fbpx

Revista Vanguardia analiza la crisis en Clubes del Astillero

Views: 0
emelec barcelona

Gracias al gentil aporte de nuestra hermana eléctrica Maria Luisa Carrión (Malú) compartimos con vosotros un interesante reportaje donde analizan los motivos que han llevado a los clubes con mas hinchada en el país, a estar fuera de una liguilla por el titulo de Campeon ecuatoriano.

Este es un portal 100% emeleXista, pedimos disculpas si en este reportaje tenemos que incluir a los “indeseables”, pero forman parte del análisis del reportaje así que vale la pena que por esta ocasión leamos sobre sus problemas también, gracias por vuestra comprensión. Envíenos reportajes interesantes al email

De cracks a clubes de barrio

La no clasificación a la liguilla de los dos clubes del Astillero ahondó e hizo más evidente la crisis institucional y administrativa de ambos equipos

Fue un balde de agua frí­a. Un hecho inédito desde 1957, año del primer campeonato nacional de fútbol. Ni el Club Sport EMELEC y ni Barcelona Sporting Club, entraron a la liguilla. Los ojos de la prensa deportiva, auspiciantes, empresarios e hinchas se posan sobre las dirigencias de ambos equipos, se piden explicaciones, aunque dentro de cada uno de ellos existe una sensación amarga de que, a pesar del dolor, el fracaso se veí­a venir inminentemente.

Emelec y Barcelona, eternos rivales de barrio, paradójicamente comparten realidades parecidas. La sombra del mecenazgo, que en los ochentas y noventas les representó glorias nacionales e internacionales, en esta década les pasa una factura muy elevada, que compromete su economí­a y sostenibilidad. Las mayores goleadas, déficit económico, deudas, demandas, pérdida de bienes, malas contrataciones, no clasificación a la liguilla, fuga de jugadores, indisciplina… la lista es larga y la causa es la misma: estructuras anticuadas para el manejo de los clubes.

LA FAMILIA

La eterna rotación del poder dentro del mismo grupo
Si bien Barcelona lleva 10 años sin coronarse campeón, es EMELEC el que comienza la era de la rotación del manejo del club dentro del mismo grupo de poder. Con la finalización de la campaña de Nassib Neme en 1994, que le representó al equipo su primer bicampeonato, llega al poder la administración de Enrique Ponce, Fernando Aspiazu, Ricardo Ponce, Raúl Gómez Amador, Ferdinand Hidalgo, entre otras figuras que han permanecido en el poder desde el 95 hasta la actualidad.

Julio César Jurado, ex candidato presidencial, cuenta que en esa época se hicieron promesas cautivadoras, como traer a la figura del Boca Juniors, Walter Pico, lo que sedujo no solamente a los socios emelecistas, sino también a los empleados de la Empresa Eléctrica, quienes, siendo hinchas del EMELEC o no, tení­an derecho al voto. Ese estatuto se reformó posteriormente, para que solo los socios del Club Sport EMELEC y no de la Empresa Eléctrica, voten en las elecciones posteriores.

El equipo obtuvo en el 95 el 3er puesto en la Copa Libertadores de América, lo que fue un aliciente temporal, porque la sequí­a de campeonatos durarí­a hasta el 2001. Pero las molestias comenzaron a sentirse en las elecciones presidenciales de finales del 96, cuando no se realizó una convocatoria pública, y según registros del club, firmados por Héctor Mendoza, secretario de EMELEC de ese periodo, Enrique Ponce Noboa fue reelecto con 36 votos, cuando en la época existí­an alrededor de 1200 socios activos. Durante 8 años fue presidente Noboa.

Omar Quintana reaparece en el panorama dirigencial en 1998 como presidente de la Comisión de Fútbol, él ya habí­a estado en el club en 1979, cuando el equipo porteño descendió a la serie B. Su presencia en EMELEC siempre ha suscitado polémica, hay aplausos y abucheos a su gestión. Lo cierto es que Quintana cosechó los frutos del trabajo de la llamada Fundación Capwell: los Extraterrestres. Gustavo Gutiérrez, Miguel Kumholz, Xavier Vanoni, los hermanos Dassum y Eduardo el Ñato Garcí­a fueron los mentalizadores, conocidos como “los mecenas chiquitos” por ser miembros de la Comisión de Divisiones Menores. Ellos dieron apoyo económico y técnico a las divisiones formativas del C.S. EMELEC de donde salieron los Extraterrestres, con figuras como Jaime Iván Kaviedes, Otelino Tenorio, Moisés Candelario, Daniel Viteri, Carlos Hidalgo, entre los más destacados.

Con una campaña destacada durante el año 1998 y una final para el olvido (perdió 7 a 0 frente a Liga Deportivo Universitaria de Quito), EMELEC recibe una impresionante inyección económica con la venta de Kaviedes al Perugia de la liga italiana de fútbol, que según declaraciones de la época del presidente de la Comisión de Fútbol, Omar Quintana, ascendí­a a seis millones de dólares. Dinero que no rindió frutos, hasta el año el 2001. La Fundación Capwell quedó para el recuerdo, con la crisis económica del 98-99 y la falta de inversión por parte del club y debieron abandonar los trabajos en las divisiones formativas del club.

Fue una temporada de altibajos en el CS Emelec, recibió las mayores goleadas de equipos como El Nacional de Ecuador, River Plate de Argentina, Libertad de Paraguay. En el 2001 obtiene el puesto número 28 del ranking de los mejores clubes del mundo, por llegar a la final de la Copa Merconorte y acumular varias clasificaciones seguidas a la Copa Libertadores de América.

En el 2003 se concreta la venta de Otelino Tenorio, por un millón de dólares al fútbol árabe. Como un déja vú, los réditos de esa venta no se sintieron en el club, no hubo mejorí­a, por el contrario, EMELEC no entró a 4 liguillas en los siguientes 5 años. Fueron golpes bajos para la hinchada. El activismo del fanático comenzó en esa época, a través del programa El Fortí­n Azul, de radio Sucre. Desde ahí­ se erigió la figura de Julio César Jurado, quien finalmente se postuló para las elecciones de enero del 2004.

Con un presupuesto inicial de USD 400.000, gracias a auspiciantes como Comandato, Pepsi, Frito Lay, la lista de Jurado se perfilaba como la ganadora. Algunas semanas antes de que sean las elecciones aparece un segundo outsider, Alejandro Vanegas. Existen versiones de que fue un candidato comodí­n, para torpedear la candidatura de Jurado, como dice Iván Valencia, periodista deportivo “después de esas elecciones nunca más se vio a Vanegas en Emelec. fue un candidato chimbador para que continúe la rosca con el poder”.

Jorge Arosemena gana las elecciones con 20 votos más que Jurado. Vanegas obtuvo 60 votos. El nuevo directorio entra con una lista muy parecida a la del régimen anterior con Xavier Mendoza, Raúl Gómez Amador, Pedro Valverde, Ferdinand Hidalgo, entre otros.

Al escritorio del flamante presidente, llegó una carta firmada por Quintana, donde se presentaban unos balances del club, auditados por la compañí­a Pannell Kerr Forster, donde se detallaba que EMELEC le debí­a la suma de USD 780.595,56. Los detalles no se precisan, solo se restan USD 600.000 de la venta de Otelino Tenorio, lo que dejó la deuda del club a Quintana en 180 mil dólares, que fueron cancelados por la venta de un espacio publicitario en el estadio Capwell, que tampoco se precisa en la carta. Son detalles que no llegan a las asambleas de socios porque no se las realizaba una vez al año como es lo común, sino solo para las elecciones.

Los dí­as de Arosemena estaban contados desde un principio. Las malas campañas del EMELEC lo habí­an sentenciado con anticipación, pues su régimen recibió una marca devaluada por el bajo rendimiento y la reducción de su plantilla principal de jugadores. No hay cifras oficiales, pero se habla de menos del millón de dólares entre derechos de televisión y sponsors. A mediados del 2005 Arosemena presentaba su renuncia, y Ferdinand Hidalgo asumí­a la presidencia, ante la negativa de Gustavo Gutiérrez, la primera opción por lí­nea de sucesión.

Recibí­ al EMELEC con solo 3 jugadores de su entera propiedad: Carlos Andrés Quiñónez, Juan Triviño y José Aguirre, el resto ya habí­a finiquitado su contrato con el club” cuenta Ferdinand Hidalgo. No fue sorpresa que EMELEC no llegara a liguilla ese año. La historia será­a distinta en el 2006, con un presupuesto de USD 2″522.270 entre anticipos de publicidad, derechos de televisión, publicidad en las camisetas, préstamos de jugadores, taquillas y préstamos externos, el club alcanzó el 2do puesto en el Campeonato Nacional, superado sólo por El Nacional.

Ese año se erigieron como figuras las dos contrataciones, que llegaron al equipo como préstamo y un sueldo de USD 3.000, Marcos Mondaini y Luis Escalada. La nómina de extranjeros la completaron Marcelo Elizaga y Luis Rivera. En la escuadra nacional se destacaron figuras como Juan Triviño, Peter Mercado, José Luis Quiñónez y Armando Paredes. Un equipo de juego vistoso, que logró reconquistar a la hinchada, logró una media de asistencia de 10 mil espectadores durante los partidos de liguilla, según datos de la Asoguayas, logrando un ingreso por taquilla de USD 374.060 solo en liguilla.

En octubre de ese año, el club sufrió el robo de la taquilla del partido contra Olmedo, de USD 47.000. Hidalgo admite que fue negligencia administrativa el no haber contratado el servicio de carros blindados para transportar el dinero al banco. El robo lo sufrió Héctor Mendoza, secretario del club.

Para enero del 2007 la alegrí­a del vicecampeonato se disipaba en medio de la fuga de jugadores a otros clubes. Empezando por las estrellas, Marcos Mondaini, quien regresó al Boca Juniors, y Escalada, quien fue comprado por LDU de Quito. El capitán, Juan Triviño se unió a las filas del Deportivo Quito. Peter Mercado terminó en la Universidad Católica de la serie B. Paredes volvió a Barcelona.

El informe presentado en asamblea de socios, revelaba un déficit de USD 50.864,93. Los socios protestaron ese informe y se creó una comisión de auditorí­a, que en junio presentó un documento, el cual no se hizo público debido a que nunca se convocó a una asamblea. La auditorí­a revela que no existe un sistema informático que documente los reportes gerenciales o libros contables automáticos, sino que todo se hací­a manualmente. Además, presentaron otra cifra por concepto de ingresos, que supera por USD 200.000 a la revelada por Hidalgo. Además, en la primera etapa la comisión registró USD 1″025.333,90 por concepto de taquilla, en vez de los USD 894.720,87 que se presentaron en la asamblea de enero.

Con la eliminación del CS EMELEC a la liguilla, el Dr. Ferdinand Hidalgo convocó a elecciones para el dí­a 23 de noviembre de este año. Un hecho aplaudido por hinchas y ex dirigentes. Julio César Jurado lo ve como el presidente más democrático del CS EMELEC en los últimos 12 años, por haber convocado 2 asambleas en 1 año y medio en el poder.

EL GRAN BASTIÓN POLíTICO

El árbol de socialcristianos y roldosistas
Con la partida del Loco que ama a Panamá en febrero del 97, Barcelona firmó su sentencia: su último campeonato nacional hasta la fecha, y el 2do puesto en la Copa Libertadores de América en 1998. Es evidente la seductora carnada polí­tica que representa el club porteño, con la hinchada más numerosa de todo el paí­s. Basta con revisar los nombres de los presidentes de Barcelona, que se alterna entre miembros activos o afines al Partido Social Cristiano o el Partido Roldosista Ecuatoriano.

Cinco meses después de haber asumido la presidencia de la república, Abdalá Bucaram fue elegido presidente del BSC. Un mes antes de su derrocamiento, Bucaram deja al equipo con grandes contratos. Su anuncio más rimbombante fue la posibilidad de la contratación de Diego Armando Maradona. Existen versiones de que se le anticiparon USD 500.000 al jugador argentino, quien finalmente no accedió a jugar en el BSC. Si devolvió o no el anticipo, no hay documentos que lo confirmen. En febrero, Bucaram asigna a Xavier Paulson como su sucesor a dedo, sin asamblea de socios. Independientemente de la inestabilidad polí­tica del paí­s, el equipo siguió su marcha y alcanzó el campeonato en diciembre de ese año. Paulson hizo grandes contrataciones, con figuras internacionales como el Pipa de Ávila, El Diablo Echeverri, y nacionales como Agustí­n Delgado, Carlos Alfaro Moreno y José Francisco Cevallos.

En el año 1998 Barcelona realiza una campaña destacada en la Copa Libertadores de América, ganándole a grandes clubes como Colo Colo de Chile y Cerro Porteño de Uruguay. Por partido ganado, el auspiciante de la Libertadores, Toyota, daba como premio USD 135.000. En total Barcelona recibió USD 1″250.000 solo por llegar a la final de la copa.

Un caso que no quedo esclarecido por falta de documentos, fue la taquilla recaudada en la final en el estadio Monumental, contra Vasco da Gama, de Brasil. Con alrededor de 90 mil asistentes, se registró una taquilla de USD700.000, cuya comercialización fue consignada a una empresa de Miguel Baduy. No hubo mayor explicación sobre el tema. Finalmente Paulson abandona el poder a finales del 98, dejando al equipo con un déficit inflado, tampoco revelado, pero que asume el régimen de Bohrer en el 2001.

Entonces asume el poder Jorge Bejarano, por lí­nea sucesoria. Afí­n a la tendencia de Romero, ese año no sucedió ningún escándalo, ni fue un año brillante para el BSC. Fue en el 2000 cuando gana las elecciones Miguel Palacios, de tendencia independiente en lo polí­tico. Durante su régimen emergieron escándalos sobre su labor en el hospital siquiátrico Lorenzo Ponce, hubo versiones de periodistas como Pedro Santos, quienes vieron el asunto como presión polí­tica de parte de los partidos tradicionales para obligarlo a salir del poder. Palacios no habló del tema y continuó en la presidencia. En un confuso altercado, Palacios sufrió un ataque, en el que le dispararon en la mano. Habí­an pasado 6 meses desde que asumió la presidencia del BSC, después del ataque, decidió presentar su renuncia y convocar a elecciones.

Esas elecciones las gana Leonardo Bohrer en medio de un proceso cuestionado por algunos socios, ya que la lista de inscripción de candidatura no debió ser aprobada debido a que faltaban las firmas de 2 candidatos a vocales, además de no contar con socios activos auspiciantes de la candidatura. Pasan los 4 años de su periodo, y Barcelona no alcanza ningún tí­tulo. El golpe más bajo que asume Bohrer fue el juicio que le entabló al club un ex empleado, Moacir Pinto, quien fue despedido y demandó al BSC. El juicio siguió su ciclo, sin que la administración Bohrer lograra solucionarlo o negociar fuera de los juzgados.

Cuando Romero llega a la presidencia en el 2005, la FIFA, que habí­a mediado el juicio, dictamina que BSC debí­a cancelarle a Pinto el monto de USD 100.000 o de lo contrario perdí­a puntos en el campeonato y posteriormente la categorí­a. Romero llegó al Barcelona con la promesa de volver a los años de gloria, de copas nacionales e internacionales. En el primer año la campaña de Barcelona no cumple las expectativas. El 2006 era la prueba de fuego para Romero, quien sorpresivamente abandona la presidencia del club a raí­z de una derrota de local en el clásico del astillero. Por lí­nea sucesoria, el poder debí­a asumirlo Alfonso Romero, quien se excusó, al igual que Carlos Muñoz Insua, Ramón Barredo y Eder Palma. Galo Roggiero es el siguiente, como vicepresidente deportivo.

Roggiero cuenta que recibió el equipo con un déficit de USD 1″500.000 y alrededor de 30 juicios laborales. No revela cifras de cuánto recibió el equipo por concepto de auspicios y venta de derechos de televisión. Sí­ cuenta que debió hacer anticipos para cubrir los baches, además de renegociar contratos con los auspiciantes del equipo. El equipo ese año entra a liguilla, pero no alcanza tí­tulo alguno. Ese año la media de asistencia en el estadio Monumental fue de 11.384.

Ese año surge un escándalo en las divisiones formativas, que presidí­a Rafael Verduga. Por concepto de auspicio de la Cervecerí­a Nacional, estas divisiones debí­an recibir USD 200.000 anuales, que nunca llegaron a manos de Verduga. No hubo explicaciones y Verduga renunció.

Para el 2007 el comienzo de Barcelona llevaba sobre sus hombros la carga de cumplirse 10 años desde el último campeonato. La presión de la hinchada y la prensa era mayor. Roggiero designa a Marco Zambrano para que se encargue de la contratación de los refuerzos y cuerpo técnico de ese año. Los resultados evidenciaron un fracaso rotundo, obligando al director técnico Bermuncio, renunciar en menos de 2 meses.

En junio, al finalizar la primera etapa del campeonato, con una campaña poco exitosa del BSC, aparece la figura de Alfonso Harb, quien en calidad de vicepresidente del club, convoca a una asamblea de socios. Roggiero estaba en Argentina, y entre miembros del directorio se interpretó que habí­a abandonado el cargo. Harb asume la presidencia en medio de una asamblea llena de socios eufóricos. Al retorno de Roggiero, Harb debe dar un paso al costado en vista del apoyo de la fuerza pública que recibió Roggiero.

Roggiero aparece con dos figuras de renombre internacional: Gastón Cesa y Marcelo Delgado. Las primeras fechas la fórmula resultó, y Barcelona se mantuvo en la punta durante 5 semanas. La taquilla sin embargo no mejoró, Roggiero cuenta que en partido contra Azogues, cuando Barcelona era puntero, se recaudaron USD 15.000, una inyección importante de recursos, fue el clásico del Astillero con USD 220.000 en recaudación. Según cifras de la Asoguayas, el promedio de asistentes fue de 8000. El equipo no llegó a liguilla y se cumplió el temor de los 10 años sin campeonato.

LOS CANDIDATOS

Como buenos hermanos de barrio, Barcelona y Emelec celebrarán las elecciones presidenciales el 22 y 23 de noviembre respectivamente. Por la tienda amarilla, surgen figuras y rumores, es donde más movimiento de candidatos se registra. El tribunal electoral está conformado por Jorge Bejarano, Nicolás Romero, Jorge Ortega y Osvaldo Espinoza. En la tienda azul hay rumores de que por la lista oficial, del grupo afí­n a Quintana y Ponce, está Roberto Gilbert. Vanguardia conversó con su relacionista pública quien desmintió cualquier candidatura.

EMELEC

La Corporación Capwell está formada por 19 personas, los directivos son Elí­as Wated, Jorge Encalada, Alfredo Adum, Juan Carlos Tarré, Eduardo Garcí­a… Su intención es ganar las elecciones en enero y ejecutar sus planes. Aunque originalmente, la corporación nació como una organización con fines de asesoramiento a la directiva actual, presidida por Ferdinand Hidalgo. Su estrategia es mercadear la marca EMELEC y hacerlo autosustentable.

Han avanzado conversaciones con empresas, pero no revelan nombres. Juan Carlos Tarré, solo anticipa que sus planes tienen un presupuesto de USD 3 millones, los cuales están reunidos virtualmente entre contactos, auspicios, taquillas y aportes.

FOTO
“Nosotros pensamos que los clubes tienen que tener estructuras empresariales” Alfredo Adum.

BARCELONA

Carlos Pareja
Su intención es renovar completamente el personal del BSC. También espera cambiar las condiciones de contratos firmados por anteriores regí­menes. Para la contratación de jugadores extranjeros de renombre, hará acuerdos con empresas grandes, como cerveceras y telefónicas, para que paguen la totalidad del sueldo y el pase del jugador. Con la taquilla cubrirá los gastos de los jugadores nacionales. Tiene afinidad con Alianza Paí­s, pero también participó en el régimen de Bohrer de tendencia socialcristiana, como secretario. Afirma que no se lanzará como candidato, solo con una lista única. No especifica cuál.

FOTO
“Si mañana viene un ricachón y pone al dí­a a 120 socios, ese es el presidente de Barcelona, en contra de 6 millones de corazones, para eso no me voy a prestar.”

Grupo Millenium
En el 4to piso de la clí­nica Millenium, como todos los martes durante los últimos 6 meses, están reunidos alrededor de 50 personas, paralelamente existe una comunidad de entre 140 a 150 socios que siguen las reuniones ví­a internet o por mensajes de celular. Después de los encuentros se enví­an resúmenes de lo que se habló. Para las asambleas sí­ asisten todos para hacer mayorí­a. En estas elecciones tiene un plan de hacer de Barcelona una empresa, a través del mercadeo de su marca, hacer un equipo autosustentable. Su modelo se basará en un sistema fiduciario. No tienen ninguna tendencia partidista marcada. El candidato con el que irán es William San Andrés. (Pueden cambiar de candidato)

FOTO
“La fiducia es un instrumento de administración muy utilizado en empresas privadas, tiene un amplio rango de acción, se puede usar para compra de jugadores, para divisiones formativas, para recaudación de fondos, construcción de sede y administración del club.” Rafael Verduga

Luis Noboa
FALTA (en una hora me atenderá)

Alfonso Harb
No ha confirmado su candidatura. Tampoco revela los nombres de la gente que está trabajando junto a él. Lo hará cuando inscriba la lista. Creará 4 comisiones de trabajo: una financiera, para inyectar recursos al equipo, una de mercadeo, de apoyo para la financiera, una de fútbol, para armar el equipo, y una comisión jurí­dica, con 2 o 3 abogados. Harb es de tendencia socialcristiana, de la vieja escuela de Febres Cordero.

Yo pienso que la solución del Barcelona no está en una cabeza, ni en una persona, sino en una verdadera organización, de una vez y por todas, de una manera ejecutiva“.

Escribe tu comentario usando Facebook
Entrada siguiente
Omar Quintana y EMELEC (2da parte)
Entrada anterior
Omar Quintana: sus Fortalezas y Debilidades
Menú