya están fuera de los puestos que dan la clasificación a la liguilla y cuentan con un calendario poco favorable. Sin haberse enfundado la camiseta de EMELEC en lo que va de temporada, Armando Paredes le ha metido un gol al eterno rival que puede dejarlo por décima ocasión consecutiva sin tí­tulo. Quizá en el fondo de su corazón, la conversion del Travieso fue sincera y nunca dejó de ser azul.

(*) EMELEXISTA.COM aclara que el verbo FUSILAR se escribe con S, y no con C como publica CRE. Por tratarse de una cita textual hemos procedido a transcribirla en su formato original pero llamamos la atención sobre un error ortográfico que consideramos grave.

Escribe tu comentario usando Facebook