fbpx

Pedro Saona, Israel y Jorge Bonard luchan por un puesto en el plantel del Emelec.
“No somos palanqueados”

Optimistas. Israel Bonard (arquero), su hermano Jorge y Pedro Saona afirman que para ellos será más difí­cil triunfar en el – Bombillo”.

Su presencia no pasa desapercibida entre los 30 jugadores de EMELEC que trabajan en el Polideportivo de Los Samanes porque, además de las ganas que le ponen a cada ejercicio, son hijos de dos dirigentes del equipo.

Se trata de Israel Bonard (arquero), su hermano Jorge (volante) y Pedro Saona (delantero), hijos de los directivos Jorge Bonard y Patricia Estrada de Saona, respectivamente, y que fueron ascendidos al primer equipo para la próxima temporada.

El técnico Humberto Pizarro, quien tuvo la oportunidad de dirigirlos en las divisiones menores del club, afirma que “son jugadores con proyección”.

“No me parece correcto que se trate de insinuar que ellos están aquí­ por influencias de los dirigentes. Estamos hablando de chicos que han cumplido todo un proceso antes de llegar a primera”, comentó Pizarro.
Pedro Saona (21 años) lo interrumpe para aclarar que él no necesita ninguna “palanca” para demostrar sus condiciones.

“Es verdad que el apellido puede ayudar, pero es en la cancha donde deberán calificarnos, porque si hubiéramos recibido alguna ayuda, hace mucho tiempo que será­amos titulares”, dijo el corpulento volante de corte, que en algunas ocasiones jugó como zaguero central.

Israel (18 años), nieto del legendario arquero Alfredo Bonard, saca a relucir su hoja de vida para justificar su presencia en el – Bombillo”.

“Fui preseleccionado nacional para el Torneo Panamericano de Rí­o de Janeiro y este año gané el tí­tulo nacional sub-18 con Emelec. Además llegué al equipo tres años antes de que mi padre entrara a la dirigencia. Entonces de qué influencia me pueden hablar”, cuestionó Bonard, quien aclaró que cuando se inició en el rey de los deportes querí­a ser delantero, pero como no tení­a condiciones para ese puesto decidió probarse como arquero, donde le fue mejor. Su hermano Jorge (21 años) fue goleador de los azules cuando militó en el equipo sub-18.

“Todaví­a no he firmado contrato. Estoy en un perí­odo de prueba y será el técnico Juan Urquiza quien decida si me quedo. De parte mí­a, estoy haciendo todo lo necesario para ser tomado en cuenta, porque estoy seguro de mi capacidad”, afirmó.
El directivo Jorge Bonard niega haber influido en el ascenso de sus hijos y recuerda que ambos llegaron a la institución cuando aún eran niños.

“Ambos pasaron con éxito en cada una de las categorí­as e incluso en algún momento jugaron en Rocafuerte y Liga Deportiva Estudiantil. Israel ya firmó contrato por cinco temporadas y la permanencia de Jorge está en manos del profesor (Juan) Urquiza”, sentenció Bonard.

El preparador fí­sico Duffer Alman está contento con el rendimiento de los tres jóvenes en la fase de pretemporada. “Trabajan con mucha responsabilidad en la parte fí­sica, pero a mí­ no me corresponde calificar los aspectos técnicos”. (MGD – Diario Expreso)

Escribe tu comentario usando Facebook