fbpx
Califica este post

Nacimiento: Artigas, Uruguay, en 1966. Clubes: Nacional, Defensor, River Plate de Uruguay, Mandiyú y Gimnasia y Esgrima, de Argentina; EMELEC y Dep. Quito, Recreativo de Huelva (España) Debut: Nacional, a los 16 años.

Su mirada ya no apunta a los arqueros rivales ni a las defensas a quienes supera con habilidad, picardí­a y velocidad. El otrora volante uruguayo Rubén Beninca (41 años), campeón con EMELEC en 1988, ahora centra su visión en el futuro, en las ganas de vivir y superar aquella operación de un tumor en el cerebro que le afectó la vista, la motricidad en un brazo, la pierna derecha y la memoria.
Beninca no pierde su buen humor, pese a la enfermedad. El pasado fin de semana estuvo en Guayaquil para ser parte de los actos por el festejo del campeonato logrado ese año por los azules.

¿Qué recuerdos le trae volver a Guayaquil donde logró un tí­tulo de campeón nacional?
(Piensa varios segundos antes de responder) Mucha gente fanática. Recordar 20 años no es poca cosa. Recuerdo que luego de ganar el tí­tulo (al empatar 1-1 con el D. Quito en el Atahualpa) regresamos, y hubo una caravana por la avenida Nueve de Octubre. Recordar la forma en que se ganó el tí­tulo, el Monumentalazo (triunfo ante Barcelona en un cuadrangular internacional con gol de Beninca), a Fraijó, Ciro Santillán, Elí­as de Negri, Kléber Fajardo, (Enrique) Verduga, (José Federico) Minda, Jesús Cárdenas, todos son inolvidables para mí­.

¿Y del partido en el Atahualpa? ¿Cómo vivió ese compromiso?
Recuerdo que José Federico Minda hizo el gol del empate; que me echaron a mí­ por una falta con Columbo Mendoza. Tení­a muchas ganas de terminar el partido, pero tuve que verlo fuera, no podí­a hacer nada; al final celebré con mis compañeros.

¿Usted luego volvió a EMELEC en 1996?
Sí­, pero antes estuve en el Deportivo Quito. Recuerdo que tras estar en EMELEC (en 1988) me fui, no jugué Libertadores, luego volví­. De ahí­ jugué en el Quito y después en Emelec, en 1996.

¿Qué fue de Rubén Beninca tras salir de Emelec?
Me radiqué en Artigas (Uruguay), donde yo nací­, y ahí­ empecé a jugar los torneos barriales. Seguí­ jugando hasta los 37 años, luego me operé de un tumor en la cabeza y de ahí­ me retiré, porque no veo mucho.

¿Dirigió algún equipo?
No, hice un curso, pero de medio año. Allá son dos. Un año aprendes en las divisiones menores y otro es completo; pero lo lejos (entre Artigas y Montevideo) hizo que desistiera de continuar.

¿Recuerda algún gol especial en Emelec?
Todos fueron especiales para mí­. Tal vez el del Monumentalazo, que aún lo recuerda la fanaticada.

¿Recuerda cómo fue?
Sí­. La recibió Raúl (Avilés) y yo se la devolví­, luego avance corriendo al área y él me la tiró (centró), y cuando vino la pelota le pegué con toda mi alma (por unos segundos fija su mirada en un punto y responde) y adentro. Para mí­ tiene repercusión, porque venir luego de muchos años y encontrarme con toda esta gente que recuerda ese gol, no me lo esperaba.

Aunque era un volante de una estatura media (1,64 metros), ¿cómo hací­a para vulnerar las defensas rivales?
Con velocidad, no hay otra. Hay que tener también velocidad mental (para decidir cómo driblar al rival).

¿Solo la velocidad?
No. El jugador también debe tener mucha garra, mucho empuje y huevo, como decimos nosotros.

¿Cómo analiza ahora al fútbol ecuatoriano?
Que a partir de estas dos clasificaciones (al Mundial) el equipo debe mantener ese espí­ritu de lucha, de garra, para seguir evolucionando.

1
Tí­tulo

Con EMELEC logró el campeonato nacional en la temporada 1988.

2
Equipos

Rubén Beninca jugó en EMELEC (1988 y 1996) y Dep. Quito (1991).

FUENTE : DIARIO EL UNIVERSO

Escribe tu comentario usando Facebook