fbpx

QUIÑÓNEZ SE DA TIEMPO PARA FIRMAR AUTÓGRAFOS Y TOMARSE FOTOS CON VARIOS DE LOS HINCHAS PRESENTES. SONRÍE Y CONVERSA PRINCIPALMENTE CON LOS NIÑOS.

La alegría y espontaneidad de Pedro Quiñónez se nota a primera vista. El capitán de EMELEC es sencillo y abierto a conversar y tomarse fotos con los hinchas – eléctricos” que se presentan en la playa del Murciélago, donde los – millonarios” realizan su pretemporada.

“Pedrito” nota que entre los hinchas que se agolparon en las afueras del hotel Oro Verde de Manta estaba su sobrino Gabriel, de 19 años, a quien apenas ve le da un apretón de manos y un fuerte abrazo. El volante – azul” le promete a su sobrino que le regalará una camiseta del – Bombillo” el viernes y luego conversa por unos minutos con él. – Familia es familia y siempre será bueno verlos. Uno siempre se sacrifica y trabaja para de algún modo ayudarlos y compartir con ellos”, manifiesta el profesional de 25 años.

Quiñónez se da tiempo para firmar autógrafos y tomarse fotos con varios de los hinchas presentes. Sonríe y conversa principalmente con los niños.

“El jugador de fútbol debe ser siempre agradecido con el hincha. Ellos son quienes nos alientan y nos siguen a todos los estadios”, precisa el esmeraldeño.

El mediocentro afirma sentirse como en el – paraíso”, ya que indica que siente una fascinación por los mariscos y la comida manabita.

“Luego de la extenuante práctica a uno se le despierta el apetito y aquí es mi paraíso, ya que me encantan los mariscos. En Guayaquil tengo un contrato con una persona que siempre me provee de mariscos para el hogar.

Cuando jugaba en El Nacional me pasaba lo mismo. No puedo estar sin comer mis amados mariscos”, agrega el ex jugador del Santos Laguna de México, quien señala además la importancia de esta pretemporada a triple jornada.

“Lo que se avecina no será nada fácil para nosotros, tenemos que jugar dos torneos y esto implica que tenemos que tener una preparación sumamente exitosa. Sabemos lo complicado que será esta temporada, pero acá en EMELEC los jugadores estamos capacitados para la presión diaria”, comenta.

Los jugadores emelecistas realizaron ayer a las 06:00 trabajos de fortalecimiento físico y estiramiento en la playa. El cansancio se notó en la mayoría de los futbolistas azules, quienes se sentaron a descansar por un momento en la arena de la playa El Murciélago, mientras cerca de unas 120 personas estaban en el sector a la espera de un autógrafo o foto de sus ídolos.

La segunda tanda de ejercicios fue en el gimnasio, al interior del hotel. La tercera fase del trabajo se efectuó en la cancha de césped del estadio de la Universidad Eloy Alfaro de Manta, donde los jugadores – eléctricos”, comandados por Marcelo Fleitas, realizaron toques cortos con el balón.

El estratega uruguayo-ecuatoriano se sintió complacido por el trato y el cariño de la afición manabita. Alrededor de 300 personas llenaron las gradas del entrenamiento de la tarde que comenzó a las 16:00 y culminó a las 17:30. Para anoche estaba prevista la llegada a Manta de las dos nuevas incorporaciones del cuadro eléctrico, los delanteros Luciano Figueroa (argentino) y Pablo Palacios, quienes pasaron ayer sin ningún problema las revisiones médicas y físicas. (RMV)

Escribe tu comentario usando Facebook