Queremos cambios ya!

0
786

Nunca tuvimos la suficiente ambición, queremos cambios ya!

(por : Xavier Jose Munoz Aray)

Aunque nos duela esto y no queramos reconocer que desde el principio se cometieron errores tan graves que al final pesaron y desembocaron en la eliminación de nuestro querido equipo, es una verdad innegable.

Buscar un apelativo para describir lo que sentí­ mientras observaba el partido no fue difí­cil: coraje, impotencia, vergüenza, etc., pero lo que más sentí­ y siento es pena. Pena de ver a mi equipo sin ambición, sin ganas, sin amor, entregado a merced del penúltimo equipo del campeonato, cuya plantilla no cuesta ni la mitad de lo que cuesta la nuestra, pero cuyos jugadores se fueron a matar por no perder la categorí­a y lo lograron. Lo mí­nimo que habrí­amos esperado es la misma actitud de los nuestros, pero ni eso vimos. Estaba claro que sólo nos serví­a el triunfo, pero la predisposición del equipo siempre fue calculadora, nunca triunfalista. Esperando a que no nos hagan goles y tratar de hacer uno, lo que no nos hubiera servido porque el Quito ganó por goleada, haciendo lo que tení­a que hacer.

Creo que lo lógico hubiera sido ir con más gente de ataque, qué diablos importaba perder, lo que debimos hacer es buscar más goles y no lo hicimos. La alineación fue la misma de siempre, ninguna sorpresa porque tampoco la tenemos. Ya en el partido, el técnico saca a Montero, que no estuvo bien, y lo remplaza por un jugador de marca. Esto no se hace cuando se busca ganar. Tampoco el cambio de rivera, debió sacar a la cuchara y meter a Endara, así­ de simple. De esa forma habrí­amos tenido tres jugadores que puedan crear y alimentar a los delanteros que para variar no estuvieron finos de visitante.

Se habló de que con Sevilla vino un motivador para los jugadores, pero es obvio que no ha servido de nada, por ahí­ se desperdicia el dinero. Se comenzó a desbaratar el equipo antes de tiempo, vendido Montero, suspendido Arroyo, lesionados Wipipe y Ayoví­, suspendido J.L. Quiñónez, etc., etc. En la dirigencia no hay una previsión de que estas cosas pueden pasar, ahora si se notó lo limitada que es nuestra plantilla y que no fue reforzada como debí­a serlo para la segunda etapa.

Es hora de hacer todos un mea culpa, no para llover sobre mojado, sino para analizar y plantear soluciones. Nuestro equipo merece estar en otro lado, no es justo que se juegue así­ con las ilusiones de la gente, gente que ha pedido cambios radicales, reformas, más responsabilidad. Y nadie puede decir que la gente habla porque no está en los zapatos de los dirigentes, no señores. La hinchada ha mostrado la suficiente fidelidad, yendo al Capwell y a otros estadios a apoyar al equipo, no como con otros clubes. Nosotros si sabemos y sufrimos cada cosa que le sucede al club, no somos «resultadistas», estamos ahí­ siempre, pero eso a los dirigentes no les interesa, creen que es una obligación nuestra, mas lo hacemos por amor a un equipo al que Ustedes están destruyendo.

Veamos entonces qué se puede hacer para no caer en lo mismo:

Primero, dejen de llevar a los jugadores a pasear a la playa y a hacer su pretemporada de trabajo fí­sico frente al mar. La arena es buena, produce masa muscular, está bien. Pero en este año al menos, no jugamos en la playa, jugamos en la montaña, por allá, bien alto, en lugares donde el ser humano sufre mí­nimo, de una disminución del 20% de oxí­geno. Eso en Cuenca, porque en Quito son casi 30% y en Azogues casi 36%. Es hora de hacer las pretemporadas en la altura, donde están la mayorí­a de nuestros rivales. El incremento de la capacidad pulmonar para el caso de nuestro campeonato es más importante que el incremento de la capacidad muscular. No volvamos a cometer los mismos errores que nos han costado partidos importantes. Creemos que el jugador de la sierra sufre en la costa jugando fútbol, pero no, el jugador de la sierra agradece que en la costa hay más oxí­geno y nos supera. Nosotros no hemos sido lo suficientemente inteligentes para comprender esto.

Segundo, empezar ya a reforzar la plantilla con jugadores nacionales y extranjeros de calidad. Nuestra institución merece jugadores que sientan la camiseta y la suden, no aquellos que simplemente juegan por deporte sin profesionalismo, esperando un sueldo y mejores ofertas de otros equipos, ya basta! Ojo, hay equipos que seguirán el resto del campeonato, nosotros no, tenemos tiempo para planificar más que esos equipos para el próximo año, no hagamos lo mismo que hicimos a principios de este año, esperando a última hora para contratar jugadores mediocres que nos llevaron a los últimos lugares en la clasificación, lo que incidió directamente en que no hayamos tenido la opción del acumulado para clasificar y que nos hicieron pasar uno de nuestros peores papeles en la libertadores.

Tercero, una limpieza en la dirigencia es inminente. No hay compromiso, definitivamente, necesitamos dirigentes que amen al equipo. Está claro que no podemos pedirle a nadie que meta plata sin esperar recuperar algo. La gente tiene familia, hijos, responsabilidades y es normal que haya otras prioridades. Por eso, quien quiera postularse a la dirigencia de EMELEC deberá tener sus prioridades claras. Nosotros debemos también ser responsables para elegir a quienes dirigen nuestra institución. Si nos dejamos llevar por la demagogia lo que va a pasar es lo mismo que pasó con Arosemena, no dejemos que esto pase nuevamente. La decisión es nuestra, debemos obligar a la dirigencia a que nos escuche.

Cuarto, el cuerpo técnico. Necesitamos un cuerpo técnico ganador, no calculador, nada de tirarnos a defender el uno a cero. Antes en el Capwell goleábamos a nuestros rivales, los sometí­amos totalmente. Ahora nos sacan puntos y ganamos al apuro. Me pregunto la diferencia entre Sevilla y Pizarro, acaso con Sevilla sacamos algún punto afuera? No. Empeoramos jugando de local? Si, porque con Pizarro no cedimos un solo punto en casa y fuera de la actuación arbitral, con Sevilla perdimos dos puntos de oro con el Imbabura en Guayaquil. En lo personal, el balance es que con Pizarro estuvimos mejor que con Sevilla y si alguien discrepa lo respeto, pero yo me rijo a los números y los resultados.

Quinto, retener a los elementos que valen la pena, que han demostrado entrega y que han mejorado el nivel del equipo. Cuidado se permite que se vayan ya más jugadores, si permitimos eso vamos a comenzar de cero y desperdiciaremos la base que ya tenemos, aunque no es una grande, pero a fin de cuentas es una base. A partir de ella debemos construir el equipo que será protagonista y campeón los próximos años. Los jugadores de las inferiores que demuestren buen juego no deben ser vendidos. Deben ser prestados a otros equipos de segunda categorí­a para que cojan más experiencia profesional y vuelvan al equipo para aportar con ella.

Es hora de un cambio profundo. Es justo y necesario, lo venimos aclamando desde hace mucho tiempo. No basta una cabeza inteligente ni una con dinero. Las dos deben ser complementarias, comprometidas y responsables con el equipo que no se limita al cuerpo técnico y a sus jugadores, nosotros también formamos parte de EMELEC. Todos quisimos ver a nuestro equipo en la liguilla, pero ya la suerte está echada. Ahora queremos que sea campeón el próximo año, no sobre la base de un sentimiento que a veces no considera la realidad, sino sobre la base de que se nos acabó el campeonato antes de tiempo y tenemos tiempo de sobra para planificar y concretar una planificación adecuada para conseguir las metas propias de un equipo grande, como es nuestro EMELEC.

Topicos del foro :

DIRECTIVOS.. MARCELO ES UNA INVERSION NO UN GASTO!!

<"402938">SEVILLA Y SUS FAMOSOS CAMBIOS EH

Facebook Comments