fbpx

Quiñónez y Aguirre han sido inamovibles por 6 años en Emelec, pero ahora deberán pelear por su puesto.

El – Mellizo” (i) y el – Flaco” defenderán la titularidad por las bandas con Gabriel Achilier, Freddy Nazareno y Polo Wila. El – Bombillo” cuenta con recambio en los puestos de marcador derecho e izquierdo.

Si se hace memoria es difí­cil recordar una alineación de EMELEC en la que no figuren José Aguirre y Carlos Quiñónez como titulares en el – Ballet”. Los marcadores azules llevan casi seis años corriendo por las bandas y en ese tiempo sus ausencias, por lesiones o expulsiones, le han generado más de un dolor de cabeza al técnico de turno .

Declaraciones

La última ocasión en que el – Flaco” y el – Mellizo” no pudieron saltar con el primer equipo al gramado de corrido fue el año pasado, y esto sumado a la expulsión de Marcelo Elizaga por cinco fechas devino en la caí­da de EMELEC en la tabla durante la primera etapa, en la que terminó octavo.

El primero no jugó las cinco fechas de arranque del torneo, pues adolecí­a de fatiga muscular en las dos rodillas -de las cuales es operado- producto de una exigente pretemporada en la que las lluvias hicieron que los azules se convirtieran en nómadas y cambiaran de lugar y de superficie de entrenamiento continuamente.

El segundo, por su parte, sufrió una luxación del tendón del tobillo izquierdo, durante un partido contra Espoli en el estadio Capwell.

Pero ahora los eternos carrileros del – Bombillo” tendrán que exigirse al máximo para ganarse la titularidad, pues EMELEC ya cuenta con recambio en esos puestos.

El volante mixto, Polo Wila, fue utilizado en algunas ocasiones como lateral derecho en el Cuenca, mientras que Freddy Nazareno defendió el costado zurdo en Espoli. Asimismo, Gabriel Achilier, quien se desempeñó como central, en su ex equipo, el Azogues, fue varias veces alineado como marcador por la izquierda, inclusive el técnico tricolor, Sixto Vizuete, lo empleó por ese lado en un amistoso de la selección nacional.

Sin embargo, esta “sana pelea”, como la definen Aguirre y Quiñónez, ayudará para que se esfuercen más, para tratar de mantener sus puestos, lo que a la larga beneficiará al plantel.

“Esto (el que haya otros futbolistas que puedan jugar como laterales derechos) te exige más, porque sabes que tienes uno o dos atrás que están pelando por el puesto, pero lo importante acá es que todos vienen a sumar para el club. Todos tenemos que remar para el mismo lado”, lanzó el – Mellizo”.

“Ahora contamos con un plantel más numeroso, eso le va a facilitar las cosas al – profe”, porque tiene de dónde escoger. Es importante que ahora tengamos jugadores de recambio que estén en buenas condiciones”, agregó.

Por su parte, Aguirre destacó la importancia de que ahora el – Ballet” cuente con más elementos de calidad en el costado zurdo.

“Yo veo bastante bien el hecho de que existan otros jugadores que puedan correr por la banda izquierda. Hoy por hoy EMELEC cuenta con muchos jugadores de calidad, eso le da tranquilidad al cuerpo técnico y beneficia al equipo”, anotó el jugador de 26 años.

Además, el – Flaco” apuntó, luego de refrescarse en el mar de Punta Carnero, durante el cuarto dí­a de entrenamiento que el – Ballet” cumplió en la Pení­nsula, que esta es la primera vez en muchos años en que el – Bombillo” tiene tantos jugadores que pueden desempeñarse como laterales.

“Ahora, cuando algún compañero no pueda estar, por expulsión o alguna lesión, contamos con recambios, poseemos una ventaja que no tení­amos en años anteriores. Esto es muy necesario si se quiere alcanzar posiciones estelares en el campeonato”, agregó el lateral zurdo.

Ayer los azules se levantaron muy temprano (cuarto para las siete) y realizaron ejercios de gimnasio, luego se dirigieron a la Base Naval de Salinas, donde trotaron alrededor de 8 kilómetros en la pista atlética del recinto militar.

También efectuaron ejercicios de potencia y resistencia en un circuito de trineo, pesas y salto de vallas en la Base, bajo el mando del preparador fí­sico Gustavo Pauluc.

A las once retornaron a su – cubil”, la Hosterí­a del Mar, en Punta Carnero, se bañaron en el mar y luego descansaron antes de iniciar la tercera jornada.
A las cuatro regresaron a la Base y quedaron en las manos del estratega Gabriel Perrone.

Por las tardes los azules le dan énfasis al trabajo técnico-táctico, pues a la vuelta de la esquina está la Explosión Azul (14 de enero) y la Copa del Pací­fico (18-21 del mismo mes).

“Estamos haciendo lo mismo que en Guayaquil: en la mañana trabajo exigente con el profesor Pauluc y en la tarde trabajos de defensa-ataque con Perrone, que consiste en parar dos lí­neas de cuatro, turnándose cada una, y los jugadores que son de media cancha para adelante tienen la misión de crear”, explicó Aguirre.

“Él (Perrone) exige a la gente de mitad de cancha para adelante, le ordena que desplace rápido el balón, que no trate de conducir mucho y a la defensa que sea muy ordenada”, agregó.

El – Flaco” ya aprecia un cambio radical de la plantilla en la forma de desempeñarse sobre la cancha y considera que se han corregido errores en lo que respecta al año pasado.

“A él (al técnico) le gusta que el equipo rote la pelota, que no ataque solo por un lado, sino que debe tener variantes, porque eso era algo en lo que estábamos fallando mucho (el año pasado)”, dijo para luego entrar en detalles.

“Antes nos atacaban y a veces solo nos plantábamos para aquello (para defender). Acá estamos haciendo variantes, para que el equipo tenga muchas ideas que terminen en goles”, acotó.

Escribe tu comentario usando Facebook