fbpx
Califica este post

Compartimos con ustedes un editorial enviado por el joven Luis Miguel Velasco. Envie el suyo al correo :[email protected]

Actualmente todos los emelexistas dudan de quién debe cargar la responsabilidad de lo que está pasando en el platel, en otras palabras buscamos culpables de porqué el equipo no rinde futbolí­sticamente.

Al principio de temporada (partido contra ldu. Portoviejo) se eligió un culpable: “la defensa”, todo el mundo decí­a que si, que la defensa deja mucho que desear pero eso si, la mayorí­a por no decir todos los emelexistas, comenzaban a decir que los refuerzos foráneos del club eran una maravilla, hablo de Rodrí­guez, Viatri y Así­s.

En ese partido como siempre asistieron mas de 17.000 hinchas, ojo, a ver un partido de un equipo de primera categorí­a contra uno de segunda, cosa que solo pasa en Emelec, juegue contra quien juegue, truene, llueve o relampaguee; ningún otro equipo ecuatoriano llevarí­a esa hinchada a un partido contra un equipo de segunda.

Al comenzar el partido todos esperaban que EMELEC domine a los visitantes, pero la capira llegaba con mucha frecuencia al arco rival burlando y aprovechando las errores, por no decir horrores, de la defensa eléctrica (sobre todo nuestra izquierda) y si no fuera por nuestro gran guardavallas, nos hubieran liquidado.

El gol llegó de manera poco esperada; del lado derecho Mercado, Quiñónez y Caicedo hicieron una combinación desbordando para centrar al paraguayo para que anotara. Después Viatri y Así­s hicieron de las suyas en el encuentro.

Al terminar el partido, Carlos Torres Garcés comete el primer error, inscribir a Así­s en el equipo por unas gambetas hechas a un equipo de segunda. Pasí una semana y fuimos a jugar contra El Nacional, según Torres Garcés ibamos a jugar con suplentes, pero la base de ese equipo se uso contra Velez. Terminado ese partido tení­amos ya otro culpable, Ladines, pero todos defendí­an a Torres Garcés porque tení­a un equipo limitado y hací­a lo que podí­a.

Perdimos contra Velez y D. Cuenca la misma semana por marcador similar, si no hubiera sido por el portero nos goleaban. Ya todo el mundo odiaba a Ladines y Arroyo, y se cuestionaba la inscripción de Hernández. Luego tuvimos el partido contra Olmedo, el equipo no funcionaba, el gol llegó de penal y el que nos hicieron fue culpa de Elizaga.

Terminó el partido y llega el segundo error de Torres Garcés al decir:”La hinchada está en contra de nosotros, y si no van a venir a apoyar, mejor que no vengan porque yo ni como ni vivo de ellos” Jugamos contra liga, Ladines se convirtió en el héroe de la pelí­cula; el gol de Rodrí­guez fue chiripa.

En este partido el primer gol de liga también fue culpa en parte de el arquero al salir tan descabelladamente en el ataque albo; Escalada hizo un gol que fue regalo del equipo. Luego viajamos a Brasil, perdimos y nos dimos cuenta de que el problema era la delantera y la dirigencia. Al final del partido llega el tercer y más grande error de Torres Garcés al decir:”No tememos jugar con público en contra, de todos modos siempre lo hacemos”.

Perfecto va nuestro equipo. Jugamos contra D. Quito con un Wipipe obeso pero con magia, perdimos y nos dolió. Llegó el partido mas importante en el Ecuador, el clásico del Astillero, se sentí­a un aire de optimismo en los dos bandos, pero muy en el fondo sabí­amos que tení­amos pocas posibilidades de sacar un buen resultado.

El partido acabo Barcelona 0-0 Elizaga. Empatamos con Macará y luego copa. Mientras transcurrí­a el partido me daba pena ver jugar a Emelec, me dije que si anotábamos un gol al final no lo cantarí­a. Aquí­ llega lo mas importante que le ha sucedido a EMELEC en todo el año, hicimos el gol y lo grité como loco, pero ¿quien hizo el gol? Tiene nombre y apellido, Carlos Andrés Quiñónez, segundo al mando en el equipo la temporada pasada y jugador trascendental en la misma, a él si le importa el equipo, hay mucha diferencia entre Carlos Andrés Quiñónez, Marcelo Elizaga y Luis Guillermo Rivera con Facundo Corozo, Oswaldo Minda y Jorge Ladines.

He ahí­ la mitad del problema, sólo la mitad. Continuemos, le ganamos a Azogues, perdimos con Nacional y empatamos con Imbabura. Ahora el partido con Inter, mismo dí­a del cumpleaños del Ec. Correa, habrá ido al estadio por que ama al equipo, o por simple propaganda, pero eso motivó mucho a los muchachos para que quieran ganar el partido.

Los primeros 20 minutos nadie puede negar que hasta Arroyo jugo bien, todo estaba perfecto, los tení­amos a los brasileros pero la falta de definición nos lo impidió. Gol de inter, EMELEC cambió su juego mental.

Conclusión, la otra mitad del problema es psicológico.

50% psicológico.

50% jugadores de Torres Garcés, Torres Garcés y la dirigencia.

Prepararse para la segunda etapa- eso es lo que hay que hacer, adiós a la payasada. Y por favor preparen ya las elecciones, que se den en noviembre, y Torres Garcés por favor ya has hecho tres, ni una más.

Escribe tu comentario usando Facebook