fbpx

Roberto “el Pibe” Ortega : una estrella en el olvido

Views: 0
ortega roberto

Una exfigura del fútbol ecuatoriano padece de una serie de necesidades, sin que nadie acuda en su ayuda.

Las temblorosas manos de Jorge ‘Pibe’ Ortega buscan en el bolsillo de su camisa el pedazo de papel en el que anotó el número de teléfono de un “amigo” -cuyo nombre omite- que le ofreció ayuda para tratar de salir de la crisis en la que se encuentra.

emelexista emelec Roberto Ortega

emelexista emelec Roberto Ortega

El exintegrante de los “Cinco Reyes Magos“, nombre con el que se conoció a una de las mejores delanteras que tuvo EMELEC (Jorge Bolaños, José Vicente Balseca, Carlos Raffo, Enrique Raymondi y Jorge “Pibe” Ortega), pasa la mayor parte de los días sentado en una banca del bulevar 9 de Octubre.

Cientos de personas pasan a su lado. Algunos lo reconocen, pocos lo saludan, nadie se detiene a dialogar con él y a plasmar de cerca las necesidades de aquel argentino que en 1958 llegó a Ecuador para deleitar a los amantes del fútbol con sus gambetas que previamente lo convirtieron en estrella del Fiorentina italiano y de varios equipos colombianos, durante la época de “El Dorado”.

“¿Cómo está, Pibe?”. Una simple pregunta le permite sacar a flote todas las vicisitudes que ha tenido que pasar desde el año 2009, cuando el técnico argentino Gabriel Perrone le solicitó a la dirigencia azul que lo expulsen del polideportivo de Los Samanes, lugar que se había convertido en su hogar y del que era su administrador.

emelexista emelec Roberto Ortega

emelexista emelec Roberto Ortega

Él (Perrone) no quería que nadie ajeno al club esté junto a los jugadores en el lugar de la concentración (hace una pausa para sonreír). Parece que este señor no conoce nada de la historia de la institución, porque yo formé parte de ella. Un día cualquiera me echaron de Samanes y por orden de una señora (cuyo nombre no recuerda) quemaron mi ropa“, dice con su inconfundible acento argentino.

Verónica Martínez, la única familiar que permanece a su lado, afirma que ella y su esposo (Daniel Acosta) intentan ayudar al ‘Pibe’, pero hay momentos en los que no cuentan con recursos para tratar de solucionar sus problemas de salud, como una hernia que tiene en la parte alta de su abdomen y que dificulta sus actividades.

Él salió de EMELEC hace tres años con los engaños de que le iban a pagar, pero no fue así. Ahora está pasando necesidades, algo que no me parece justo, porque le dio mucho al equipo“, indica.

GRATITUD

En 1964 Ortega puso fin a su carrera y su amor por el país hizo que invierta en él los recursos que obtuvo gracias al fútbol.

Abrió dos parrilladas en Quito y Guayaquil. Entre sus ilustres clientes tuvo al expresidente de la República, Jaime Roldós, cuando este hacía sus pinitos en la política.

Poco después decidió volver a su pasión, como entrenador de Aucas, Liga y Deportivo Quito.

Trabajó en varios lugares, algunos de ellos relacionados con dirigentes como Aldo y Xavier Vanoni. Tuvo un hijo, Claudio, quien se vinculó a las divisiones menores del ‘Bombillo’.

Lamentablemente tuvo algunos problemas personales que prefiere guardar en reserva y poco a poco se fue quedando sin recursos.

Yo siempre fui orgulloso y supe salir adelante, pero el tiempo pasa, uno se pone viejo. Varios a los que consideraba amigos se fueron alejando. Ahora no me da vergüenza de decirle que a veces no hay ni para la comida“, añade, mientras su voz comienza a quebrarse.

En los días previos a la realización de esta nota, Ortega afirma que algunos ex dirigentes de EMELEC lo encontraron en su “oficina” -como denomina a la banca donde pasa largas jornadas- y le ofrecieron su ayuda, pero hasta el momento todo quedó en palabras.

Yo no estoy pidiendo caridad a nadie, solo quiero que me den la oportunidad de hacer algo productivo, sentir que puedo colaborar con la familia y no convertirme en una carga para ellos, aunque debo reconocer que Verónica y Daniel han sido muy solidarios conmigo y con mi hijo. Yo pertenecía una generación donde no se ganaba mucho, pero se entregaba todo en la cancha“, concluyó.

Modesto García Díaz – Expreso Guayaquil

emelexista emelec Roberto Pibe Ortega

emelexista emelec Roberto Pibe Ortega

Nunca pudo cumplir su sueño de obtener la nacionalidad ecuatoriana

Roberto Eliseo Ortega nació el 30 de abril de 1932 en Avellaneda, Argentina.

A los 11 años llegó a las divisiones formativas de Independiente, equipo con el que debutó oficialmente en primera categoría en el año 1950. Jugó 11 partidos porque si cumplía 12 el club estaba obligado a ofrecerle un contrato.

Emigró a Colombia, donde militó en Sporting de Barranquilla, Deportivo Cali Colombia y Santa Fe, antes de vincularse al Portuguesa de Brasil. En 1955 dio el salto al fútbol europeo, destacándose como uno de los mejores punteros izquierdos que ha tenido la Fiorentina de Italia.

Por problemas personales tuvo que regresar a Colombia y jugó en Independiente Medellín, antes de ser fichado por Liga de Quito (1958), por sugerencia del técnico Fernando Paternoster.

En 1962 pasó al Emelec, institución con la que cerró su ciclo de futbolista activo dos temporadas más tarde.

En los albores del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol reforzó a Barcelona, España de Quito, Aucas y Deportivo Quito (en ese entonces, Argentina) en compromisos internacionales.

Se enamoró de Ecuador y decidió echar raíces en este país. En más de una ocasión intentó obtener la nacionalidad, pero los trámites burocráticos lo obligaron a desistir.

“Me iba a nacionalizar, pero después se paralizó”, señaló.

De los amigos que le dejó el mundo del fútbol, guarda una especial gratitud hacia Juan Ramón Silva, Manuel Ordeñana y Enrique Raymondi, con quienes departió durante largas jornadas en el polideportivo de Los Samanes.

Verónica y su esposo lo ayudan en lo que pueden, pero por cuestiones de trabajo no logran cuidarlo la mayor parte del día y es por eso que el ‘Pibe’ prefiere pasar el tiempo en su “oficina”.

Escribe tu comentario usando Facebook
Category: Biografías, Noticias
Tags:
Entrada siguiente
Efrén Mera : Un “cachorro” paciente
Entrada anterior
Klimowicz todavía no jugará
Menú