fbpx

Rodríguez trabaja en un nuevo proceso. El técnico Rodríguez mantiene las puertas abiertas a los jóvenes que deseen integrar la selección que viajará al Sudamericano, que se desarrollará en Uruguay.

Después de más de una hora de juego en la cancha de Fedenador, el profesor Xavier Rodríguez reunió a los jugadores de entre 14 y 15 años, congregados ayer para buscar un cupo en la selección que intervendrá en el Sudamericano que se cumplirá en noviembre, en Uruguay.

El cuerpo técnico anotó los datos de todos los que asistieron, cerca de 20 jugadores, quienes llegaron con la ilusión de probarse en la selección de menores. “Vamos a analizar a todos y luego le damos la lista a la Ecuatoriana para que los llame al siguiente microciclo“, indicó Rodríguez.

Uno de ellos fue Adrián Alfonso, quien llegó a probarse desde el martes de la semana pasada y el técnico le ha pedido que siga asistiendo a los entrenamientos, aunque no está convocado. Su madre Rosa Anangonó lo acompaña en cada práctica, pues dijo que cuida mucho a sus hijos, tiene 4.

Hay muchos peligros en la calle. Yo trato de acompañarlo por la distancia de la cancha con nuestra casa, vivimos en Los Vergeles“, afirmó la joven madre, que analizaba las jugadas de su hijo y de los demás chicos desde un graderío ubicado frente al escenario.

Este microciclo comenzó el lunes y terminó ayer. Estuvieron convocados 32 jugadores.

Según el técnico, se cumplió con el objetivo que es la masificación y “ver el perfil de juego de los chicos, a fin de consolidar un grupo de acción y después conformar una preselección, pero a la vez se está haciendo un trabajo de acuerdo con el sistema que queremos“.

La disciplina es parte fundamental de estos microciclos. “Hay jugadores que el cuerpo les ha dicho que sáen la cancha, pero fuera de ella son prospectos negativos y eso no va con nosotros. Somos formadores. Insistimos con algunos, pero otros no se dejan ayudar. Tratamos de formarles una cultura de juego“.

Citó un ejemplo, cuando dirigió a la Sub-17 en el Mundial México 2011, hace más de un mes. “Las selecciones están las 24 horas para el fútbol, no había tiempo para el Internet, ni teléfonos. Si tienen una mentalidad positiva desde temprana edad, vamos a lograr en gran parte el objetivo“.

Nosotros no subestimamos a nadie. La cultura ecuatoriana nos muestra que hay chicos que evolucionan de la noche a la mañana. Es así que a veces no son convocados a la Sub-15, pero se los ve luego en la Sub-17. Por eso trabajamos mucho en su preparación“.

Dentro del proceso les enseñan teorías y conceptos de juego. “Si ellos manejan eso, van a tener más clara la aplicación y van a ser más contundentes. Cada día hay que mejorar“.

El cuerpo técnico continuará probando jugadores. “Durante todo el proceso van a tener las puertas abiertas, sobre todo para decirles a los que están adentro que no tienen el puesto fijo“. La próxima convocatoria será el 22 del presente.

Irene Andrade Avilés – Redacción expreso

Escribe tu comentario usando Facebook