fbpx

Que el resbalón no sea caí­da

Views: 0
genteazul

( Por: Diplomático Azul )

La derrota está prevista en el fútbol. Es simplemente uno de los tres posibles resultados. Siempre se debe contemplar la posibilidad de una derrota, pues el fútbol no conoce de lógicas. Con ciertos arrestos tácticos, lo único que se puede hacer es aumentar o disminuir las probabilidades de conseguir un resultado. Al final pueden o no suceder eventos inesperados dentro de un partido que terminan cambiando el destino del mismo.

Lo bueno de la derrota es que deja lecciones a partir de las cuales se puede corregir, rectificar y construir. Lo malo de la derrota es que es impredecible. Uno no puede saber cuando va a perder. En ocasiones la derrota se presenta dentro de una mala racha. Otras veces, la derrota viene cuando los buenos resultados rodean al equipo. En estos últimos casos es cuando las derrotas duelen más.

Si se profundiza aún más, la derrota afecta a los seguidores de un equipo siempre, pero más o menos dependiendo de quien sea el rival con el que se ha perdido. Ayer nos tocó perder, lamentablemente. Se podrí­a decir que no fue ante un rival directo o que aún hay muchos puntos en juego o que fue de visitante. Lo cierto es que perdimos ante un equipo al que todos nuestros rivales directos le habí­an sacado puntos en su propia casa. Nosotros, como en años anteriores en este tipo de circunstancias, no pudimos.

La derrota de ayer fue la bofetada o el balde de agua frí­a que se necesitaba para volver a la realidad y aceptar que los puntos que nuestro equipo ha logrado no han sido producto de un buen juego o de un planteamiento táctico firme y efectivo. El desempeño del técnico, reflejado en los errores de planteamiento del equipo, han sido temas de extensa discusión entre hinchas y en los foros de esta página. No ganamos nada con llover sobre mojado. Las cosas caen por su propio peso y el momento en que el poco convincente juego que muestra nuestro equipo nos jugara una mala pasada llegó. Nos llegó contra uno de los coleros, pero así­ les ha pasado a otros equipos en temporadas anteriores.

Me alegro que esto no haya sido más adelante en el campeonato, pues de ser así­, hubiéramos entrado en un estado de negación de lo evidente. Estamos a tiempo de tomar los correctivos necesarios para que este tipo de derrotas no vuelvan a suceder. Los puntos perdidos fueron de visita contra un rival considerado “fácil”, pero que demostró no serlo.

El técnico debe actuar ya. Los hinchas nos damos cuenta de las flaquezas de nuestro equipo y será­a vergonzoso que el entrenador no lo haga. Señor Urquiza, es tiempo ya de que nos demuestre que el cargo que se le ha confiado no le queda grande. Ya van 7 fechas en las que ha logrado una buena cosecha de puntos, pero el juego no convence; ayer la historia puedo haber sido distinta. La presión con que le toca encarar el clásico es producto de sus propias acciones.

Se viene un clásico que no podemos perder porque jugamos en casa contra nuestro más acérrimo rival, un adversario directo en la pelea por el campeonato, un equipo que nos ganó en la pretemporada por la necedad de jugar un partido que no debió llevarse a cabo. Aquí­ está su oportunidad. Reivindí­quese con la hinchada, realice los cambios necesarios y gane el clásico. Si tiene casta, demuéstrela.

Escribe tu comentario usando Facebook
Entrada siguiente
Boletin oficial : Entrenamiento de EMELEC y resultado de formativas
Entrada anterior
Análisis y Calificación del Equipo
Menú